domingo, 29 de octubre de 2017

Peruano Cabello se impuso con la espada en novillada de sustos en Acho


Mexicano Román Martínez quedó inconsciente y fue trasladado a una clínica. Ángel Sánchez dibujó los mejores lances de la tarde.

- Astados de La Centinela no estuvieron al nivel de la Feria del Señor de los Milagros

- Fotos: Virgilio Grajeda

El novillero peruano Carlos Cabello mató bien a sus dos novillos y saludó desde el tercio al culminar la novillada inaugural de la Feria del Señor de los Milagros tras una tarde sobre la que se cernió la tragedia. El mexicano Román Martínez sufrió una impresionante cogida que lo dejó noqueado en la mitad de la plaza cuando citaba a zapopinas a su segundo novillo.

Cabello también fue cogido por su primer ejemplar y sufrió rotura de ligamentos de la pierna izquierda. Pasó a la enfermería y salió a lidiar a su segundo enemigo contra la indicación de los médicos. El novillero español Ángel Sánchez no tuvo suerte en su lote. Sin embargo, dibujó los muletazos más memorables de la tarde e hizo tocar a la banda con su segunda faena. Mató mal a sus dos utreros, al igual que al que mató en lugar de Martínez, a quien se lo brindó.

Carlos Cabello fue cogido tres veces por su primer novillo en Acho.

Los novillos de La Centinela no cumplían con la edad ni presencia requerida. El primero, de la ganadería peruana La Centinela fue manso, los demás mostraron notas de bravura en el caballo, pero se rajaban, descastados. El quinto duró más, pero se aplomó. El escaso público que no llegó al tercio de entrada estuvo más bien frío y optó por los silencios bajo el cielo que se nubló. La pertinacia de Cabello por no perder su oportunidad, a pesar de estar seriamente herido, pudo merecer una premio. ¡Era una novillada!

Martínez ya había sido cogido al banderillear a su primero dando la espalda a las tablas de la puerta de toriles. Lo mató de no sé cuántos descabellos y escuchó un aviso. Antes de ser cogido por su segundo, arrancó los primeros oles de la feria con el capote. Derribado e inconsciente, fue pateado en la cabeza por el animal. En la enfermería se le diagnosticó traumatismo encéfalo craneano y fue llevado a la Clínica Angloamericana para los estudios radiológicos del caso.

INERTE. Derribado e inconsciente, el mexicano Román Martínez fue pateado en la cabeza por el animal.

Cabello le brindó su primer ejemplar a su padre. En la faena de muleta demostró algunos recursos y conexión con los tendidos. En total, el astado le propinó tres cogidas por encimarlo para sacarle faena. También sufrió esguince de rodilla. Mató de media estocada efectiva.

Su segundo ejemplar fue el mejor presentado de la tarde aunque igual se rajó. Fue picado dos veces y el de Celendín se empeñó con él pero estaba disminuido. No debió salir, pero era su oportunidad. Debe haber complicado mucho su recuperación. Lo mató de entera, nuevamente efectiva.

Español Ángel Sánchez dibujó los mejores muletazos de la tarde.
Se vieron buenos pares de banderillas de los subalternos peruanos Robert Tacza, Alan Quispe y de Dennis Castillo. Buena puya de Pedro Cárdenas 'Junior'. Yaco II fue tumbado de su caballo. Los toreros no deberían pedir a los subalternos que les lleven a sus astados al caballo, especialmente cuando son novilleros, que es cuando tienen que lucirse en toda la lidia. La arena estuvo mal regada y, por alguna razón, se decidió no prender las flamantes luminarias compradas por la empresa.

HERIDO Y ROTO. Cabello rumbo a la enfermería de la plaza de Acho.
EFECTIVIDAD. Así mató Carlos Cabello, novillero shilico.

0 COMENTARIOS / :

Publicar un comentario

* No se publicará comentarios ofensivos. Este no es un espacio para hacer propaganda contra la tauromaquia.

ARCHIVO (Todos los artículos)

Related Posts with Thumbnails