domingo, 23 de noviembre de 2014

Adame realizó las mejores faenas de la Feria en la última tarde de Acho 2014


Jurado Taurino del Rímac otorga Escapulario de Oro a Ponce y de Plata a Roberto Puga

Fotos: Rafael Morán La Rosa

El matador mexicano Joselito Adame realizó dos inolvidables faenas ayer en Acho en la última corrida de la Feria del Señor de los Milagros 2014. Con su primer toro colombiano de la ganadería Achury Viejo, el único de la tarde que fue bravo y noble, bordó el toreo con poder y valor, y cortó las dos orejas.

Con el quinto de la tarde, logró una faena que parecía imposible y perdió los trofeos con la espada. Los españoles Daniel Luque y Juan del Álamo vinieron dispuestos a triunfar en Lima, pero se encontraron con un encierro complicado, por su falta de bravura que embestía con la cabeza alta y salía caminando de las cada pase. Todos los toros fueron pitados excepto el bravo segundo.

Joselito Adame cortó dos orejas en la última de Acho 2014
El Jurado de la Feria Taurina del Señor de los Milagros, presidido por el alcalde del Rímac, Enrique Peramás, reunido en el Museo de Acho tras la corrida, le otorgó el Escapulario de Oro al diestro Enrique Ponce y el Escapulario de Plata al toro Laureado de la ganadería Roberto Puga.

El Escapulario de Oro 2014 fue para Enrique Ponce y el de Plata, para el hierro peruano Roberto Puga (Foto: Joyería Ulloa)
Hubo media entrada en los tendidos. Los médicos taurinos otorgaron el premio del XXI Congreso Internacional de Cirugía Taurina al diestro mexicano y, en ceremonia especial, se cortaron la coleta los galenos más antiguos Jaime del Castillo y el jefe del servicio, Andrés León Martínez, al igual que los doctores Pedro Gutiérrez Irigoyen, Jorge Castillo Aguirre, Jaime Espinoza Solís, José Álvarez Blas y Nolasco Román.

Médicos de la plaza Jaime del Castillo y Andrés León Martínez recibieron la ovación de todos los tendidos
DANIEL LUQUE. Silencio y silencio. (Viste con traje de luces color blanco y oro).
Primer toro, Pianista, N° 210, 532 kilos. Sale caminando, pero remata en las tablas. Embiste sin humillar y caminando. Recibe dos picas bien señaladas de las que sale rebrincando. Le corta la salida a los banderilleros. Alan Salvador Díaz se salva de la cogida por centímetros. Luque le va enseñando a embarcarse en la muleta en tandas de derechazos de los que, sin embargo, se sobrepara al salir y se revuelve rápido. Mata de metisaca, pinchazo, media atravesada y cuatro descabellos que enfurecen a muchos aficionados que expresan su descontento con la presentación del ganado en la temporada. Pitos al toro, silencio al torero.

Daniel Luque con su primer toro en Lima
Segundo toro, Rondero, N° 160, 533 kilos, 4° de la tarde. Es recibido con verónicas de cartel. Brinda a Lima, no olvida la miel que probó aquí el 2012 y quiere más. Lo lleva con trincherillas a los medios donde remata con pase de pecho entre oles. Luego se le dificulta conectar con los tendidos por la embestida descompuesta del astado que tampoco le permite bajarle la mano. Va por la espada y mata de tres intentos y descabello. Pitos al toro, silencio al matador.

JOSELITO ADAME. Dos orejas y saludo desde el tercio. (Vistió de concho de vino y oro).
Primer toro. Medianoche, N° 404, 472 kilos, segundo de la tarde. Le recibe con larga cambiada y una serie de verónicas rematadas con chicuelina, que encienden a los tendidos. Lo deja de lejos frente a Santiago Reyes, Yaco II, que le pica con una vara algo trasera. Gran quite por chicuelinas ceñidísimas. El astado se duele en banderillas. Innecesario protagonismo del buen subalterno Santi.
Brinda a los buenos aficionados de la barrera del tendido 11.
Comienza la faena con varios estatuarios pasándose el toro a milímetros. Se suceden los naturales y pases de pecho larguísimos que ponen a tocar a la buena banda Monumental Ayacucho. Prosigue con los derechazos lentos y cadenciosos, con mando, a los que acude con nobleza y recorrido el de Achury Viejo. Es desarmado y se queda impávido frente a los pitones en un desplante provocado por el toro. Una tanda más de naturales y manoletinas, ceñidas como todos los demás pases de su faena. El toro le embiste en dos tiempos al entrar a matar recibiendo, pero igual le coloca un espadazo desprendido de rápido efecto. Dos orejas de ley. Palmas al toro.

Joselito se metió en el bolsillo a los aficionados de Lima
Segundo toro, Madrileño, N° 83, 473 kilos, castaño, quinto de la tarde. Apenas acude al capote una vez. Manso al caballo de Adolfo Andrade ‘El Toto’, cruza el ruedo y recibe una buena vara de Yaco II, que le saca la casta y luego vuelve a la vara de Toto que le hace la carioca. Yaco sale entre palmas.
Brindis a los médicos de la plaza Andrés León y Jaime del Castillo.
El toro acude a duras penas a los capotes de los banderilleros, a quienes Adame ha ordenado colocarle el toro a contraquerencia para iniciar desde allí una lección de tauromaquia, de terrenos, llevando al toro a los medios siguiéndole con la muleta extendida hacia su cara haciendo que dibuje en torno a él círculos cada vez menores, hasta quedar solos en los medios donde ya no se dejan el uno al otro en largos muletazos. Suena la música.
Tras lograr la faena que parecía imposible, el toro retoma la mansedumbre de la que había dado muestras al principio y le coge sin consecuencias. Luego busca su querencia donde le termina toreando por delante, castigándolo. Estocada tendida que tarda en hacer efecto. Todo queda en saludo desde el tercio y pitos al toro.

