lunes, 27 de noviembre de 2006

En tarde magistral Sebastián Castella gana Escapulario del Señor de los Milagros

MATADOR FRANCÉS REPITIÓ RECITAL DE TOREO Y CORTÓ CUATRO OREJAS

El Juli dio cátedra y también salió por la puerta grande
Barrera estuvo a la altura, cortó oreja, dio vuelta al ruedo y fue ovacionado.
• Gran triunfo de bandera hubo ayer en Acho, la Primera Plaza de América.

TAUROMAQUIAS Perú (http://cesarteran.blogspot.com/)

Sebastian Castella y El Juli dan la vuelta al ruedo y salen a hombros en Acho, la Primera Plaza de América

Los resultados hablan por sí solos. Se cortaron siete orejas (una para Vicente Barrera, dos para El Juli y cuatro para Castella).

Este último se adjudicó por segunda vez el Escapulario de Oro del Señor de los Milagros y el ganadero peruano Roberto Puga fue cargado a hombros junto con los triunfadores.

Ganó el público, la afición, con un lleno total en sol y muy pocos claros en sombra.

Triunfaron los toros peruanos y su ganadero, don Roberto Puga, quien ha sabido darle tiempo al tiempo para lanzar al ruedo ayer un encierro bien presentado con lámina, peso y trapío y, por supuesto, bravura y casta.

El Escapulario de Plata fue concedido por mayoría de votos al toro Puntero de Roberto Puga, que le tocó en suerte en su primera faena de ayer a Castella.

En general los seis toros exhibieron mucha nobleza, aunque más de uno no tomó debidamente la suerte de varas y acusó aplomo y desaliento al llegar a la muleta.

Nadie, sin embargo, puede negar que ayer hubieron toros y toreros.

Tres grandes

Sí, TOREROS con mayúsculas y en letras de pan de oro.

El francés Sebastián Castella (lila y oro), deslumbró con su toreo duende y mágico de las mejores hechuras y vestido de todas las luces de los clásicos.

Vicente Barrera (turquesa y oro) fue todo entrega y honradez y, en su primero, cortó una oreja a un toro que tenía presencia y ciertas condiciones pero que se fue apagando en la faena.

El Juli, quien ha retornado a Acho cargado de glorias, pero también de cornadas y fatigas se mostró ayer como un espada experimentado que ha sabido comprimir conocimiento y estrategia para seguir deslumbrando con arte, entrega y valor.

Realmente, Sebastián López El Juli, aquel niño prodigio que llegó a Lima en 1998 cuando aún era un adolescente de 16 años y se llevó su primer Escapulario (el 2005 repitió la hazaña), ayer dio un cátedra de ciencia en su segundo toro, Divertido, un negro albardado, listón y cornicorto que luego de la pica se vino a menos y daba hachazos en la embestida. El matador tuvo paciencia, y lo fue ahormando hasta llevarlo embebido en engaño con la muleta baja y redondea una faena muy meritoria que fue premiada con una oreja.

Para el recuerdo

Sebastián Castella y El Juli compartieron honores.

El Juli, a su primero ya le había hecho una faena vistosa y variada en lances, pero lamentablemente pinchó en el primer intento a la hora de matar. Oreja y vuelta al ruedo.

Castella estuvo formidable en sus dos faenas, fue otro recital de toreo del más alto nivel. Al público le quedarán prendidos en el recuerdo esos lances de capote y de muleta citando en los medios con la planta en la arena. No cabe duda: Sebastián está en su mejor momento.

TAUROMAQUIAS Perú (http://cesarteran.blogspot.com/)

Artístico capotazo de Castella en la tarde en que se consagra en Lima


Triunfadores de oro y plata

El jurado especial de la Feria Taurina del Señor de los Milagros adjudicó anoche, por unanimidad, el preciado Escapulario de Oro de este año al matador francés Sebastián Castella, quien el año 2003, ya ganó ese trofeo que se otorga en Acho, la Primera Plaza de América. Sus alternantes también ganaron anteriormente dicho trofeo. Vicente Barrera el 96 y Julián López El Juli en 1998 y el 2005.

