domingo, 10 de noviembre de 2013

Pirata Padilla puso de pie a Acho y salió a hombros

Alfonso de Lima ratificó su buen momento y fue ovacionado 

El Fandi desdibujado en la Segunda corrida de la Feria del Señor de los Milagros

Tarde soleada la del domingo 10 de noviembre para la segunda corrida de toros de la Feria del Señor de los Milagros. Casi tres cuartos de entrada en los tendidos. Torearon los matadores punteros del escalafón español: el jerezano Juan José Padilla (Palmas y dos orejas) y el granadino David Fandila ‘El Fandi’ (pitos y silencio), junto al peruano Alfonso de Lima (saludo desde el tercio y silencio).

Toros colombianos desiguales de presentación: 1° San Esteban de Ovejas bien presentado, se queda a media embestida. 2° La Ahumada, terciado, complicado. 3° San Esteban, salió escupido de la pica y luego dio juego. 4° La Ahumada, terciado, bravo. 5° La Ahumada, bien presentado, boyante. 6° La Ahumada, manso y peligroso. En Acho ya no se ven las dos picas de reglamento.



PADILLA (Con traje color acero y oro). Primer toro, Corcho, N° 903, 528 kilos de San Esteban de Ovejas. Negro listón, enmorrillado, bien presentado. Le recibe de larga cambiada y el toro hace amago de colarse por el pitón derecho. Mal colocada y excesiva la pica del español Antonio Núñez. El Ciclón de Jerez toma los rehiletes y coloca dos de poder a poder y uno al violín con ovación. Brindis a Lima. Empieza la faena de rodillas y lo lleva templado con la derecha hasta las rayas del tercio donde continúa con derechazos que van a menos porque el toro se va quedando a media embestida. Menos potable por el lado izquierdo. Mata de estocada entera, algo trasera y tendida. Palmas.

Segundo toro (4° de la tarde), Llamarito II, N° 239, 502 kilos de La Ahumada. Negro chorreado, terciado. Es recibido por delantales y llevado con ceñidas chicuelinas al caballo de David de la Barra. Tres pares de banderillas extraordinarios de Padilla, uno en los medios y dos de dentro hacia afuera. Los tendidos lo aclaman. Estatuarios mayestáticos. Derechazos templados a los que acude el astado con nobleza y largura. Música. Derechazos seguidos de tandas de naturales templados y con mando rematados con pases de pecho a discreción, molinete, desplante y la plaza entregada. Bernadinas y final de faena con la rodilla en tierra y todos los tendidos de pie. Pinchazo. Entera efectiva. Dos orejas a petición del respetable. Vuelta al rueda con bandera pirata, chalina de Venezuela taurina y beso a la tierra de Lima.

EL FANDI (grana y oro). Primer toro, segundo de la tarde, Jugoso, N° 50, 526 kilos de La Ahumada. Negro. Terciado. No quiere saber nada con los capotes y salió escupido dos veces de las varas. El Fandi se adorna en los quites ante la protesta por las condiciones del astado. Cumple en banderillas. Se crece el astado, pero se quiere comer la muleta en cada pase encontrando siempre al matador a traspiés. Dos pinchazos, cogida sin consecuencias y baja. Palmas al toro y pitos de la porra al diestro.

Segundo toro. (5° de la tarde) Judeón, N° 70, 529 kilos de La Ahumada.¬ Jabonero, bien presentado. Lo recibe de larga cambiada, pero sale abanto y luego no consigue fijarlo. Quite por chicuelinas tras la pica y pide cambio de tercio. Brinda al público desde los medios. Tandas seguidas de derechazos largos y templados rematados con pases de pecho. El jabonero acude boyante. Suena Silverio. La faena se prolonga en el mismo son. Pinchazo y bajón. Silencio.

ALFONSO DE LIMA (concho de vino y oro). Primer toro, Malboro, (3° de la tarde). N° 914, 593 kilos. Negro listón de San Esteban de Ovejas. Sale escupido de la primera vara de César Caro y este la tapa la salida en la segunda (palmas). Simpson pide el cambio de tercio. Bien Alan Quispe y Andy Guerrero en banderillas. Brinda a Lima. Faena templada de derecha. Música. Encuentra el exacto lugar para mandar y arrancarle pases templados con ambas manos entre los pitones del astado. Pinchazo y entera que tarda en hacer efecto. Saludo desde el tercio.

Segundo toro (6° de la tarde), Dudoso IV, N° 250, 524 kilos, negro chorreado de La Ahumada. Sale suelto de los caballos y solo recibe tres picotones, además manso, peligroso que busca el cuerpo del torero en cada muletazo. Lo machetea o torea castigándolo por delante y mata de dos pinchazos, contraria parada y descabello. Pitos al toro y silencio.

0 COMENTARIOS / :

Publicar un comentario

* No se publicará comentarios ofensivos. Este no es un espacio para hacer propaganda contra la tauromaquia.

ARCHIVO (Todos los artículos)

Related Posts with Thumbnails