JUAN DEL ÁLAMO. Silencio y silencio. (Blanco y plata y corbatín negro).
Primer toro, Cantinero, N° 473, 471 kilos, más pequeño que los anteriores, pero se le nota la edad en la extensión del rabo y la altura. Bien armado. Tercero de la tarde. No acude a los capotes y sale escupido de la pica dos veces. Arma un herradero en banderillas donde también exhibe su mala condición.
Del Álamo inicia su faena por bajo y en los medios de la plaza le va tapando la cara citándole de frente, con la muleta en la mano derecha arrancándole los pases. Logra arrancar los oles con valor y vergüenza torera acicateada por el buen primer toro del mexicano. Estocada tendida. Peligrosa cogida sin consecuencias al subalterno Pirri. Pitos al toro y silencio al torero.

Juan del Álamo en derechazo a su primer ejemplar
Segundo toro, Serranito, N° 185, 517 kilos, sexto y último de la tarde. De los dos primeros tercios, aparte de la poca casta del toro, se pudo ver al banderillero peruano Dennis Castillo poniendo dos de sus mejores pares de banderillas en Acho y saludando desde el tercio, aunque hizo desplantes que no le gustaron al matador.
En los medios, el toro se arranca de lejos a los cites de Del Álamo, que le sabe ocultar el defecto de terminar las embestidas con la cara arriba y caminando. Toca la banda. Prosigue la faena en el mismo son, pero el astado acentúa sus defectos. Molinetes seguidos de manoletinas. Estocada tendida, caída. Cuatro descabellos. Pitos al astado. Silencio al matador.

Se realizó Congreso Internacional de Cirugía Taurina Andrés León Martínez en Lima

Del miércoles 19 y al viernes 21 de noviembre se celebró en Lima el XXI Congreso Internacional de Cirugía Taurina, evento que congrega cada dos años a los médicos especialistas en los países donde se dan corridas de toros: España, Francia, Portugal, en Europa, y México, Colombia, Perú, Venezuela y Ecuador en América.

Según acuerdo tomado por la Sociedad Internacional de Cirugía Taurina en la edición XX del Congreso realizado en el año 2012, el Congreso llevó el nombre del doctor Andrés León Martínez como homenaje a su destacada y larga trayectoria al frente de la enfermería de la Plaza de Acho, de la que se retira este año.

Equipo médico de la plaza de Acho con su jefe, el doctor Andrés León (primero de la derecha)

En esta ocasión, participó el médico peruano Tomás Borda el conocido "Doctor TV" con la ponencia: Análisis de los últimos percances por asta de toro 2010-2014.

Este congreso se realizó por tercera vez en Lima, habiéndose organizado por primera vez en la capital peruana en 1986 y por segunda vez en el año 2006. Durante su desarrollo se presentaron conferencias de destacados cirujanos taurinos de los países participantes, intercambiando sus experiencias en las enfermerías de diversas plazas de toros del mundo.


miércoles, 19 de noviembre de 2014

Tarde de decepción en la cuarta corrida de Acho 2014


Toros de César Rincón frustraron el lucimiento de las figuras

Publicada el Lunes 17 de noviembre 

Los toros colombianos de Las Ventas del Espíritu Santo, descastados y sin bravura, a pesar de tener edad y buena presentación, echaron por tierra toda la ilusión que se tenía sobre la cuarta corrida de la Feria del Señor de los Milagros, ayer en la plaza de Acho

Había gran expectación por ver al maestro Finito de Córdoba, y a las primeras figuras del toreo, Miguel Ángel Perera y Alejandro Talavante. Solo Finito y Perera pudieron haber cortado oreja con su segundo y primer toro respectivamente, pero fallaron con la espada y solo recibieron sendos saludos desde el tercio y ovación.


Corrida de decepción la que presentó ganadero y matador en retiro César Rincón, abantos, de embestida incierta que presentaron dificultades sobre todo en el tercio de muleta por su falta de casta. El último de la tarde fue remplazado por un novillo adelantado de Achury Viejo (Colombia), que también demostró falta de bravura. Preocupante, porque esta es la ganadería que cierra la temporada el próximo domingo.

Tarde soleada con casi tres cuartos de entrada en los tendidos. Acho vio una mala tarde de toros. Al menos no fue una mala tarde de novillos.

FINITO DE CÓRDOBA, pitos y saludos desde el tercio (Viste con traje de luces color morado y oro)
Primer toro, Luladito, N° 15, 528 kilos, listón, bien presentado, aplaudido al salir a la arena. Una tanda de verónicas cargando la suerte. Recibe una sola pica.
Inicio de faena con derechazos templados que arrancan los oles, pero la ilusión se va diluyendo porque el toro muestra poca bravura se va quedando en las embestidas, sobre todo por el pitón izquierdo. El toro se queda entero, con el hocico cerrado. Entra a matar cuarteando con tres pinchazos y una entera. Silencio en el arrastre al toro, pitos al matador.
Segundo toro, Negrusco, N° 20, 507 kilos, 4° de la tarde. Buena pica de Rafael López. Toda la faena forzándole con maestría derechazos y pases de pecho de gran factura a un toro que buscó la querencia hasta que la encontró. Suena la música. No pasa por el pitón izquierdo. Mata de estocada parada. Al toro, pitos. Al torero, saludos desde el tercio.

