miércoles, 21 de junio de 2017

Este domingo 25 hay misa en Acho en homenaje a IVAN FANDIÑO


La empresa Casa Toreros Consorcio Perú, convoca a todos los aficionados del Perú a la Misa de Honras que se oficiará el próximo domingo en la Capilla de Acho en memoria del matador de toros español Iván Fandiño, quien falleció por cornada el último sábado 17 de junio en Aire-Sur-L'Adour, al sur de Francia. Esta es la invitación difundida el domingo último por el empresario de Lima:

Querida Familia Taurina.

Todavía seguimos consternados por la tragedia ocurrida ayer en Francia. La muerte siempre está presente en nuestra fiesta, pero nunca pensamos que va a llegar a arrebatarnos a uno de los nuestros. Ayer se llevó a Iván Fandiño, torero querido en Lima, donde además cuenta con innumerables amigos. Creemos que somos muchos los aficionados que queremos rendirle un homenaje y tenerlo presente en estos momentos. Es por ello que este domingo 25, a las 11 de la mañana, estamos realizando una misa en su honor, en la capilla de Acho.

Mil gracias

Juan Manuel Roca Rey
Casa Toreros Consorcio Perú


CATAFALCO Y ORO. Fandiño en el callejón de Acho. 8 de diciembre de 2013. Quinta y última corrida de temporada (Foto: Virgilio Grajeda).
Fandiño se presentó como matador de toros siete tardes en la Feria del Señor de los Milagros, durante cuatro años seguidos del 2011 al 2014. Toreó siempre con entregado valor y conocimiento. Cortó siete orejas en total y salió a hombros en dos ocasiones, el 20 de noviembre de 2011 y el 18 de noviembre de 2012.

De esta manera, dejó acá muchos seguidores de su arte incluso entre los aficionados más exigentes. Cosechó además muchos amigos gracias a su franca y singular personalidad. Todos están invitados a rendirle un merecido homenaje a este torero cuya principal virtud, la verdad de su arte, lo ha inscrito para siempre en la historia de la tauromaquia.

lunes, 19 de junio de 2017

¡Horror! Un toro mató a Iván Fandiño en Francia


Torero de primera. Iba a torear en Cutervo la próxima semana

- Página taurina publicada Hoy en el diario El Men por Vladimir Terán

El laureado matador de toros español Iván Fandiño, quien iba a presentarse en Cutervo, Cajamarca, el próximo jueves 29 de junio, ha fallecido este sábado por la tarde, a los 36 años, a consecuencia de una gravísima cornada inferida por un toro de la ganadería de Baltasar Ibán en la ciudad francesa de Aire-Sur-L'Adour.

El torero natural de Orduña, País Vasco, fue prendido en un quite con el capote al tercer toro de la tarde, que correspondía a su compatriota Juan del Álamo, momento en el que trastabilló y, una vez en el suelo, el animal le metió el pitón en el costado, entre el tórax y el abdomen.

diario El Men Lima Peru Lunes 19 junio 2017 pagina toros

A toda prisa fue conducido aún consciente a la enfermería, y desde allí a un hospital de Mont-de-Marsan donde nada pudieron hacer los médicos por su vida, certificando su defunción. Ha sucedido mientras doblan las campanas que conmemoran el primer año de las muertes del los toreros Rodolfo Rodríguez ‘El Pana’, de México; Víctor Barrio, de España; y Renatto Motta, de Perú.

El sábado en Francia ha vuelto a morir por cornada un torero de primera. Hace unos años estuvo entre los primeros del escalafón. Fueron las temporadas en que era infaltable en Acho, pero luego sufrió un bloqueo artísitico inducido por la mala fortuna y la presión perenne a la que se someten los toreros de su categoría las 24 horas del día, los 365 días del año.

