lunes, 9 de mayo de 2016

El Pana ha caído ¡Que viva El Pana!


Toro deja cuadrapléjico a torero mexicano de 64 años. Solo se espera un milagro

- Página publicada el Lunes 09 de mayo por TAUROMAQUIAS.com en el diario El Men

Fue el primer toro, al que le cortó dos orejas, el que le hizo caer de nuca al matador mexicano de 64 años, Rodolfo Rodríguez ‘El Pana’ el domingo 1 de mayo en la trágica corrida por el día del trabajo que se celebró en la plaza de toros de Ciudad Lerdo (México).

Tras este primer incidente, se le escuchó decir al Brujo de Apizaco en el callejón de la plaza: “¿Dónde estamos? ¿Qué hacemos aquí?...” Pero se repuso y conforme a su designio salió a torear a su segundo enemigo, el toro Pan Francés, de la ganadería Guanamé.


Lo recibió de capote dando la espalda a las tablas, pero el ejemplar castaño, gacho y brocho de cornamenta, se le fue a la parte baja del tórax lanzándolo al aire.

El Pana extendió los brazos para amortiguar la caída, pero volvió a caer de cuello y no se levantó más. Desde un comienzo los médicos informaron de la gravedad de las lesiones en tres vértebras cervicales, con desplazamiento de la séptima así como daño raquimedular a ese mismo nivel por lo que fue inducido al coma.

Dos días después se confirmó la peor de las noticias: El Pana, el viejo torero que resurgió de sus cenizas el 2010, el que llega en calesas a las plazas con un tejido artesanal mexicano por capote de paseo, el que habla de en tercera persona de sí mismo con un puro en la mano; sufría de cuadraplejia irreversible conmocionando al mundo taurino ya que solo un milagro o acaso la muerte podrá liberar a este mito viviente de su propio cuerpo.

Al preguntar si al haber movido al torero se pudo agravar la lesión, el doctor Galván Cermeño, el primer médico que le atendió y le trasladó al hospital de Torreón, destacó que aunque "no son las personas indicadas", los recortadores españoles que también se presentaban en el festejo "tienen bastante experiencia en este tipo de situaciones", además, alguien se hizo cargo de sostener la cabeza de "El Pana".
Sin embargo, en el video del traslado del torero se evidencia al menos un brusco movimiento al momento de subirlo a la ambulancia. Debido a la situación de gravedad se hizo una escala durante su traslado en el sanatorio Gómez Palacio, el más cercano a la plaza, para estabilizarlo mejor.

LA INCREIBLE HISTORIA DEL BRUJO DE APIZACO. El mote de El Pana se le quedó porque ha sido panadero, pero también sepulturero, vendedor de gelatinas, y campesino. Hijo de un policía judicial asesinado, desde niño tuvo que trabajar para comer junto a su madre y a sus siete hermanos.

De joven, dos utreros le cortaron la femoral consecutivamente y no han sido las únicas cornadas que le han llevado muy cerca de la muerte, pero el 10 de diciembre de 1978 indultó al novillo “Cariñoso” de Begoña, en la Monumental Plaza México.

Tomó su alternativa el 18 de marzo de 1979, en la Monumental Plaza México de manos de Mariano Ramos y ante la presencia de Curro Leal con el toro “Mexicano” de Campo Alegre.

Irreverente, impredecible, loco y genial cuando todos los astros se alineaban, su juvenil falta de respeto a las figuras mexicanas del momento le quitó el favor de los empresarios y de sus propios compañeros, quienes lo relegaron por décadas durante las cuales recurrió al alcohol para olvidarse de los errores y de las injusticias.

En 1995, coincidiendo con la visita a México del presidente francés Jacques Chirac, se tiró de espontáneo en la Plaza México para protestar por los experimentos nucleares franceses en Mururoa con un cartel que decía: "Chirac, ya párale, cabrón, con tus bombitas". Tampoco le perdonarían esta locura.

El 7 de enero de 2007, se le concedió una tarde para que tenga una digna despedida en Plaza México y fiel a su estilo iconoclasta, brindó a las putas: "pues todas ellas mitigaron mi sed y saciaron mi hambre y me dieron protección y abrigo en sus pechos y en sus muslos, y acompañaron mi soledad..."

Aquella tarde transmitida por televisión, todo el mundo fue testigo de la recreación del mito del Ave Fénix en vivo y en directo. El Pana se lavó todas las heridas con una faena inesperada, inspirada y no exenta de locura que lo reconcilió con todos.

Así, a sus 55, relanzó su carrera y toreó en los últimos años en España, Francia y México con la ilusión de un debutante: "Siempre he creído que El Pana va a morir en el ruedo –había declarado en una de sus últimas entrevistas- Y lo deseo, mucho más que morir borracho atropellado por un carro… No existe muerte más bella que en la plaza, como Manolete".

El Pana no ha muerto, solo ha caído, y cómo nunca ha hecho lo que se espera de él, todos los aficionados del mundo tienen la esperanza de volverlo a ver a paso firme adelantado, dando dos o tres vueltas al ruedo seguidas en Plaza México o en Madrid.

Por eso, el viernes durante la tarde inaugural de la Feria de San Isidro se escuchó desde el exigente Tendido Siete, un grito que cimbró los corazones venteños: ¡Viva El Pana!

Entonces, toda la plaza aplaudió en forma tan emotiva como devastadora, un conmovedor episodio que ha humedecido los ojos de más de un noble corazón; porque este sentimiento vivo viajó a la velocidad de la luz, esos diez mil kilómetros hasta el Sanatorio Español de Torreón, en donde se encuentra en terapia intensiva el gran Rodolfo Rodríguez 'El Pana'.

Más: Páginas taurinas publicadas por TAUROMAQUIAS.com en el diario El Men

0 COMENTARIOS / :

Publicar un comentario

* No se publicará comentarios ofensivos. Este no es un espacio para hacer propaganda contra la tauromaquia.

ARCHIVO (Todos los artículos)

Related Posts with Thumbnails