MIGUEL ÁNGEL PERERA. Palmas y silencio (Traje turquesa y oro)
Primer toro, Clavellino, N° 12, 515 kilos, negro listón, enmorrillado, segundo de la tarde. Correcta pica de Yaco II. El toro embiste con casta y buen son, quedándose parado después de cada embestida, pero la poderosa muleta del extremeño le porfía, le tapa la cara y le arranca templados muletazos, suenan oles estruendosos y la música que hace eco en las viejas gradas. Metisaca, estocada entera y tres descabellos. Pitos al toro, palmas a Perera.
Segundo toro, Juicioso, N° 11, 542 kilos, quinto de la tarde. Verónicas con los dos pies juntos. Buena vara de Ignacio Rodríguez. Perera brinda a Lima. Inicia su faena con derechazos con la figura erguida sobre las rayas del tercio. En los medios le porfía muletazos, pero no puede ligar al ejemplar de Rincón que acusa falta de bravura en el embroque. Estocada entera. Pitos al toro. Silencio al matador.

ALEJANDRO TALAVANTE. Silencio y silencio (malva y oro)
Primer toro, Desaparecido, N° 13, 498 kilos, tercero de la tarde. Sale suelto y se desentiende de los toreros en los dos primeros tercios. Incierto en la muleta ante un Talavante ganoso, pero que tiene que abreviar. Estocada tendida, entera y dos descabellos. Pitos al toro y silencio al matador.
Segundo toro, Triunfador, N° 275, 465 kilos, novillo adelantado, colombiano, de Achury Viejo, sexto y último de la tarde, en remplazo de Resplandeciente, N° 41, 527 kilos, que fue devuelto por manso. Tumbó al picador Miguel Ángel Muñoz. El banderillero Darcy Tamayo, empeñoso en toda la tarde. El astado, sin transmisión, calamochea y también demuestra falta de bravura que desarma dos veces a Talavante e impide la lidia. Estoquea tres veces, cuarteando, y lo mata con descabello. Pitos al toro y silencio.

Más: Páginas taurinas publicadas por TAUROMAQUIAS.com en el diario El Men

viernes, 14 de noviembre de 2014

MANIFIESTO DE BOGOTA, 12 de noviembre de 2014


Manifiesto libertario leído frente a la plaza de toros de Santamaría de Bogotá, donde se congregaron miles de aficionados provenientes de todo el mundo, así como 14 figuras del toreo: los españoles Curro Vásquez, Julián López 'El Juli', José María Manzanares, Juan José Padilla, Miguel Ángel Perera, Alejandro Talavante, Iván Fandiño, Manuel Escribano y Miguel Abellán; el francés Sebastián Castella; los mexicanos Diego Silveti y El Payo; y los colombianos Luis Bolívar y César Rincón, quien se encargó de invitar a sus colegas. Junto a ellos, otros 14 titanes, los novilleros que cumplían 102 días en huelga de hambre por la reapertura de la plaza, el respeto a su libre determinación y derecho al trabajo. 


Para nosotros, los aficionados a los toros, el toreo es una manifestación de alta cultura. No porque lo hayan cantado los poetas o pintado los pintores, ni porque Francia, burocráticamente, lo haya declarado patrimonio cultural intangible de su tierra. Sino porque es una actividad que se expresa de muchos modos y es a la vez muchas cosas: una fiesta, un rito, un espectáculo, un combate, un sacrificio, un juego. Y un arte.

Las artes se definen por sí mismas, sin necesidad de demostración teórica: son como el movimiento, que se demuestra andando. Y en consecuencia se defienden también por sí mismas. Pero el arte del toreo, como todas las artes, tiene un enemigo, que es el poder. El de la Iglesia lo ha perseguido durante siglos, el de las autoridades civiles ha querido prohibirlo en muchas épocas y lugares, tanto cuando son despóticas -dictaduras o monarquías de derecho divino– como cuando se pretenden democráticas en virtud del derecho de las mayorías a gobernar. Olvidando el otro elemento esencial de la democracia, que es el respeto por las minorías.

Es esta última modalidad de acoso la que nos tiene reunidos hoy aquí, ante esta plaza de toros de Santamaría arbitrariamente clausurada por el capricho de un alcalde, que lo justifica en nombre de la estrecha aritmética que le dio el triunfo electoral.


Los aficionados a los toros somos una minoría, y sabemos que nuestros gustos no son universalmente compartidos. Por eso no aspiramos a imponerlos sobre los de otras minorías haciéndolos obligatorios, ni queremos tampoco prohibir los suyos, que pueden ser tan variados como la ópera o las carreras de motocicletas o la práctica del espiritismo, las procesiones religiosas o las maratones de marcha a pie. Sólo pretendemos que, recíprocamente, no nos impongan los suyos ni nos supriman los nuestros. No queremos ni mandar ni prohibir. Pero nos resistimos a que nos prohíban y nos manden.

No se trata únicamente de reclamar el derecho a asistir como espectadores a las corridas de toros. Se trata también de defender el derecho a elegir el propio oficio. En este caso, la profesión de torero, como lo desean estos jóvenes novilleros que llevan meses acampando frente a las puertas cerradas de la plaza de toros, como refugiados de una guerra.

