lunes, 30 de noviembre de 2015

Andrés Roca Rey ganó el Escapulario de Oro de Acho 2015


Cortó cuatro orejas y a hombros. Ponce, en maestro, cortó oreja y le pasó la posta del triunfo

- Fotos: Rafael Morán La Rosa / Susana Aysanoa

El torero peruano Andrés Roca Rey debutó como matador de toros en su plaza de Acho en una tarde soñada que por fin se hizo realidad ayer, en la quinta y última corrida de la Feria del Señor de los Milagros. Le cortó dos orejas de ley a su segundo toro, luego de hacerle la faena por la que el jurado taurino del Rímac le concedió el Escapulario de Oro al finalizar el festejo. Cortó otras dos más al último de la tarde, saliendo por la puerta grande.

Alternó en mano a mano con su padrino de alternativa en Francia, el maestro Enrique Ponce, quien cortó una merecida oreja al tercero de la tarde y salió de pie muy contrariado por no haber cortado una más a su último enemigo, al no colocar del todo bien la espada. El Escapulario de Plata fue concedido a la ganadería española Daniel Ruiz por Travieso, N° 20, 480 kilos (nacido en enero de 2011), primero del diestro español López Simón en la tercera corrida ferial.


¡Cuánto ha crecido Roca Rey en el último año! Es un torero lleno de valor y de recursos. Variado con el capote, ha bebido lo mejor de España, Francia y México. Poderoso con la muleta, ha aprendido muy bien las lecciones de su maestro José Antonio Campuzano. Lima extrañará en un futuro más o menos próximo al maestro Ponce, pero la nostalgia será más llevadera sabiendo que un día como ayer le dejó la posta a un peruano con proyección de figurón del toreo en Acho.   


Farol de Roca Rey, variado con el capote
Toros peruanos de Roberto Puga, desiguales. Uno colombiano, 3°, de Juan Bernardo Caicedo en remplazo del tercero de Puga, devuelto por anovillado, sin trapío. Los dos primeros justos de presentación. El 1°, astifino, abanto de salida. recibe una medio pica, se quedó atornillado al suelo en la faena de muleta (pitos). 2°, apenas le señalan la puya y la vara se rompe, salió tocado del choque, por ratos se ladea y dobla las manos. Cuando embiste gazapea, se cuela (pitos). 3° (bis) castaño, recibe una buena vara, bravo, noble y boyante (palmas). 4°, prácticamente no es picado, es noble, pero se queda a media embestida y mira. (palmas). 5°, Castaño. Bien presentado. Tumba al caballo, bravo y repetidor, hace el avión al pasar y se revuelve rápido, como si quisiera comerse la muleta (palmas). 6°, bien presentado, recibe una sola puya, sale suelto de los pases y termina manseando, caminando cerca las tablas de sol (pitos).

Primera y única tarde soleada de la feria, más de tres cuartos de entrada en los tendidos. La afición recibió de pie a los alternantes. Enrique Ponce, con traje de luces color sangre de toro y oro, pinchazo, pinchazo hondo y dos descabellos (silencio), entera que tarda en hacer efecto (oreja), Estocada casi entera, pero desprendida que tarda en hacer efecto (saludo desde el tercio, enfurecido con el juez, se niega a dar la vuelta al ruedo). Andrés Roca Rey, de turquesa y oro, estocada entera trasera y descabello (silencio), entera en todo lo alto (dos orejas), estocada entera (dos orejas).

Así mató Roca Rey ayer en Acho.
Ponce le hizo un brindis a Roca Rey a la lidia de su primero, con sabor a confirmación de alternativa, y éste le devolvió brindándole a él y a su hermano, el matador Fernando Roca Rey, la faena del último. Roca Rey brindó también a su madre Mercedes Valdez la lidia de su segundo.

Brindis con aroma a confirmación de alternativa de Ponce a Roca Rey
Dennis Castillo dedicó los dos pares de banderillas que le colocó al tercero de Ponce, a su difunta madre, en el cielo. Los puso en todo lo alto y al desmonterarse agradeció a la afición devolviéndole el aplauso. Hizo una extraordinaria feria. Dos buenos pares de banderillas también los de Salvador Quispe al colombiano tercero de la tarde. Grandiosa marinera con caballo peruano de paso en los medios entre el tercer y cuarto toro. Excelente idea, que se haga tradición.

ENRIQUE PONCE, Silencio, oreja y saludo desde el tercio.

PRIMER TORO, Costurero, N° 46, 479 kilos (nacido en marzo de 2015). Negro listón. Justo de presentación. Astifino. Abanto de salida. Ponce lo sigue a los medios, lo cita frente a sol y le receta delantales con chicuelina. El público reacciona con fervor. Remata por revolera y luego lo deja en el caballo con una larga donde recibe una medio pica.
Brindis a Roca Rey con discurso que tiene sabor a confirmación de alternativa. Basa su faena de muleta en derechazos cadenciosos a los que acude con nobleza el astado, pero se va parando y tiene que arrancarle cada pase a porfía. Lo intenta con la mano izquierda, pero ya está atornillado a la arena. Va por la espada. Pinchazo, pinchazo hondo y dos descabellos. Silencio.