En el último año resurgía como el ave Fénix, puntuando tarde a tarde, solo esperaba el toro de su gran reivindicación. Por eso no perdonaba un quite, por eso se puso al frente al toro que le dio muerte.
Cornada fatal le perforó el hígado a Iván Fandiño. Foto: AFP

Su última publicación en Twitter estuvo dirigida al niño que soñaba ser torero, pero que murió hace unos meses víctima del cáncer: “Descansa en Paz Adrián. Las personas pasan, los hechos permanecen, y tu fuerza, es un ejemplo”.

Antes había escrito: “A veces, no hay próxima vez ni segundas oportunidades... A veces, es ahora o nunca...”. Y es que en el arte del toreo la vida se juega de verdad. Que lo entiendan así los animalistas que ya comienzan a celebrar y a felicitarse por la muerte del torero en las redes sociales. Miserables. Nunca soñarán siquiera con la Gloria de la que ya disfruta Iván Fandiño.

Fandiño había cortado una oreja a su primer toro el fatal sábado.

EL PRÓXIMO DOMINGO COMIENZA CHOTA 2017. El próximo domingo 25 de junio dará inicio la importantísima Feria Taurina San Juan Bautista de Chota, Cajamarca, con la presencia el español David Fandila ‘El Fandi’, quien se presentará por primera vez en una provincia del Perú; el mexicano Arturo Macías ‘El Cejas’ y el peruano Juan Carlos Cubas. Los toros serán peruanos, de Roberto Puga.

El lunes 26 de junio será el esperado regreso del diestro peruano Andrés Roca Rey, actual N° 1 del Escalafón español, quien toreará en mano a mano con su hermano Fernando Roca Rey, frente a ejemplares de Aníbal Vásquez.

Y el martes 27 de junio cerrará la tradicional feria de Chota con Andrés Roca Rey, el regreso del buen español Román Collado y nuevamente El Fandi, con toros de Aníbal Vásquez.

Una semana antes de la apertura de las puertas de la Plaza de Toros El Vizcaíno solo quedaban disponibles las entradas más caras que este año han subido alrededor de los S/. 300. Esto ha provocado algunas protestas. Ya se verá al toque del clarín si esta decisión ha sido la correcta o no. Por lo pronto ya están agotadas las reservaciones en todos los hoteles y restaurantes, que también han triplicado sus precios.

Macías vuelve a Chota luego de ocho años de que sufriera allí una de las cornadas más graves que se recuerdan en el Perú: la que le infirió un toro colombiano de Capiro de Sonsón provocándole una herida de 45 centímetros en el muslo derecho, que le contusionó la vena femoral y que se agravó aún más por la falta de una rápida atención médica especializada.

Ahora que se ha reeditado una tragedia en los ruedos, recordemos que el Reglamento General de Espectáculos Taurinos de Chota establece la obligatoriedad de contar con un servicio médico en donde se pueda dar atención quirúrgica de urgencia a los toreros, espectadores o trabajadores que así lo requieran.

Presidente PPK recordó que es taurino, junto a Andrés Roca Rey y al embajador José Antonio García Belaúnde, a su paso por Madrid la semana pasada.  


Búsquedas relacionadas: pagina taurina del diario, corrida de toros en españa

Más: Artículos publicados por TAUROMAQUIAS.com en el diario El Men

domingo, 18 de junio de 2017

Video de la muerte del Torero IVAN FANDIÑO. La Verdad del toreo


"Las cornadas escabrosas engrandecen el toreo pues hacen que te des cuenta de que lo que está sucediendo no es mentira. Es la profesión en la que más verdad hay ya que no tienes opción de decir corte y dar marcha atrás. Allí lo que sucede, sucede de verdad". Iván Fandiño.

Razón llevaba el Maestro de Orduña, corneado mortalmente ayer en Aire-Sur-L‘Adour -al sur de Francia- por Provechito, un toro cinqueño de Baltazar Ibán que se acercaba al límite de la edad reglamentaria para poder ser toreado.