O como lo hicieron estas figuras del toreo venidas de España, México y Francia, y por supuesto también de Colombia, para acompañarlos en persona en una manifestación de solidaridad con ellos y de coherencia con sus propias vidas. Estamos aquí, en suma, para exigir la libertad. La libertad de expresión. La libertad de elección. La libertad del placer. Contenidas todas en el eterno sueño libertario que es la prohibición de prohibir.

Quien quiera suscribir este Manifiesto, bienvenido sea. Ya lo haga por su afición a los toros, o por su interés en el arte, o por su tolerancia hacia los gustos ajenos, o por su respeto por los derechos de las minorías, o por su amor a la libertad. Este es un Manifiesto para hombres libres.

Bogotá, 12 de noviembre de 2014

Este documento histórico ha sido redactado por el escritor colombiano Antonio Caballero, premio Planeta de periodismo, y ya ha sido refrendado por Fernado Botero, Joaquín Sabina y Mario Vargas Llosa. También lo firmarán Bryce Echenique, Joan Manuel Serrat, Fernando Savater, Gerard Depardieu, Arturo Pérez-Reverte, Baltasar Garzón, Miguel Bosé, Sharon Stone, Andrés Calamaro, Alejandro Sanz, Iker Casillas, David Villa, Radamel Falcao, Sergio Ramos y cualquier ciudadano del mundo que así lo tenga a bien:

César Rincón: "Nunca he vendido un encierro que se anuncie como corrida de toros y sean novillos"


Ganadería Las Ventas del Espíritu Santo de Colombia, reseña y video

- Reseña tomada del libro "El Toro de Lidia en Colombia", de la Federación de Ganaderos Colombianos, FEDEGAN, compartida por el caleño Brian Orozco, especialista en la cabaña brava del país cafetero

- Video del apartado de los toros para Cutervo, con César Rincón y los organizadores de la Feria San Juan Bautista 2012 en medio de los astados, en el que el célebre matador explica porque no vende novillos adelantados, como si fueran toros

La ganadería las Ventas del Espíritu Santo ya debutó en el Perú, en Cutervo, Cajamarca, donde indultó un toro en junio de 2012. Este domingo 16 de noviembre se presentará por primera vez en la histórica plaza de Acho.

Si manda a Lima toros con edad, la cuarta corrida de la Feria del Señor de los Milagros podría valer lo que cuesta en la taquilla pues solo habrá que esperar que luzcan su casta frente a tres gallos: Finito de Córdoba, Miguel Ángel Perera y Alejandro Talavante, nada menos.

Fundación: 1993.
Antigüedad: Cali, Plaza de toros de Cañaveralejo, 27 de diciembre de 1998.
Propietario: César Rincón Ramírez.
Ubicación: Vereda El Sinaí, Albán, Cundinamarca. / Carmen de Apicalá, Tolima.
Divisa: Amarillo, azul y rojo.
Encaste: Parladé.
Líneas: Domecq.
Procedencias: Marqués de Domecq, Jandilla, El Torreón, Victoriano del Río (España).




Cuando César Rincón se distanciaba diez, doce o, tal vez, quince metros de la cara del toro, y adelantaba la muleta hasta lo que diera la extensión de su brazo, provocando con su cite, y con la voz, la embestida del animal, los públicos del mundo se estremecían.

Si el toro atendía esa invitación, prendía galope y se zambullía en busca de la muleta, pocos podían contener la emoción. Esa imagen, que repitió durante casi 25 años en Colombia, América y Europa, no sólo fue uno de los fundamentos de su tauromaquia, sino que lo llevó a convertirse, desde la década de los 90, en máxima figura del toreo.

Contarlo y repetirlo es tarea sencilla. Pero que ese milagro se produjera no era rutina ni cuestión de todos los días. Porque, en principio, era indispensable que un toro lo permitiera. Que su instinto y bravura lo alentaran a perseguir el engaño y, por gracia de las distancias, embistiera de la forma más emotiva de cuantas existen: al galope.

Esas condiciones, difíciles de encontrar en un toro de lidia, son las mismas que César Rincón está dispuesto a inmortalizar, seleccionar y conservar, ahora como ganadero. Y el toro cuyas condiciones le permitieron ser máxima figura del toreo, es el mismo que gusta de criar en Las Ventas del Espíritu Santo.

"A mí me emociona el toro que galope, que humille, que tenga recorrido y que, al mismo tiempo, tenga bravura y nobleza. Dentro de todos los comportamientos de un toro, el que más me emociona a mí es ver un toro galopar y acudir a los engaños".


Pero, más allá de que esas características fueran las que más se acoplan a su concepción del toreo, César confiesa que su búsqueda como ganadero se concentra en el "respeto" hacia el toro. "En los terrenos que conocí del toro de lidia, observé que necesita unas distancias fundamentales, su espacio y sus tiempos, para que pudiera expresar lo que llevaba adentro. En ese contexto, quiero siempre imprimir esa 'personalidad' al toro".

'Personalidad' que decidió moldear, desde 1993, cuando fundó el hierro de Las Ventas del Espíritu Santo, nombre que, además, sirvió como un homenaje a la plaza y la afición que lo encumbraron a la gloria.