SEGUNDO TORO, Furtivo, N° 17, 477 kilos (junio de 2011), tercero de la tarde. Castaño, anovillado, protestado de salida y devuelto a los corrales por no tener trapío. Es remplazado por Indio, N° 595, 480 kilos, colombiano de Juan Bernardo Caicedo (no se consigna mes ni año de nacimiento). Castaño terciado. Huye de los capotes. Lo fija con el capote en los medios.
Recibe una buena vara y dos buenos pares de banderillas de Salvador Quispe. Brinda a Lima. Por doblones y media poncina lo lleva a los medios donde hilvana varias series de poderosos derechazos rematados con  pases de pecho, molinetes, y cambios de mano. El de Caicedo es bravo y boyante. La plaza enloquece. Suena Silverio, de Agustín Lara. Por el pitón izquierdo también pasa aunque con menos alegría. Se prolonga la faena con la poncina. Vuelven a tronar los oles en Acho. Mata de entera que tarda en hacer efecto. Una oreja de ley.

TERCER TORO, Divertido, N° 14, 542 kilos (febrero de 2011), quinto de la tarde. Castaño. Bien presentado. Tumba al caballo de Ángelo Caro. Dennis Castillo pone dos buenos pares y recibe la aclamación general de la plaza.
Clásica faena de maestría de Ponce con muletazos de todas las facturas que hacen sonar la banda. Los derechazos eternos, mandones y el empaque del torero que subyuga a Lima. Le da sus tiempos al toro que es bravo y repetidor, hace el avión al pasar y por ratos se quiere comer la muleta pero encuentra una mano que lo hace pasar por donde quiere. Culmina su faena con molinete, desplante tocando el pitón y abaniqueo. Estocada casi entera, pero desprendida que tarda en hacer efecto. Hay petición de oreja, pero el juez la niega. Ponce se enfurece, saluda desde el tercio y se niega a dar la vuelta al ruedo ya que no saldrá a hombros.

Derechazo de Ponce a su tercer toro.
ANDRÉS ROCA REY, Silencio, dos orejas y dos orejas.

PRIMER TORO, Vencedor, N° 16, 483 kilos (mayo de 2011), segundo de la tarde. Negro listón chorreado. Justo de presentación. Variado de capote de salida con chicuelina y farol. Yaco II señala la puya y la vara se rompe. Quite precioso por tafalleras, con dominio total. El juez cambia el tercio sin más.
Brinda a su Acho. Lo recibe por estatuarios y ayudados. Lo lleva a los medios donde lo deja siendo trompicado. El astado salió tocado del choque con el caballo, por ratos  dobla las manos, se ladea. Cuando embiste gazapea, se cuela por el pitón derecho y casi coge al torero. Lo prueba con la mano izquierda, pero más de lo mismo. Estocada entera trasera y descabello. Silencio.

Derechazo de Roca Rey a su primer toro.
SEGUNDO TORO, Enamorado, N° 97, 485 kilos (setiembre de 2010), cuarto de la tarde. Castaño, bien presentado, lo recibe por delantales. Lo lleva al caballo con el capote a la espalda donde prácticamente no es picado. Quite por tafalleras y chicuelinas que remata con larga cambiada que pone de pie a los tendidos.
Brinda a su madre, Mercedes Valdez. Ceñidos cambiados en los medios. Largos y templados derechazos hacen sonar el pasodoble, que el matador hace cambiar por la marinera San Miguel de Piura. Torea con poder corriendo la mano izquierda también.  El toro es noble, pero se queda a media embestida y mira. Le plantea faena Roca Rey entre los pitones, toreando en redondo y sin cambiar de terreno, haciéndolo pasar a milímetros de la taleguilla. Toreo imposible, la plaza bocabajo. Mata de entera en todo lo alto. El juez le concede directamente las dos orejas que pasea con la bandera peruana al cuello bajo los gritos de ¡Torero! y ¡Perú!

Cambiado de Roca Rey a su segundo toro. Faena de Escapulario.
TERCER TORO, Ostentoso, N° 9, 515 kilos (marzo de 2011), quinto y último de la feria. Castaño, bien presentado. Se va al caballo contrario donde recibe una sola puya. El matador peruano pide el cambio de tercio. Quite por faroles rematados con revolera. En su cabeza, ya brilla el Escapulario soñado.

Brindis a Enrique Ponce y a su hermano, el matador Fernando Roca Rey. Inicia su faena por derechazos con la mano izquierda en el estribo. Luego de rodillas en el tercio y de inmediato la banda toca el pasodoble Puerta Grande. Entusiasmo general. El toro sale suelto de los pases y termina manseando, caminando cerca las tablas de sol. Roca Rey aprovecha la mínima embestida pasándoselo cerquísima por las bandas bordadas de luces. El público comprende el gran mérito y jalea la faena. Estocada entera. Una oreja de ley y otra forzada por el público.

Roca rey de rodillas con el último de la tarde

0 COMENTARIOS / :

Publicar un comentario

* No se publicará comentarios ofensivos. Este no es un espacio para hacer propaganda contra la tauromaquia.

ARCHIVO (Todos los artículos)

Related Posts with Thumbnails