lunes, 16 de diciembre de 2013

El 2014 debe volver el toro a Acho


Empresa, autoridad y figuras, responsables de fracaso este año

Página publicada Hoy Lunes 16 de diciembre de 2013

El balance de la Feria Taurina del Señor de los Milagros vuelve a tener del lado positivo que la empresa Consorcio Taurino de Lima haya programado al menos un mes y medio de temporada con las primeras figuras del toreo, incluso el mejor rejoneador del mundo, aunque siempre se extraña la presencia de José Tomás, de Morante de la Puebla y de Manzanares.

Sin embargo, ahora más que nunca ha hecho falta en Acho el toro con edad, peso y trapío, que puede ser más o menos bravo, pero que transmite miedo a los tendidos y exige la papeleta a los más pintados. Ni una faena de Escapulario y apenas dos astados rescatables de La Ahumada y de Juan Bernardo Caicedo que dieron sendas oportunidades de triunfo al valiente Padilla ‘Maravilla’ y al pundonoroso Juan del Álamo.


¿Por qué no se ven toros de verdad en Acho? La empresa, principal responsable, ha aducido problemas para la importación y traslado del ganado. Lo cierto es que, aunque desmejore desde que sale del campo, toro es toro y novillo es novillo. La autoridad municipal del Rímac también tiene el deber reglamentario de dar pase solo a ejemplares que estén a la altura de la categoría de la Primera plaza de América. El respeto a Acho es un bien superior, que la Beneficencia de Lima también está en la obligación de defender.

No menos responsables son las figuras, que no solo aceptan torear ejemplares sin edad ni cuajo sino que se hace evidente que los exigen en América y, por si fuera poco, permiten que salgan tocados de los pitones.
¿Y si se contratan también a diestros dispuestos a “poner toda la carne en el asador”, sin que por ello dejen de venir los toreros más encumbrados en el escalafón a las tardes estelares? En los carteles de Cutervo y Chota ha habido nombres importantes este año.

La ética de las corridas de toros se fundamenta en que el torero se juegue la vida en cada pase. La muerte está en los diamantes de las astas y en la casta del toro bravo enrazada con los años. Sin esta verdad en la arena, se asiste a un espectáculo que puede tener mucho color y sabor, pero que nunca pasará de lo anecdótico.

El año y el mes de nacimiento de los astados debe figurar en la pizarra y en la tablilla que se coloca en la puerta de toriles. Cómo decíamos el año pasado después del fracaso de la cabaña brava nacional en Lima: hay que volver a encontrar el rumbo. La mayoría de las ferias de provincias, anunciando erales y utreros como si fueran toros también contribuyen a la desnaturalización del espectáculo.

El 2014 se debe hacer todo lo que sea necesario para volver a ver toros españoles en Acho, más ahora que la lamentable crisis europea ha abaratado su precio. La feria venezolana de San Cristóbal ya dio el ejemplo, trayendo Miuras después de medio siglo.

A la falta de toro se suma el precio de las entradas y lo que se obtiene es no ver llena la plaza en ni uno de los seis festejos. La entrada más barata para las tardes más esperadas estuvo a S/. 250 soles. No hay precios populares. ¿Cómo entonces invitar amigos y familiares, algo tan necesario ahora que estamos bajo ataque? Lejos se ve los llenos que esta misma empresa logró el 2008. El Perú taurino necesita ver su primera plaza colmada hasta la bandera. Cuántos niños taurinos frustrados por no poder ir a la feria y las filas altas de los tendidos, vacías.

En lo positivo también dio gusto ver la consolidación de los subalternos peruanos Dennis Castillo y Salvador Díaz, y del picador nacional Ángelo Caro, así como la aparición una tarde del buen rehiletero Fernando Gonzáles ‘El Pato’. Por otro lado, se extrañó al eficaz banderillero Santiago Arrieta ‘El Santi’.

Acertó el juez de plaza la penúltima tarde de feria cuando puso en su sitio a un banderillero español que pedía desaforadamente la segunda oreja para Hermoso de Mendoza en los medios de la plaza. Se notó la presencia del taurinísimo Luis Miguel Rubio como director de cambio de suerte. Oportuno y siempre diligente se le vio al administrador de la plaza Sebastián Velásquez ‘El Tuto’.

Las corridas de toros son un espectáculo legal, la agresión sonora de los activistas antitaurinos a sueldo no debe ser permitida por las autoridades. Hay que seguir el ejemplo de Francia: que se manifiesten en parques y calles, pero que no se acerquen a agredir a la plaza.

BROCHE DE ORO EN EL REVÓLVER. El último domingo de feria previo a la corrida, como ya es tradición desde hace nueve años, el abogado y gran taurino José Antonio Crispín Blas y familia, brindan un almuerzo de confraternidad taurina en el Club Internacional Revólver, de la Alameda de Los Descalzos del Rímac.