En ese año, César, aprovechando su amistad con varios de los más prestigiosos ganaderos de España, trajo a Colombia vacas y sementales del Marqués de Domecq, Jandilla, Victoriano del Río y El Torreón, hierro este último que, a finales de los 90, compró en su totalidad a Felipe Lafita, convirtiéndose en la primera ganadería española propiedad de un ganadero colombiano.


Estas procedencias no fueron casualidad. Del Marqués de Domecq -dice César- "me gustaba siempre que era un toro que galopaba mucho, pero tenía un gran defecto: no humillaba". Sin embargo, en Jandilla encontró eso que le hacía falta. "Veía un toro más bravo, que humillaba más y se empleaba en los tres tercios".

El broche de esta alquimia fue con sangre de El Torreón, pues, como el propio ganadero admite, le permitió encontrar dos características muy anheladas: nobleza y profundidad de las embestidas. "Esas características son las que me han llenado como ganadero y aficionado".

Los sementales que, en esa década, empezaron a marcar la trayectoria de Las Ventas fueron cuatro: 'Irritado' (Jandilla); 'Ramito', 'Jungla' y 'Nueva Ropa' (Marqués de Domecq), siendo este último, e 'Irritado', los que mejores resultados dieron en criterio del ganadero.

Una saga de sementales que, en muy poco tiempo, tuvo continuidad con una importante descendencia, pues, nacidos en Las Ventas, han sido casi 15 los sementales que han refrescado la sangre de la ganadería.


Los nuevos sementales fueron encontrados y evaluados por César Rincón, a través de tres diferentes caminos de selección. El Primero, y el más apetecido por el ganadero, bajo la lupa de las hechuras o características físicas, y la reata -la información de la familia de la que procede-. César defiende este criterio, si se complementa con una exigente evaluación a sus hijos, vacas y novillos, en cada uno de los tentaderos.

Ese es el caso del semental 'Titulado', un toro del que César se enamoró, tanto de su fenotipo como de su procedencia, y, sin tentarlo ni enviarlo a la lidia en una plaza de toros le apartó un lote de vacas para que las 'cubriera'. Sus primeros resultados, en las características de bravura de sus crías, le dieron el visado para continuar en la ganadería.

El segundo criterio de búsqueda de sementales, utilizado en Las Ventas del Espíritu Santo es, precisamente, el tentadero. son los casos de 'Gracioso', número 38, y 'Extraviado', este último procedente de El Torreón.

El tercer criterio de selección es el indulto en las corridas. Un examen también exigente, pues da por entendido que superó ya las exigencias del ganadero y complació los gustos de un público, tras una lidia formal y pública.

Desde 1998, año en que se lidió la primera corrida de Las Ventas, esta ganadería ha tenido, quizás, un récord sin precedentes de toros indultados. En menos de 10 años la lista de toros que han salvado su vida en la plaza supera la decena. Pero en los registros del ganadero, tienen lugar de privilegio 'Abogado', indultado por César Rincón en Manizales; 'Clavellino', indultado por Luis Bolívar en Manizales, 'Plebeyo', por el mismo César en Bogotá; 'Desaparecido', por Enrique Ponce en Bogotá; 'Seminarista', por Manuel Caballero en Duitama; y 'Gracioso' por Sebastián Vargas en Bogotá.

Pero eso es apenas el punto de partida para Rincón. Pues, hacia delante, la evaluación a la descendencia del animal se hace cada vez más exigente, y para el ganadero se convierte en el verdadero examen de calidad de los respectivos sementales.

Las pretensiones, o los objetivos del ganadero César Rincón, van más allá de imprimirles 'personalidad' a sus toros. Sueña con crear un encaste propio y definido. Que el toro de Las Ventas se reconozca con sólo verlo, y tenga un comportamiento único y diferente en el ruedo.

"Es casi un imposible. Porque no pienso sólo en mí, sino en las generaciones. Hay ganaderías en España de las que me gustaría tener ese sello característico, como la de Torrestrella. Hay un sello característico en Juan Pedro Domecq, o en Victorino Martín. Son tipos de toro que se han convertido en encastes propios, a base del estudio de una misma genética, pero también del gusto que van teniendo por determinado tipo de toro. Y ese toro, cuando sale al ruedo, expresa un poco el sentimiento que tiene el ganadero. Eso me encantaría. Pero sé que mi vida va ser muy cortica para imprimirle un sello a la ganadería, que es mi anhelo".

VIDEO: "Creo que es muy importante que tengan ustedes la certeza de la edad del toro" César Rincón 



"Mis toros, como lo pueden ver ustedes son de más de cuatro años. Creo que lo más importante de cualquier evento es que, cuando se anuncien corridas de toros, éstos, para que lleguen a su mayoría de edad, tiene que transcurrir más de cuatro años. Cuando el toro tiene los cuatro años cumplidos, se les ve la seriedad, pero cuando tiene mucho más de cuatro años al toros, como se dice, "se le ve la barba" y de eso intentamos que se trate.
Nunca he vendido un encierro que se anuncie como corrida de toros y sean novillos. Creo que es algo muy importante, que tengan ustedes la certeza de la edad. Luego el toro podrá ser más grande o no... en mi ganadería el toro es pequeño, no es un toro grande. El toro de lidia puede ser pequeño, pero la edad, sí tiene que cumplir un reglamento, que establece los cuatro años cumplidos, porque con tres años se puede lidiar en novilladas con picadores y con dos años se lidia en becerradas, que son novilladas sin picadores..."

jueves, 13 de noviembre de 2014

VIDEO DISCURSO DE CESAR RINCON A FAVOR DEL TOREO EN BOGOTA 12 noviembre 2014


El torero colombiano César Rincón da un emotivo discurso en la Cumbre por la libertad a la tauromaquia, convocada por los novilleros en huelga de hambre, que exigen la reapertura de la plaza Santamaría. Asistieron los famosos matadores españoles Curro Vásquez, Julián López 'El Juli', José María Manzanares, Juan José Padilla, Miguel Ángel Perera, Alejandro Talavante, Iván Fandiño, Manuel Escribano, Miguel Abellán; el francés Sebastián Castella; los mexicanos Diego Silveti y El Payo; y el colombiano Luis Bolívar.