Por eso las imágenes de las cornadas mortales de Manolete, El Yiyo, Paquirri, Montoliú y de tantos otros héroes del torero le han tapado la boca a los prohibicionistas y han fortalecido la afición de los taurinos, especialmente la de los más jóvenes, década tras década.

Por eso, ponderando su valor periodístico, estamos obligados a compartir el video de la última faena´, de los últimos lances, de la última suerte de Iván Fandiño, Figura inmortal del toreo.



El parte médico de Iván Fandiño: era imposible salvarle la vida
Luego del percance fatal, fue conducido a la enfermería por banderilleros y por el matador francés Thomas Dufau, quienes le habrían escuchado decir: "Que se den prisa que me estoy muriendo", según recoge el diario francés Sud-Oest. Fandiño ha estado más de una hora en la enfermería y no fue trasladado al hospital hasta que finalizó la corrida.

"Era imposible salvar la vida de Iván Fandiño, los daños que presentaba en hígado, riñón y pulmones eran irreversibles. Ni en la enfermería de la plaza ni en el hospital se hubiera podido hacer nada" ha dicho el médico de la plaza al mismo diario, según recoge MundoToro.com

Durante ese tiempo, los doctores decidieron sedarle por completo, pues, según le dijeron al apoderado de Juan del Álamo, Rui Bento Vasques, que accedió a la enfermería para interesarse por su estado de salud, el diestro gritaba de dolor.

Después del festejo fue trasladado en ambulancia para recorrer los 33 kilómetros que separa Aire-Sur-L'Adour  de la capital Mont-de-Marsan, pero Fandiño entró en el hospital "clínicamente muerto", según declaraciones del cirujano que lo asistió.

Su muerte que recuerda a la del matador español Francisco Rivera 'Paquirri' en 1984, que falleció en la ambulancia que le trasladaba de Pozoblanco a Córdoba; y a la del novillero peruano Renatto Motta el pasado 2016, que perdió la vida en una ambulancia que le traía de Ayacucho a Lima.

Otra coincidencia referida a los toreros españoles es que la muerte de Fandiño sucede 11 meses después de la cornada fatal sufrida por el diestro Víctor Barrio, tal como la partida de José Cubero 'El Yiyo', en agosto de 1985, ocurrió 11 meses después de la de Paquirri (septiembre de 1984).


Fuentes: 20 minuto.es

sábado, 17 de junio de 2017

Iván Fandiño: «Tengo una cita con la Historia, y si he de morir, moriré libre»


Entrevista concedida a ROSARIO PÉREZ del diario ABC el 26 de marzo de 2015

Lo que su verdad esconde no es un secreto. En su nombre, ha ganado batallas y ha derramado sangre. En su nombre, el próximo 29 de marzo se cita con la Historia y desafía a su propio destino. Porque solo ella le hace libre.

Lo que su verdad esconde lleva el hierro de la pasión y el dolor. Duele contemplar el rostro de Iván Fandiño, flaco y doliente como un Cristo, con la piel resquebrajada y pegada a los huesos, con unos nudillos que se afilan cuando hace la cruz en unas estaciones que se han anticipado a la Semana Santa. Sus arrugas encierran el verso machadiano del hombre que vive en paz con el mundo y en guerra con sus propias entrañas, en ese círculo en el que al final su gloria será también la de los otros.

 «Maestro, en su muleta está el destino de muchos de nosotros», le dijo un novillero en la tapia. Y esa frase se ha inmortalizado en la figura que el ya fechado como 29-M protagoniza la hazaña nunca antes vista de lidiar seis toros de divisas míticas en Las Ventas: Pablo Romero, Palha, Victorino, Adolfo Martín, Cebada Gago y José Escolar [estos son los toros]. Una tarde para la leyenda del siglo XXI, un acontecimiento único que ha despertado una expectación sin precedentes en la inauguración de la temporada en la Monumental, bajo las riendas de Taurodelta.

