martes, 31 de mayo de 2016

ANDRÉS ROCA, Rey en Granada. GALDÓS, Príncipe en Sevilla


DAVID MORA, el regreso soñado a Las Ventas de Madrid

- Página publicada Ayer Lunes 30 por TAUROMAQUIAS.com en el diario El Men

El matador peruano Andrés Roca Rey volvió a causar sensación después de su paso por Las Ventas de Madrid, donde abrió la Puerta Grande. Esta vez fue el viernes 27 de mayo en la Feria del Corpus de Granada.

El joven revelación en el escalafón español, imparable, cortó tres orejas, le pidieron rabo, y salió a hombros con Sebastián Castella, en una decidida actuación. Menos suerte tuvo Enrique Ponce, que se marchó de vacío pero estuvo por encima de su lote.


Con su primero estuvo variado y muy decidido con el capote. El toro, al que le faltó fuerza y clase, al menos le permitió ligar sin enmendarse, aunque la conexión entre toro y torero no siempre fue fácil ya que el animal no acabó de romper. Todas estas carencias las suplió el peruano con un valor enorme y entrega absoluta.

Al sexto se lo sacó a los medios con torería manejando el percal. Tremenda disposición y valor sereno de Roca Rey ante un toro que no humilló ni acabó de pasar, pero, a base de insistir y de aguantar, logró sacar el peruano agua de un pozo vacío. En cercanías volvió a mostrar arrojo y firmeza, calando por su emoción.

Con media plaza, se lidiaron toros de El Torero, desiguales de juego, destacó por su transmisión y movilidad el 3º y por noble el 5º; y dos sobreros de Albarreal, 2º y 5º.

Ponce, ovación con saludos tras petición. Aviso y ovación con saludos. Castella, oreja en ambos. Roca Rey, dos orejas con petición de rabo y oreja.

Roca Rey celebró con Sabina sus triunfos en Madrid y Granada.
DAVID MORA, DEL CALVARIO A LA GLORIA. El matador español David Mora, amigo del Perú y triunfador de Cutervo 2011, abrió la Puerta Grande de Las Ventas el martes 24 de mayo, dos años después de la tremenda cornada sufrida en la misma plaza que por poco le deja inválido.

Mora volvió a triunfar en Madrid gracias a una magnífica faena, llena de gusto y torería, a un toro de vuelta al ruedo de Alcurrucén, el primero de su lote. Con este toro, David Mora compitió en quites con nuestro compatriota Roca Rey y fue brutalmente volteado en el inicio de la faena. Luego construyó una labor casi perfecta, hasta la estocada final.

Roca Rey, pleno de valor en todas sus intervenciones, no pudo ratificar su éxito de su primera tarde en San Isidro 2016, liquidó de una gran estocada al sexto y dejó su cartel intacto. Diego Urdiales no tuvo la suerte a favor en su segunda y última tarde de la feria.

GALDÓS IMPONENTE EN SEVILLA
. Un día antes de su presentación en Madrid -donde los novillos impidieron cualquier lucimiento- el novillero peruano Joaquín Galdós cortó el domingo 22 de mayo dos orejas con petición de tres en La Maestranza de Sevilla con un toreo sólido, ambicioso, de imponente trazo zurdo a la interesante novillada de Roció de la Cámara.

El imponente trazo zurdo de Galdós en Sevilla.
El presidente se negó a concederle una tercera oreja y, con ella, la Puerta del Príncipe ya que en Sevilla se requiere tres trofeos para cruzarla. Sus alternantes José Ruiz Muñoz fue herido “menos grave” y al debutante Jesús Álvarez le ovacionaron.

Así lo atestigua el cronista Manuel Viera, de Cope.es: “La faena de Galdós al sexto novillo acabó en un verdadero festín de naturales hondos y cadenciosos, hilvanados y rematados. Resulta difícil imaginar otra versión más pura y profunda que la ejecutada por el novillero limeño.
El seductor recorrido del natural poseyó por momentos una belleza y personalidad que emocionó sin más. Su desbordante capacidad para hacer el toreo se mostró en el virtuosismo de su muleta durante la lidia del buen utrero de la ganadera gaditana.
Ora con la diestra, ora con la zurda. Con el resultado de una faena personalísima, desinhibida, seria, despaciosa, bien trazada y ligada, brillante y de frescura extraordinaria. Aun así, cuatro naturales fueron cima de una obra de amplio contenido expresivo.
Una faena que resumió, explicó y definió su personal forma de hacer el toreo. Con una estocada rubricó su obra y sumó un nuevo apéndice.
Antes, con el cuarto, un extraordinario novillo al que correspondía lidiar al herido José Luis Muñoz, abrió las puertas de la recreación con un toreo más a derecha que a izquierda con el que realzó el carácter clásico de una faena muy lograda y reforzada con un estoque que, pese a su trayectoria contraria, lo introdujo hasta dejarlo de ver. La oreja hizo honor a lo hecho.
También se mostró templado con el noble y desfondado segundo. Fue faena de altibajos, de despaciosos muletazos, en la que entremezcló el valor con detalles del concepto que le define. Pinchó y saludó mientras le ovacionaron”.


Novillos de Rocío de la Cámara/Cortijo de la Sierra, bien presentados y desigual comportamiento. Complicado, por encastado, el 1°; noble y sin fondo el 2°; sin fuerzas el 3°; con calidad en la embestida el 4°; parado y a la defensiva el 5°; noble y con clase el 6°.

José Ruiz Muñoz, silencio en el único que mató. Joaquín Galdós, saludos, oreja y oreja con petición de segunda. Jesús Álvarez, saludos y silencio.

Más: Páginas taurinas publicadas por TAUROMAQUIAS.com en el diario El Men

0 COMENTARIOS / :

Publicar un comentario

* No se publicará comentarios ofensivos. Este no es un espacio para hacer propaganda contra la tauromaquia.

ARCHIVO (Todos los artículos)

Related Posts with Thumbnails