Frente a la espléndida plaza de toros color teja se congregaron miles de aficionados provenientes de todo el mundo. El escritor colombiano Antonio Caballero, premio Planeta de periodismo, ha redactado el manifiesto de la histórica jornada, documento que ya ha sido refrendado por Fernado Botero, Joaquín Sabina, Mario Vargas Llosa, y que también firmarán Bryce Echenique, Joan Manuel Serrat, Fernando Savater, Gerard Depardieu, Arturo Pérez-Reverte, Baltasar Garzón, Miguel Bosé, Sharon Stone, Andrés Calamaro, Alejandro Sanz, Iker Casillas, David Villa, Radamel Falcao, Sergio Ramos y cualquier persona que crea en la libertad y la libre determinación por encima de la intolerancia y de la hipocresía animalista.

miércoles, 12 de noviembre de 2014

Alfonso de Lima dio la vuelta al ruedo en la tercera corrida ferial


Maestría de Ponce y poder de Castella abrieron puerta grande de Acho

Página publicada Hoy Lunes 10 de noviembre en el diario El Men

El matador español Enrique Ponce cortó ayer dos orejas con maestría a su segundo toro y salió a hombros junto al francés Sebastián Castella (una oreja en cada uno de sus toros) en la tercera corrida de la Feria del Señor de los Milagros de Lima. El peruano Alfonso de Lima dio la vuelta al ruedo en el último de la tarde.

Los toros peruanos de Roberto Puga y uno de Montegrande, demostraron casta y nobleza en general, aunque escasos de fuerzas, prácticamente no fueron picados. El primero, de Santa Rosa de Lima, fue complicado, llevaba la cara alta y no se prestó para la lidia de Ponce, que abrevió siendo pitado.

(Reproducción: Wilfredo Facho/Toros.mas)
Tarde soleada y con tres cuartos de asistencia en los tendidos. Antes de la corrida se develó una placa en honor al desaparecido Torero de Lima, José María Manzanares, en uno de los machones de sombra de la bicentenaria plaza. Las banderas lucieron a media asta por el maestro alicantino.

Ponce, dueño de casa en Acho, invitó a Castella y a Alfonso de Lima a recibir la tradicional ovación desde el tercio, al comenzar la corrida. Castella vino a demostrar que no le gustó nada no ser tomado en cuenta en las tres últimas temporadas de Lima. El peruano estuvo empeñoso y demostró grandes progresos, pero también falta de técnica y transmisión a los tendidos.

El subalterno peruano Dennis Castillo se desmonteró y saludó luego de banderillear al sexto toro. Regresó tras siete años y fue aplaudido otro compatriota: el banderillero peruano Gustavo Jiménez ‘Pelusa’

DEVELAN PLACA A CÉSAR GIRÓN. La Fundación cultural Girón develó, la tarde del domingo 2 de noviembre, la placa de azulejos que conmemora el 60 aniversario de la tarde en la que el matador venezolano César Girón cortó la única pata de toro concedida oficialmente en Acho, en una Feria del Señor de los Milagros, el 1 de noviembre de 1954, año en que además ganó el Escapulario de Oro.
En el solemne acto realizado en el patio sevillano de Acho, declamó el poeta Carlos Barraza y participaron el alcalde del Rímac, Enrique Peramás; el presidente de Fundación Girón en el Perú, Carlos Castillo Alejos, y la representante de la empresa CITOTUSA, Josefina Barrón, ante una nutrida concurrencia.
Hay que recordar que también cortó pata en Acho, en temporada veraniega, el diestro mexicano Luis Procuna, el domingo 3 de abril de 1949.

VISITA LA EXPOSICIÓN HUMOR TAURINO DE COSSIO. El reconocido pintor y educador Luis Eugenio Cossío inauguró el miércoles 6 de noviembre en San Isidro una exposición de sus cuadros que se titula “Humor Taurino del serio y del gracioso, conforme al reglamento”.
En la ceremonia, que estuvo a cargo del conocido Felipe Carbonell, se presentó también el libro virtual escrito por el artista, que trata de varios aspectos históricos y artísticos de la tauromaquia. También participaron Leonardo Cossío interpretando la guitarra clásica española y Teresa Luna con el cantar de la copla.
La muestra que ha sido curada por Belmonte Cossío estará abierta hasta el miércoles 26 de noviembre en el Centro Cultural CAFAE - SE de la avenida Arequipa 2985.

