lunes, 3 de diciembre de 2007

Más fotos y Detalles de la cuarta y última Corrida de Acho 2007

Imágenes: Rafael Morán La Rosa

En el callejón de la plaza de toros, Miguel Ángel Perera es un hombre de pocas palabras y de tipo más bien frío con los que no conoce. Frente al toro, en cambio, su espigada figura diseña faenas tan emotivas, que encienden al público taurino, acostumbrado a entregarse a los toreros que demuestran maestría y la ofrecen en forma de arte.

Esta conjunción de de emociones se produjo el domingo pasado en Acho cuando el joven maestro nacido en Badajoz hace 24 años, alborotó los tendidos con una faena caracterizada por la exacta comprensión de su segundo toro. Su labor fue in crescendo. Comenzó citando desde lejos con la derecha y terminó danzando con el toro en dos metros cuadrados, hilando circulares invertidos y pases de pecho.

Falló en la suerte suprema y se le escaparon de las manos las orejas y, quién quita, hasta su segundo Escapulario del Señor de los Milagros. Recibió una merecida ovación al dar la vuelta al ruedo.

Vuelta al ruedo de Miguel Ángel Perera
TODAS LAS FLORES. Perera mató al tercer intento a su segundo toro. Perdió las orejas, pero recogió todas las flores de los tendidos en la única vuelta al ruedo de la tarde.

Al comenzar el festejo, el diestro nacional Freddy Villafuerte recibió un justo homenaje de parte del alcalde del Rímac, Víctor Leyton, por su trayectoria taurina. Luego se hizo aplaudir en su primera faena con una tanda de derechazos al toro mexicano de Fernando de la Mora. No volvió a escuchar palmas en toda la tarde porque ya no pudo repetir más series como la primera y los toros parecían exigirle más de lo que ofrecía.

Papelero, el segundo astado del peruano, tenía buena presencia y demostraba bravura. Ni siquiera se vino abajo después de la barrenada que le dio De la Barra, la cual ya puso sabroso al público. Como en la faena no pasó lo que todos querían que pase, gran parte de los asistentes dejaron de ver al torero y se metieron con el torero-empresario. La protesta subió de tono cuando Villafuerte se fue por la espada. La cosa hubiera quedado ahí, de no ser por el demorado aviso y los diez intentos de hacer doblar al cornúpeta.

Derechazo de Freddy Villafuerte
DESPEDIDA CON BRONCA. Derechazo de Villafuerte a Papelero, bonito toro de Teófilo Gómez.

Lo que debió ser una triunfal despedida terminó en bronca. Es cierto que algunos se excedieron, pero no deja de ser verdad que Villafuerte se expuso al desahogo de un público que, además de quedarse sin ver por segunda vez a El Juli, estaba desconcertado por la noticia del posible afeitado de los toros y, ciertamente, poco feliz con una temporada tan corta.

Derechazo de Miguel Ángel Perera
SILENCIO TRAS EL PRIMERO. El primer toro de Perera casi no le dio juego y su labor fue silenciada.

Luego de brindarle su primer toro al público, Miguel Ángel Perera hizo sonar la música en la plaza con una tanda de derechazos algo distante, pero templada. Cambió de mano en la cara del toro y un ¡Ole! rotundo tronó en el viejo coso. Con los naturales se le quedó el de Teófilo Gómez, pero el diestro porfío hasta con manoletinas. Caló la estocada y cayó eludiendo felinamente las astas. Exageradamente, los asistentes jalearon la intervención de un peón de otra cuadrilla para arrancar la espada del sitio errado. La segunda estocada también fue defectuosa, pero mató.

Miguel Ángel Perera inicia un circular invertido
INVITACIÓN. Así cita Perera a un circular que ha de ligar con pase de pecho y derechazos. Luego repite la serie sin moverse del sitio.

De Sebastián Palomo Danko hay que decir que físicamente hace recordar a su padre y que taurinamente todavía se le parece muy poco. Su primer toro era difícil, se dolía del castigo y embestía descompuesto. Requería de un toreo más poderoso, le sacó algunos muletazos aunque terminó desarmado. Le salió la raza a Palomo y el público reconoció el esfuerzo, pero prolongó el último tercio hasta escuchar un aviso de la autoridad.

Natural de Sebastián Palomo Danko
ALGO ES ALGO. Uno de los pocos naturales que le arrancó Palomo Danko al tercer toro de la tarde.

Segundo toro. Volvió a demostrar que recién ha tomado la alternativa este año al dudar entre ordenar una segunda pica a su enemigo o solicitar el cambio de tercio. Sucede lo último y luego lleva al mexicano a los medios del ruedo donde, por no extender la mano para hacerlo salir de su propio terreno, se lo echa al cuerpo siendo enganchado y cayendo de pie. Otra vez se encorajina en una tanda de pases de pecho que pone a trabajar a la incompleta banda de músicos. Cuatro metisacas, una tendida y se acabó Acho 2007.


Declaraciones de los toreros

Miguel Ángel Perera:

Tauromaquias: Este año has venido con todas las ganas de lograr un triunfo muy importante en Lima...
Miguel Ángel Perera: Lima es una plaza muy importante, pero para mi lo verdaderamente importante es que cada vez que me visto de luces intento triunfar. Conozco ya a la afición de Lima, ella me conoce a mi y he intentado triunfar.

T.: Lástima que no hubo mucha suerte a la hora de matar
M.A.P.: La verdad es que no, en ninguno de los dos toros, por que sino yo creo que estuviéramos hablando de un triunfo muy importante de tres orejas.


Sebastián Palomo Danko:

T.: ¿Qué nos dices de tu debut en Lima, donde tu padre triunfó tanto?
Sebastián Palomo: Muy importante para mi, la pena es que el ganado no haya ayudado. Yo creo que en mi lote, el primero ha estado muy parado y el segundo no ha ayudado en nada. Una pena pues vengo con mucha ilusión y que no salgan los toros...
T.: ¿Y de lo positivo?
S.P.: Todo. La gente me ha tratado hoy con bastante cariño y estoy encantado.

0 COMENTARIOS / :

Publicar un comentario

* No se publicará comentarios ofensivos. Este no es un espacio para hacer propaganda contra la tauromaquia.

ARCHIVO (Todos los artículos)

Related Posts with Thumbnails