La mirada transparente  y doliente de Iván Fandiño, apoyado en el burladero de la placita de tientas Zacarías Moreno. (FOTO: Ignacio Gil)

–Nadie se atrevió con tanto. ¿Por qué lo hace Iván Fandiño?

–Mucha gente se preguntará qué necesidad me mueve, y profesionalmente no la tengo. Estoy anunciado dos tardes en Sevilla, dos en San Isidro, torearé en Pamplona y Bilbao, tengo la temporada francesa hecha; he renunciado a Valencia y Castellón... El motivo es personal, una necesidad interior, una manera de dar las gracias a Madrid por todo lo que me ha dado.

«Muchos me transmiten que soy el torero del pueblo, y el pueblo quiere héroes y gestas»

–¿Es consciente de los riesgos de una apuesta de tan alto calibre?

–Sé de la dificultad. Me llevo preparando desde octubre, entrenándome más que nunca, para tener capacidad de improvisación y no ir con prototipos de faena, que solo bloquean. El arte está en la creación y la preparación.

Iván Fandiño (Orduña, 1980) ha abandonado por un día su retiro espiritual en la finca «Doña Elvira», de Cayetano Muñoz, para tentar en casa de Zacarías Moreno. Cada luna de 2015 la ha observado desde su particular abadía extremeña, donde se desvela por la rosa que sí tiene nombre, por la libertad por la que emprende esta aventura. «Ni leo, ni veo la tele, ni sé lo que sucede en el mundo; me busco en mi soledad, en mi sosiego espiritual, y solo de vez en cuando me pongo música». Como un Rocky en su entrenamiento de nieve y fuego, con un Micky (Néstor García) que lo guía en el combate de su vida, ha perdido media docena de kilos, uno por cada toro de férreo apellido. Allí, en su «monasterio» pacense, nunca suena la campana...

–¿Quita más el hambre y el sueño verse anunciado con esos hierros?

–Las horas de sueño se hacen cada vez más cortas; las noches, cada vez más largas. Por mis circunstancias, me ha tocado ya lidiar con estas ganaderías. Pero este reto es especial y me siento más torero que nunca.

–¿A qué torero verá Madrid el Domingo de Ramos?

–A uno que se va a medir con su libertad y que se va a enfrentar a su destino y al de muchos.

–La palabra considerada el bien más preciado por Cervantes inunda su twitter personal. ¿Qué representa para usted?

–No deberme a nada ni a nadie. Gestionar mis fracasos y mis triunfos con mi espada y mi muleta, ser el dueño de mi destino. Para mí, la libertad no es acomodamiento, es un acto de rebeldía en el día a día, enseñar mis uñas y mis garras, ir casi con el cuchillo entre los dientes.

«En mi espada y muleta se encuentran mi destino y mi libertad»

–Se adueña de una cruda sentencia: «El auténtico guerrero sabe que solo tiene una opción, ganar o morir en el intento». Suena duro...

–Lo contemplo como algo natural. Tengo una cita con la Historia, y para mí va más allá de lo cotidiano. Si he de morir, moriré libre y con las botas puestas.

El fotógrafo y quien esto firma miran acongojados al hombre que habla de la vida con la misma naturalidad que de la muerte. Duelen su verbo y su toreo ante las complejas vacas que le han tocado en suerte, con la secuelas de una segadora y antigua cornada en el muslo derecho, sentido y hundido en la tierra y en su propio pensamiento. Duele como dicen dolía ver torear a Belmonte...

–¿Siente usted dolor al torear?

–La entrega del cuerpo muchas veces puede parecerse al dolor. Después de muchas faenas puedes llegar a sentir esa sensación de vacío, del dolor de perder a alguien; todo se quebranta en el alma cuando afloran tantos sentimientos. La soledad, el vacío, el sentirte realizado y a la vez hundido. La faena al toro «Grosella», de Parladé, fue una de ellas.