"Mi intención es confraternizar culturalmente en lo taurino, y sobre todo compartir el gran amor que uno tiene al misterioso arte del toreo" dice Pepe Crispín, quien recuerda que cuando era niño, allá en su añorado Ondores, distrito de Junín, los almuerzos se hacían en casa antes de ir a la corrida.

Esta vez entre los asistentes estuvieron el ganadero colombiano Jorge Gutiérrez, los periodistas colombianos Luis Quiroga y Gabriel Riveros y el alcalde del Rímac , Enrique Peramás.


Más: Páginas taurinas publicadas por TAUROMAQUIAS.com en el diario El Men

martes, 10 de diciembre de 2013

Ponce renovó su romance con Lima


Jurado declaró desiertos Escapularios de Oro y de Plata del Señor de los Milagros

- Página publicada Ayer lunes 9 de diciembre de 2013 en el diario El Men

El matador valenciano Enrique Ponce (silencio y vuelta al ruedo) volvió a hacer vibrar a Acho; el rejoneador navarro Pablo Hermoso de Mendoza (pitos y oreja) emocionó a los tendidos y el diestro de Orduña Iván Fandiño (saludo desde el tercio y silencio) vino a por todas a Lima en la quinta y última corrida de toros de la Feria del Señor de los Milagros.

Toros de ganaderías colombianas: 1° de Vistahermosa, bien presentado. 2°, de San Esteban de Ovejas, encastado, pero se vino a menos tras larga pica. 3°, de San Sebastián de las Palmas, bravo y de buen recorrido. 4°, de San Esteban de Ovejas, manso. 5°, de San Esteban de Ovejas, soso, se apagó en el tercer tercio. 6°, de San Sebastián de las Palmas, le faltó una pica.


Tarde soleada, casi tres cuartos de plaza de entrada. Ponce encabezó un emotivo homenaje al polifacético matador de toros y poeta, Jesús de Fariña, amigo del Perú.

Al finalizar el festejo, el Jurado taurino designado por la Municipalidad del Rímac declaró desiertos los Escapularios o trofeos a la mejor faena y al mejor toro de la feria.

HERMOSO (Con chaqueta granate y plata, y calzona negra). PRIMER TORO, Presumido, N° 175, 560 kilos, de Vistahermosa. Cárdeno. Bien presentado. El rejoneador navarro le dedica su faena a Mario Vargas Llosa. De salida, el astado busca las tablas tras recibir un rejón de castigo, Hermoso intenta encelarlo. Monta a Disparte para banderillear. Suena Silverio y torea con la grupa alternando de pitones en la misma cara del toro. Repite series de toreo puro a caballo y sale de la arena caracoleando. Con Viriato recorre medio anillo de la plaza con los pitones del toro pegados al costado del caballo con todos los tendidos en vilo y le coloca dos pares de dominio absoluto. Pone tres banderillas cortas a una mano con Pirata y luego pega su cabeza a la del toro para rematar su faena con un par de cortas a dos manos. Primer rejón de muerte traserísimo y atravesado y mata con uno segundo caído. Escuchó pitos.

SEGUNDO TORO (4° de la tarde), Virtuoso, N° 901, 480 kilos, de San Esteban de Ovejas. Negro. Justo de presentación. Con el primer caballo se duele al castigo. Al son de la música, emociona a los tendidos de sol y de sombra con sendas banderillas al quiebro jineteando a Manolete. Sale Pirata y el astado se aquerencia. Lo mata de entera del lado contrario. Una oreja.

PONCE (celeste y oro con remates blancos). PRIMER TORO, segundo de la tarde, Soñador, N° 911, 502 kilos, de San Esteban de Ovejas. Le arranca verónicas en los medios. César Caro es desmontado y cae de cabeza a la arena. Recibe una larga pica de Quinta Caballero y lo saca Dennis Castillo con achuchón. Caro se repone para una segunda vara, ya innecesaria.
Brindis a Lima. Inicia faena de largos derechazos. Suena la música a destiempo. Protesta el ejemplar por el pitón izquierdo y torna a la derecha, pero acusa el exceso de puya. Entera tendida, desprendida y descabello. Silencio.

SEGUNDO TORO. (5° de la tarde) Valeroso, N° 909, 505 kilos, de San Esteban de Ovejas. Anovillado. Soso de salida. Impresionante tumbo al picador Quinta Caballero que se recupera y se desquita con el astado.
Ponce cuida su toro en el tercio de banderillas previendo ya una de sus faenas de romance con Lima y así empieza con derechazos que alterna con naturales cambiando de mano en pleno recorrido. Molinete, pases de pecho y mando total sobre el toro y sobre Lima a la que hace vibrar una vez más con su magisterio. Pinchazo, tres cuartos de espada y descabello. Vuelta al ruedo.