Más: Páginas taurinas publicadas por TAUROMAQUIAS.com en el diario El Men

Bogotá gritará ¡Libertad! hoy en Cumbre del toreo en la Santamaría


Taurinos unidos a partir de las 3 y 30 de la tarde para conquistar la tolerancia

BOGOTÁ/Caracol. Ya están en nuestro suelo gentes venidas de distintos países y regiones que aman el toreo, que procuran civilizadamente preservar su lugar en el mundo, que no estamos dispuestos a ceder ante cualquier poder que intente menoscabar el acceso a la fiesta pretextando argumentos deleznables. Las personalidades del toreo, aficionados y estamentos taurinos provenientes de todo el mundo se reúnen hoy a las 3 y 30 de la tarde en la cumbre de Bogotá para frenar la intolerancia, recordar que somos destinatarios de derechos, que como minoría podemos y debemos ejercer más allá de prohibicionismos, de argucias burocráticas, de intereses mezquinos.

No mendigamos del poder nada. Exigimos respeto. En un evento sin precedentes en la historia de la tauromaquia, por primera vez, las figuras del toreo y la gente del toro a nivel mundial se dan cita en una manifestación para reivindicar la libertad de correr toros.

Los novilleros que permanecen 102 días en huelga pernoctan en los exteriores de la Santamaría la última noche antes de la gran manifestación taurina mundial
Encabezados por el maestro César Rincón, una veintena de figuras del toreo de Colombia, España, Francia y México, se unen a la afición de Bogotá, y a los heroicos novilleros, para exigir respeto y libertad ante las medidas autoritarias de la alcaldía local. Luego del fallo de la Corte Constitucional de Colombia que dio la razón a los taurinos, es inminente la apertura de la plaza.

La manifestación servirá para reivindicar la vigencia legal, social y cultural de la tauromaquia en Colombia, y para conminar al Congreso de la República a tramitar la declaratoria de Patrimonio Cultural Inmaterial para las corridas de toros. Será a las 3:30 pm en torno al portón mayor de la Plaza de Toros de Santamaría. Se recomienda llevar ropa abrigada y paraguas.

David Rodríguez, uno de los novilleros en huelga, se entretiene jugando con  una net imporvisada en el frontis de la plaza de toros de Bogotá   
Por otra parte, Madrid se ha unido a esta manifestación mediante un acto paralelo en la Plaza Chamberí, a las 19:30 horas. Han confirmado su visita a este acto personalidades de la talla de Santiago Martín El Viti, Juan Antonio Ruíz 'Espartaco', Diego Urdiales, Uceda Leal, Carlos Núñez, los miembros del Foro de la Juventud Taurina, y distintos representes. Se leerá al unísono con Bogotá el manifiesto protaurino redactado por el escritor colombiano Antonio Caballero, documento que ya ha sido firmado por el premio Nobel Mario Vargas Llosa, el pintor y escultor Fernando Botero, y el compositor Joaquín Sabina, entre otros.

Esta manifestación no olvida a los hermanos taurinos de Cataluña, Quito, San Sebastián, y aquellos sitios donde las medidas despóticas han resultado con la indigna prohibición de la Tauromaquia.

¡Defiende las corridas de toros!
La Fiesta Brava TE NECESITA.

lunes, 10 de noviembre de 2014

Maestría de Ponce y poder de Castella abrieron puerta grande de Acho


Alfonso de Lima dio la vuelta al ruedo en la tercera corrida ferial

- Fotos: Rafael Morán / Virgilio Grajeda

El matador español Enrique Ponce cortó este domingo 9 de noviembre dos orejas con maestría a su segundo toro y salió a hombros junto al francés Sebastián Castella (una oreja en cada uno de sus toros) en la tercera corrida de la Feria del Señor de los Milagros de Lima. El peruano Alfonso de Lima dio la vuelta al ruedo en el último de la tarde.

Los toros peruanos de Roberto Puga y uno de Montegrande, demostraron casta y nobleza en general, aunque escasos de fuerzas, prácticamente no fueron picados. El primero, de Santa Rosa de Lima, fue complicado, llevaba la cara alta y no se prestó para la lidia de Ponce, que abrevió, siendo pitado.


Tarde soleada y con tres cuartos de asistencia en los tendidos. Antes de la corrida se develó una placa en honor al desaparecido Torero de Lima, José María Manzanares, en uno de los machones de sombra de la bicentenaria plaza. Las banderas lucieron a media asta por el maestro alicantino. Ponce, dueño de casa en Acho, invitó a Castella y a Alfonso de Lima a recibir la tradicional ovación desde el tercio, al comenzar la corrida.


Castella vino a demostrar con su arte y voluntad, que no le gustó nada no ser tomado en cuenta en las tres últimas temporadas de Lima. El peruano estuvo empeñoso y demostró grandes progresos, pero también falta de técnica frente a las complicaciones propias de cada toro y transmisión a los tendidos.
 
ENRIQUE PONCE, pitos y dos orejas (Viste con traje de luces color tabaco y oro)
Primer toro, Liberal, N° 182, 487 kilos, de Santa Rosa de Lima, cornidelantero, bragado. Embiste con codicia al picador, que le cierra la salida, es decir, le tapa la salida entre el caballo y las tablas, un recurso que solo debería emplearse con los toros mansos.
No brinda. Le cita de cerca y en paralelo, el toro acude por ambos pitones, pero saliendo de cada pase con la cara arriba, complicado por el pitón derecho. El torero tiene que componer la figura tras cada muletazo y hace gestos de que no tiene faena sin insistir mucho con la mano izquierda, entre pifias. Va por la espada y mata de pinchazo y trasera desprendida. Pitos al toro, pitos al matador.