El mismo jurado concedió el Escapulario de Plata al toro Puntero de la ganadería peruana de don Roberto Puga, un colorado, ojo de perdiz de 512 kilos, apretado de cuerna con buena estampa y trapío. Este noble ejemplar le tocó en suerte a Sebastián Castella en su primera faena. Parte del público pidió que lo indultaran pero el Juez de Plaza tomó en consideración que no había tomado bien la suerte de varas. En cambio ordenó vuelta al ruedo para Puntero.

CAPOTAZOS

TORERO DE LIMA. Vicente Barrera hizo todo lo posible por agradar ayer al exigente público rimense . Claro, ya es un viejo conocido en Acho donde se le llama "Torero de Lima".

NOBLEZA OBLIGA. Muy elogiado el gesto de Sebastián Castella al final de la tarde. Se negó a ser cargado a hombros antes de que Barrera abandonara la plaza. Así quiso dar espacio para la calurosa ovación que Barrera recibió de todos los tendidos.

CIENCIA Y EXPERIENCIA. El Juli -un "viejo" de 24 años de edad- dio ayer toda una lección de ciencia torera en su segundo toro. Parecía que el astado no daba para más, pero El Juli aplicó aquel principio de que "todo toro tiene su lidia" y redondeó una faena memorable que le mereció una oreja y vuelta al ruedo.

GRATA SORPRESA. La Asociación de Reporteros Gráficos del Perú, que preside Óscar Medrano Pérez, sorprendió gratamente ayer en la entrada de sombra al presentarnos un adelanto de su exposición de las mejores fotografías de la feria.

LAS MEJORES IMÁGENES. Esa fue parte de la Primera Exposición Fotográfica Acho 2006, que abrirá la ARGP en su galería del jirón Callao 326, en el centro de Lima, a partir del viernes 8 de diciembre, donde se mostrarán las 40 mejores fotografías de la feria, entre las que figuran tomas de Arturo Pérez de La República.

AUTOCRÍTICA QUE VALE. Pocos empresarios de Acho han tenido en los últimos años capacidad de autocrítica para asumir errores. Justo Benítez, presidente de Taurolima ha declarado en reciente entrevista: "Pido perdón al público por no haber acertado en varias corridas con el tema del ganado y darle las gracias a la afición y a la prensa taurina por el apoyo recibido, tendrán siempre mi 'granito de arena' para que todos podamos echar la feria para adelante". Que así sea.

BALANCE POSITIVO. A pesar de los pésimos encierros que pusieron las ganaderías colombianas, el balance de esta feria es positivo y esperanzador. El Juez de Plaza Fernando Álvarez, guardó perfil bajo, como debe ser, tuvo sus errores, pero en general estuvo a la altura. Los subalternos peruanos demostraron su profesionalismo y también respondieron a la responsabilidad de una feria tan importante como la de nuestra romántica Plaza Rosada de América.

Artículo publicado hoy en el diario La República

Fotos: Arturo Pérez/La República

Tags en Perúblogs:




2 COMENTARIOS / :

Anónimo dijo...

Triste espectáculo es el disfrutar del sufrimiento de un animal ... por supuesto, Ud. nunca aprobará este comentario ...

Vladimir Terán dijo...

Los aficionados a las corridas de toros no disfrutamos el sufrimiento de ningún animal. No hay necesidad de asistir a una plaza y pagar una localidad para ver sufrir no solo a animales, sino también a seres humanos todos los días. Puede leer cualquier crónica u obra literaria taurinas y no verá por ningun lado que se aprecie o valore el sufrimiento.
En este espacio no se censuran los comentarios a menos que contengan insultos u oculten su intolerancia en el anonimato.

Publicar un comentario

* No se publicará comentarios ofensivos. Este no es un espacio para hacer propaganda contra la tauromaquia.

ARCHIVO (Todos los artículos)

Related Posts with Thumbnails