lunes, 3 de diciembre de 2012

Ponce triunfa en tarde de bronca contra toros de Puga


El Juli y Manzanares tuvieron poca fortuna con sus astados y con la espada

- Página taurina publicada Hoy lunes 3 de diciembre por TAUROMAQUIAS.com en el diario El Men

Enrique Ponce toreó con maestría, cortó sendas orejas a cada uno de sus enemigos, ganó el premio de la Prensa taurina y salió a hombros por la puerta grande en tarde de bronca contra el ganado de Roberto Puga que impidió el lucimiento de El Juli y de Manzanares, quienes además perdieron trofeos con la espada.

Cuarta corrida de toros de la Feria Taurina del Señor de los Milagros, Corrida de la Prensa Taurina. Tarde nubosa con algo de brillo solar. Casi lleno en sol y tres cuartos de entrada en sombra. Cuatro toros de Roberto Puga (Perú) anovillados y de poco juego, y dos de reserva, colombianos -mejor presentados- de La Ahumada y de San Esteban de Ovejas. Enrique Ponce (oreja y oreja), Julián López Escobar ‘El Juli’ (Saludos desde el tercio y silencio) y José María Manzanares (Saludos desde el tercio y palmas).


Lima quiso ver toros, pero solo vio toreros
Al inicio de la tarde, Ponce invitó a los alternantes a saludar una estruendosa ovación con todos los tendidos de pie.

PONCE (Vestido con traje gris y oro con remates blancos)
- Primer toro, Invicto, N° 49, castaño, anovillado, 477 kilos. Sale suelto y es protestado de recibo por su escasa presencia por lo que es devuelto a los corrales ¿Cómo entonces pasó el reconocimiento?

Sale el de reserva, Glorioso, negro, N° 726 de La Ahumada (Colombia) 586 kilos. Lo recibe por verónicas y casi se le cuela por el derecho en el remate. El picador español Quinta Caballero cruza las rayas del tercio antes de colocar un puyazo con tumbo por lo que el nacional César Caro pone el segundo con carioca.

Brinda al Premio Nobel de literatura, Mario Vargas Llosa. El toro comienza a embestir con desgano, caminando por lo que le da su espacio y distancia para traerlo embarcado con la derecha arrancando los primeros oles de la tarde. Con la izquierda se le queda al final de cada muletazo. Cambia de nuevo a la mano derecha y le vuelve a tapar la cara para torearlo con mucho temple. Suena la música. Trincherazos frente al tendido 8 y se suceden los pases más hondos de la faena ya con su enemigo completamente dominado. Ganando terrenos de sol le hace pasar por la izquierda con mimo y despaciosidad. Va por el estoque.

Estocada entera y efectiva. Silencio para el toro y oreja para Ponce.

- Segundo toro, cuarto de la tarde, Bodeguero, N° 25, negro, 522 kilos. Mejor presentado. No acude a los capotes y sale escupido de los caballos. Caro le tapa la salida frente al tendido 4.

Ponce brinda a la afición de Acho en los medios e inicia su faena por doblones. Cerca a tablas hilvana muletazo tras muletazo allí donde parecía imposible arrancando los oles, poniendo a trabajar a los músicos y mirando a los tendidos de sol como sustentando las razones de su brindis. Entre sol y sombra el astado gira en torno a él en la poncina. Se extiende una faena en base a derechazos templados y pintureros naturales agotando hasta la última fibra de casta en un concierto de dominio y maestría que culmina con precioso abaniqueo.

Pincha y mata de estocada ligeramente tendida. Algunos pitos para el pupilo de Roberto Puga y segunda oreja de la tarde para Ponce.

EL JULI (Con terno color azul marino y oro)
- Primer toro, segundo de la tarde, Puntero, de Montegrande, N° 96, colorado, 472 kilos. Es lanceado a la verónica pero el público lo ignora por la escasa presencia del ejemplar que también se devuelto a los toriles. Otro que pasó inexplicablemente la revisión veterinaria edil.

Segundo sobrero: Aventurero, N° 814 de San Esteban de Ovejas (Colombia), jabonero, 580 kilos, serio y con edad, con resabios al tomar los vuelos del capote. Una pica cerrándole la salida y el diestro pide cambio de tercio. El público de Lima, parece que nunca va a entender que hace ya diez años El Juli no pone banderillas.

Inicia su faena en los medios con un animal que va acortando las distancias en cada pase y que se revuelve rápido. Sin embargo, el diestro no se amilana lo cita de media distancia y aprovecha la bravura de su enemigo para ligar meritorios pases con mando y valor. Toca la banda. Tres veces le mira las piernas y dos veces casi lo coge, pero El Juli está encima. Pide la espada en el tercio.

Mata de una trasera de rápido efecto. Pitos para el astado y el matador saluda desde el tercio.

- Segundo toro, quinto de la tarde, Jerezano, N° 55, colorado, 461 kilos. Terciado, pero algo más hecho que sus hermanos, recibe una pica de Yaco II, donde dobla las manos.

El astado se echa nada más iniciada la faena en el tercio, de donde ya no se desplaza. No tiene ni un pase y El Juli abrevia con volapié y descabello. Pitos al astado. Silencio al torero. La bronca al ganadero acalla por un momento la tradicional marinera que se toca al doblar el quinto de la tarde.

MANZANARES (Nazareno y oro, en homenaje al Señor de los Milagros, como anunció vía Twitter antes de la corrida)
- Primer toro, tercero de la tarde, Irritado, N° 61, colorado bragado, feo de tipo, 513 kilos. Primeros tercios de trámite.

Brinda a la Peña Femenina Ángel Teruel ubicada en el tendido 10 y lo lleva a los medios. El toro se distrae y ‘Coracora’ se lo atribuye correctamente al exceso de gente en el callejón. En los medios, logra dos tandas con los derechazos más lentos en lo que va de la temporada. Suena la música. El astado embiste con nobleza y el torero la administra tomando distancia entre tanda y tanda. La muleta trabada en una pata tras una serie de naturales le hace doblar la rodilla en la cara del animal, pero resuelve con un desplante. Culmina con largas series de naturales antes de llevarlo al tercio. Hay bravura. Lástima que le faltó presencia.

Prueba matar recibiendo tanto por la suerte natural, como por la contraria, pero fracasa en dos intentos. Luego envasa un estocadón, sin puntilla. Silencio al toro, saludo desde el tercio para Manzanares.

- Segundo toro, sexto y último de la tarde, Barbarubia, N° 42, colorado, anovillado. 479 kilos. Tampoco gusta, pero no hay más sobreros. Una pica y se pide el cambio de tercio. Buen tercio de banderillas a cargo de Francisco Javier Amores y Dennis Sánchez.

El público quejoso y bullicioso se desentiende de la faena que transcurre en los medios. Las ganas del matador son evidentes y logra muletazos de mérito templados, de su firma, pero el animal se le queda pronto y va por el espada. Estocón. Pitos en el arrastre.

0 COMENTARIOS / :

Publicar un comentario

* No se publicará comentarios ofensivos. Este no es un espacio para hacer propaganda contra la tauromaquia.

ARCHIVO (Todos los artículos)

Related Posts with Thumbnails