FANDIÑO (catafalco y oro). PRIMER TORO, (3° de la tarde) Banderón, N° 429, 520 kilos, de San Sebastián de las Palmas. Negro. Le perdona la vida a un monosabio. Volvió a banderillear el extrañado Fernando Gonzáles ‘El Pato’ y lo hizo bien. También colocó dos buenos pares Ronald Sánchez. Fandiño brinda al público y enciende a la afición con estatuarios impasibles de espalda a las tablas. El ejemplar es repetidor y la faena va arriba con largos derechazos. Suena la música. Torea con la izquierda aprovechando el recorrido. Mata de estocada algo caída que tarda en hacer efecto. Saludo desde el tercio.

SEGUNDO TORO (6° de la tarde), Pistolo, N° 10, 505 kilos, de San Sebastián de las Palmas, castaño, capirote. Lo espera a la salida de toriles casi en los medios con el capote a la espalda en tanda de emotivas gaoneras que termina en desarme. Picotón de Ángelo Caro. Quite de ceñidas chicuelinas y buenos pares de Pedro Lara. Con la muleta hace una faena de derecha protestada por el nervio del animal al que le faltó pica. Tras una tanda con la mano izquierda en la que le presentó más complicaciones logra los mejores derechazos siempre con el toro revolviéndose encima de él y poniéndole en aprietos. Mata de entera desprendida. Silencio.

Más: Páginas taurinas publicadas por TAUROMAQUIAS.com en el diario El Men

lunes, 2 de diciembre de 2013

VIDEOS Cuarta corrida Acho 2013 Pablo Hermoso de Mendoza, El Juli, Daniel Luque 1 diciembre


Lima vibró por momentos ayer en la cuarta corrida de toros de la Feria del Señor de los Milagros con el asombroso toreo de temple a caballo de Pablo Hermoso de Mendoza (palmas y oreja) y el personalísimo mando y temple de Daniel Luque (saludo desde el tercio y silencio), que no pudieron lucir más frente a un ganado decepcionante de las ganaderías Vistahermosa, San Esteban de Ovejas, Veracruz y Juan Bernardo Caicedo, y uno peruano del hierro San Simón. Julián López ‘El Juli’ (palmas y silencio).

VIDEO PABLO HERMOSO DE MENDOZA SEGUNDO TORO

El rejoneador Pablo Hermoso de Mendoza volvió a torear en Acho y demostró cómo ha evolucionado de su mano el arte de torear a caballo en los últimos 14 años.

La empresa cambió los Ahumadas anunciados en los carteles originales, hermanos de los que la semana pasada salieron con el hierro sobre marcado como de San Sebastián de las Palmas.

Extraña tarde en la que un tímido sol se alternaba con chispas de lluvia sobre los aficionados que cubrieron tres cuartos de plaza.

Extraño también el color rojizo de las astas de los toros, que ven resecas en las mazorcas y astilladas en las puntas, diferentes de cómo se aprecian en las fotos que se les toman en el campo.

PASEÍLLO


VIDEO LUQUE PRIMER TORO


VIDEO EL JULI PRIMER TORO

Hermoso de Mendoza mandó en Acho


Daniel Luque templó. El Juli desafortunado. Toros decepcionaron

Página publicada Hoy lunes 2 de diciembre de 2013 en el diario El Men

Lima vibró por momentos ayer en la cuarta corrida de toros de la Feria del Señor de los Milagros con el asombroso toreo de temple a caballo de Pablo Hermoso de Mendoza (palmas y oreja) y el personalísimo mando y temple de Daniel Luque (saludo desde el tercio y silencio), que no pudieron lucir más frente a un ganado decepcionante de las ganaderías Vistahermosa, San Esteban de Ovejas, Veracruz y Juan Bernardo Caicedo, y uno peruano del hierro San Simón. Julián López ‘El Juli’ (palmas y silencio).

El rejoneador Pablo Hermoso de Mendoza volvió a torear en Acho y demostró cómo ha evolucionado de su mano el arte de torear a caballo en los últimos 14 años.

La empresa cambió los Ahumadas anunciados en los carteles originales, hermanos de los que la semana pasada salieron con el hierro sobre marcado como de San Sebastián de las Palmas.


Extraña tarde en la que un tímido sol se alternaba con chispas de lluvia sobre los aficionados que cubrieron tres cuartos de plaza.

Extraño también el color rojizo de las astas de los toros, que ven resecas en las mazorcas y astilladas en las puntas, diferentes de cómo se aprecian en las fotos que se les toman en el campo.