–Esa tarde se consagró de manera unánime en Madrid y también cayó herido. ¿Alguna vez se ha sentido derrotado?

–Sí, pero he superado cada derrota. La mayor victoria es volver al campo de batalla tras un fracaso.

«A los enemigos me gusta tenerlos cerca, pero los veo sobre todo en fotos»

Entre sorbo y sorbo de café, Fandiño guarda silencio, ese que anticipa a la buena milicia del «Guerrero de la Luz», como si estuviera embebido en la disciplina de Coelho. «Me encanta ese autor, sobre todo,“El alquimista”», confiesa. Sus ojos brillan y esboza una tibia sonrisa mientras parafrasea al novelista: «Cuando quieres mucho una cosa, el Universo conspira para ayudarte a conseguirla. Y mi apuesta es todo corazón».

–Paulo Coelho decía también que quien entienda el alma del mundo entenderá el lenguaje de la vida. ¿Qué idioma habla Fandiño?

–Seco, puro y de verdad. Ni me gustan los aspavientos ni busco la sonrisa. Algunos aficionados me comentan que mi toreo suele hacerlos estremecer.

«Muchas veces me siento como un David contra seis Goliats»

–La afición acudirá en masa al reclamo de este acontecimiento. Primer éxito, la taquilla.

–Es una gran responsabilidad que acuda tanta gente. Pero, mire, muchos aficionados me transmiten que soy el torero del pueblo, y el pueblo quiere héroes y gestas.

–Y después... Miuras en Sevilla. Siguiendo su lema del «más difícil todavía», su reto se funde con su instinto salvaje de Narasinja y huye de toda rutina.

–No me va, me aburre. Me atrae el misterio y hacer cosas que nadie se ha atrevido a realizar. Cuando estoy en la cocina, me gusta darle picante a la vida.

–En esta aventura venteña, el león (su símbolo) se enfrentará a toda una selva brava.

–Muchas veces me siento un David contra seis Goliats, pero creo que debo reivindicarme así, y hacer lo que la afición demanda y espera de los toreros. En ocasiones, dejamos de lado los gustos del aficionado.

–¿Quién manda en la Fiesta: el toro, el torero o el empresario?

–En la Fiesta no lo sé; en mi vida y en mi carrera, yo mismo. Todo lo que tengo me lo he ganado yo: nunca he implorado nada ni debo nada a nadie.

–¿Hace lo que quiere?

–Sí, aunque no todo lo que me gustaría.

«Me siento más torero que nunca»

–¿Enemigos?

–Me gusta tenerlos cerca, pero los veo sobre todo en fotos...

–¿Y divisa la Puerta Grande?

—No veo esa imagen. En una tarde de esas características siempre te tienes que poner en lo peor y estar mentalizado para lo que venga. Hay que estar al cien por cien, ser uno mismo. El mayor triunfo, más que las estadísticas, es que sea una gran tarde de toros y salir satisfecho conmigo mismo. Sí sé que habrá pasión y dolor.

«Madrid merece la grandeza de gestos así»

De nuevo el sufrimiento se holla en su tez broncínea y seca. «¿Sabe? Madrid es incomparable a cualquier plaza del mundo. Cada vez que la contemplo, me quedo maravillado por todo lo que ha significado para mí. Ella merece la grandeza de gestos así. Pero sin miedos, porque nadie llegó a la cumbre en su compañía, sino vencidos por el valor, preparando la mente en soledad. Sé que hay gente que espera y desea mi fracaso, y otros, mi triunfo. Pero solo en mi espada y en mi muleta se encuentran mi destino y mi libertad».

Lo que la verdad de Iván Fandiño esconde no es un secreto. «Aunque no todos la conocen...» Se llama libertad, y en su nombre emprende esta epopeya alejada de lo terrenal. «Quien quiera verlo, que se dé prisa...»

ARCHIVO (Todos los artículos)

Related Posts with Thumbnails