Segundo toro, Furtivo, N° 81, 482 kilos, colorado, anovillado de cara, de Roberto Puga, cuarto de la tarde. Sale más dispuesto Ponce y entona a los tendidos con el capote. Solo un encontronazo en lugar de pica.
Brinda a Acho y camina decidido hacia el tendido 11. Desarrolla una magistral faena con derechazos rematados con molinetes, pases de pecho y cambios de mano, interpretados con su temple y mando tan singulares, que son ovacionados desde todos los tendidos. Suena la música y prosigue con un ejemplar muy noble que acude cuando se le cita y a donde se le lleva va. La poncina -largos circulares con la rodilla flexionada de espaldas al toro- pone a todos de pie. La faena se prolonga y termina con abaniqueo. El maestro le hace guiños al tendido, torea con y sin toro. Estocada entera. Palmas al toro en el arrastre, dos orejas a Ponce.

Natural de Ponce en Lima
SEBASTIÁN CASTELLA. Oreja y oreja. (Traje azulino y oro con remates blancos)
Primer toro, Descosido, N° 80, 513 kilos, colorado, de Roberto Puga, segundo de la tarde. El matador ordena que le den una minipuya y de inmediato el juez cambia el tercio. Quite por chicuelinas rematadas con una revolera por delante. Buen tercio de banderillas del español José Borrero y del peruano Gustavo Jiménez ‘Pelusa’, que regresa a la Feria de Lima tras siete años.
A por todas, comienza la faena citando con el clásico cambiado y luego siguen largos y templados derechazos que arrancan los oles de todos los tendidos. Suena el pasodoble Chumburbulerías y se suceden muletazos de gran categoría aprovechando la nobleza del astado. Lo prueba por naturales y comienza a rajarse. Vuelve a los derechazos y le saca las mejor tandas y todo lo que tenía para dar. Estocada media en buen sitio y descabello. Palmas al toro y oreja para Castella.

Segundo toro, Revoltoso, N° 75, 511 kilos, castaño capirote, de Roberto Puga, quinto de la tarde. Dobla las manos en la pica, que apenas recibe. El diestro francés administra las escasas fuerzas que acusa su enemigo dándole tiempo para tomar aire entre tanda y tanda. Le cita por derechazos a los que el astado va con nobleza y recorrido. Suena la música y la faena va para arriba. En un remate con la izquierda, el toro pasa en cámara lenta lo que no pasa desapercibido por el francés, que cambia de mano y lo embarca en series de naturales cadenciosas y templadas que son ovacionadas. Antes de ir por la espada le instrumenta una tanda más de templados derechazos. Estocada entera que es suficiente. Oreja.

Castella y Ponce a hombros en Acho
ALFONSO DE LIMA. Silencio y vuelta al ruedo (Acero y oro)
Primer toro, Hacendado, N° 8, 521 kilos, colorado, de Montegrande, tercero de la tarde, badanudo. Recibe un cuarto de pica. Simpson se muestra dispuesto con el capote.
Brinda su faena a Enrique Ponce y torea con empaque en los medios con la mano derecha ante un toro que no le ayuda a transmitir a los tendidos y se le va quedando. Lo prueba citando desde cerca pero no tiene nada más para hacer con él y el público se lo reclama. Mata de entera, cuarteando. Silencio y silencio. Acho está exigente con el torero peruano, como debe de ser.

Vuelta al ruedo de Alfonso de Lima  
Segundo toro, Laureado, N° 70, 516 kilos, negro listón, sexto y último de la tarde. Simpson tiene ganas de comerse la plaza y hasta pica él mismo al toro, pero fue un gesto innecesario: no jineteó, puso en peligro su pierna indefensa y ni siquiera tenía intención de picarlo realmente, pues apenas le señaló con la puya. El banderillero peruano Dennis Castillo saluda desde el tercio.
Brinda a su esposa. En los medios, el de Puga embiste humillando y Simpson tarda en levantarle la mano en los muletazos pues hundió repetidas veces los pitones en la arena. Le arranca buenos derechazos. Hay toro. Pide marinera y el popurrí comienza con la Concheperla. Con los naturales transmite menos, luego lo embarca en circulares templados con la derecha que reciben ovación. Simpson demuestra progresos y también intenta torear sin toro. Estocada casi entera, ligeramente atravesada, dos descabellos. Silencio al toro y vuelta al ruedo para Alfonso de Lima.

viernes, 7 de noviembre de 2014

Castella sustituye a Manzanares en Acho


Diestro francés regresa a Lima luego de tres años 

El matador francés Sebastián Castella sustituirá a José María Manzanares este domingo 9 de noviembre en Lima, por duelo, en la tercera corrida de la temporada taurina que se realiza en la plaza de Acho.

El alicantino estaba anunciado para el domingo en la tarde estelar de la Feria del Señor de los Milagros, pero ha suspendido su temporada americana por el fallecimiento de su padre, la semana pasada.

El cartel del domingo lo completan Enrique Ponce y Alfonso de Lima con toros peruanos de Roberto Puga.

Castella, ya toreó por Manzanares el domingo 2 en La México, donde cortó dos orejas y salió por la puerta grande. Además de Lima, Manzanares ha sido baja en los carteles de Insurgentes y Querétaro (México).

La última tarde de Castella en Lima fue el 2011, con toros de Puga 
La última tarde de Castella en el coso de Acho fue el 27 de noviembre de 2011. Ese día le toco el peor lote de un encierro de Roberto Puga terciado pobre de cornamenta; noble, pero justo de fuerza y transmisión. Sin embargo, el francés salió airoso y fue aplaudido.

Related Posts with Thumbnails