HERMOSO (Vestido de chaqueta azul y calzona negra). Primer toro, Parrillero, N° 215, 502 kilos, de Vistahermosa. Negro. Se rompe una pata de salida y es remplazado por Trueno, N° 193, 610 kilos, de Vistahermosa. Negro. Sale soso y lo encela con la grupa de Napolón en los medios y le coloca el primer rejón de castigo arriba. Acomete mejor al banderillero de a pie. Sale Disparate, hermoso caballo castaño oscuro, para las banderillas. Suena la música, coloca la primera, jinetea alrededor de él despertando su bravura y colocando los dos segundos. Con Viriato lo torea de costado haciendo vibrar a Acho. Recorren todo el anillo de la plaza con temple y mando con el toro arreando hacia adentro y los pitones siempre a rozando la grupa del gran caballo. Monta a Pirata en tres banderillas cortas a una mano en la cara y hace girar dos veces al equino sobre dos patas traseras antes de poner el par corto a dos manos. El astado se le queda para el rejón de muerte y coloca dos pinchazos traseros y una atravesada. Pitos al toro que dio poco juego y mostró estar acostumbrado al caballo. Palmas al jinete navarro.

Segundo toro (4° de la tarde), Mezquino, N° 272, 492 kilos, de Juan Bernardo Caicedo. Negro. Con Chumaray coloca bien dos rejones de castigo pese a que el toro no embiste y antes parece huir del caballo. Banderillas al quiebro con Manolete, girando en la cara del astado que ahora arranca y lo persigue por el redondel con aclamación. Disparate y Hermoso son uno solo en banderillas acompasadas por palmas de todos los tendidos que siguen la melodía de España Cañí. Un par de banderillas cortas a dos manos con Pirata. Rejón de muerte de acción fulminante, aunque con hemorragia, a los pies del caballo. Una oreja. El público pide la segunda, pero el juez no la concede y multa al banderillero español José Luis Cotán por pedir el trofeo desaforadamente. La no concesión de la segunda oreja puede ser discutida, pero bien la autoridad por hacer respetar la plaza.

EL JULI (azul marino y oro). Primer toro, segundo de la tarde, Joyero, N° 173, 508 kilos, de San Esteban de Ovejas. Negro listón chorreado. Justo de presentación. Lo recibe por verónicas y se le coloca una mini pica, sin embargo, el diestro pide el cambio de tercio. Quite por chicuelinas y afarolado. Brindis a Lima. Derechazos en los medios y el toro al suelo por falta de fuerza. Prosigue la faena en los medios y logra embeberlo en la muleta hablándole al citar derechazos largos y templados. Cambia la muleta a la mano izquierda, pero el toro se le queda. Otra vez con la mano derecha, entra más en sus terrenos para arrancarle derechazos y circulares, pero la faena no es rotunda por el escaso juego del ejemplar. Mata de volapié y descabello. Pitos al toro y palmas para el torero.

Segundo toro. (5° de la tarde) Cuproso, N° 225, 624 kilos, de Vera Cruz.¬ Toro peligroso con resabio en la embestida. El picador no espera que se arranque para entrar a picar pisando las rayas que marcan el tercio. Buenos pares de Dennis Castillo. El Juli lo prueba por delante. El toro es peligroso y renuncia a hacerlo pasar por ningún pitón entre protestas. Mata de entera y cuatro descabellos. Pitos al toro y silencio para el torero.

LUQUE (negro y oro con cabos blancos). Primer toro, (3° de la tarde) Dorado, N° 276, 512 kilos, de Vera Cruz. Negro, pobre de cabeza. Sale escupido de la pica. Buen par de El Yuca. Brindis a Acho. Derechazos en el los medios. Mejor la segunda tanda, rematada con trincherazos, sin ceñirse mucho, pero provocando los oles con su temple tan propio. Continúa la faena en el mismo ritmo que cala los tendidos, suena a la música, el toro pisa la muleta y le rompe el estaquillador. Cambia a la mano izquierda sin bajar el ritmo de la faena. Torna a la mano derecha y lo vuelve a desarmar. Muletazos alternando ambas manos por la espalda para rematar la faena. Mata de pinchazo y entera si puntilla. Saludo desde el tercio.

Segundo toro (6° de la tarde), Barberito, N° 135, 502 kilos, de San Simón, negro listón. Recibido con bronca por considerarlo novillo. Recibe dos picas. La faena se desarrolla en los medios, Luque demuestra ganas de volver a triunfar pero un gran sector del público se desentiende de la faena por las condiciones del astado. Mata de entera y descabello. Pitos en el arrastre y silencio para el matador. Pablo Hermoso sale entre palmas y El Juli, pitado.

ARCHIVO (Todos los artículos)

Related Posts with Thumbnails