sábado, 10 de marzo de 2018

Pepín Liria vuelve a rugir en su reaparición en Illescas y triunfa con El Juli. VIDEO.


El diestro murciano cuaja una notable actuación, le corta dos orejas a un gran toro de José Vásquez, y sale a hombros con El Juli, quien le cortó una oreja a cada uno de sus toros de la misma ganadería. Alternaron con Manzanares, que no tuvo opciones

Sixto Naranjo-COPE / LA VERDAD. El diestro de Chegín, Pepín Liria, reapareció este sábado, 10 años después de su retiro, abriendo la puerta grande de la plaza de Illescas, en Toledo, dentro de la Feria del Milagro. El murciano cuajó una notable actuación al cortarle dos orejas a su segundo toro, en una tarde que compartió con El Juli y José María Manzanares.


Pepín Liria. Illescas. 10.03.2018 from Mundotoro.com on Vimeo.

PEPÍN LIRIA
La tarde arrancó con un bonito gesto de la afición de Illescas, que sacó a saludar Liria tras romper el paseíllo. El destino le tenía preparado a su segundo, el gran Sureño, de José Vázquez. Le cuajó de capote en unas verónicas de gran despaciosidad y en un posterior quite por cordobinas.

Este cuarto fue un toro de gran juego en el último tercio. Tuvo prontitud, humillación y una desbordante profundidad en sus embestidas. Además reducía su velocidad al llegar con tanta entrega al momento del embroque. El murciano rayó a gran altura, corriendo la mano con temple y relajo, sobre todo en el toreo en redondo. Se comenzó a pedir el indulto. El presidente no atendió a la reclamación, por lo que Pepín se tiró a matar. La estocada quedó caída, pero dio paso al doble trofeo para el torero y a una vuelta rueda póstuma para el toro.

Fotos: @Cultorocom

EL JULI
Se lesionó el primero de José Vázquez que había caído en el lote de El Juli. En el quite el toro perdió pie y quedó renqueante. Pañuelo verde y un sobrero de Montalvo en la arena. Con el fuelle justo del sobrero, el madrileño desplegó su técnica para consentir en una primera mitad de faena basada en el temple y en intentar abrir los caminos al toro.

Ya afianzado, llegó el ataque de El Juli. Mano baja y tandas profundas por ambos pitones. Una última a derechas aunó mando y profundidad hasta desembocar en un cambio de mano asfixiante por ajuste entre toro y torero. Un pinchazo hondo necesito de un golpe de descabello. La petición alcanzó la mayoría por los pelos, pero el palco tampoco se dio mucha coba antes de asomar el moquero blanco.


Con el quinto, también de J. Vásquez, parecía que se iba a repetir la historia del toro dañado al comienzo de faena que ya habíamos visto en la primera mitad del festejo. En el prólogo del trasteo de Julián, un inoportuno tirón con la muleta acabó con el toro rodando por el albero e incorporándose con síntomas de haberse dañado la mano derecha.

Pero la paciencia y la sapiencia de El Juli obraron el milagro. Siempre a más, las tandas fueron cayendo por el aplastante dominio del torero madrileño. Sin cansarse de estar en la cara del toro, la última tanda a derechas conjugó mando y largura en los muletazos. Un feo metisaca en los bajos antes del estoconazo final rebajó el premio a una oreja. El pasaporte para abandonar el coso a hombros.

Se quiso poner Manzanares con su primero, pero vio pronto que no había dónde con uno de José Vásquez sin fuerzas que iba por los suelos. Con el sexto, uno de Montalvo cogido con alfileres en presentación, fortaleza y casta, se le agotaron todos los esfuerzos al alicantino.

FICHA: Sábado 9 de marzo de 2018. Primera corrida de la Feria del Milagro de Illescas. Más de tres cuartos de entrada.
Tres toros de José Vázquez (3º, 4º y 5º), de dispar presencia. Destacó el tercero, Sureño, premiado con la vuelta al ruedo. Tres más de Montalvo (1º, 2º bis y 6º), terciados, flojos y de juego manejable sin más.
Pepín Liria, de grana y oro, pinchazo y estocada: ovación / estocada caída: dos orejas. El Juli, pinchazo y descabello: oreja / metisaca y estocada: oreja. José María Manzanares, media y dos descabellos: silencio / estocada: silencio.

EL REGRESO DEL LEÓN
Desde su emotiva despedida de los ruedos el 12 de octubre de 2008., Liria solo había tenido una aparición de luces, en la corrida goyesca conmemorativa del 125 aniversario de la plaza de toros de Murcia. Además, había participado en dos festivales, uno histórico el 3 de julio de 2011 a beneficio de la mesa solidaria creada tras los terremotos de Lorca del 11 de mayo de 2011, y otro el año pasado en el tradicional festival taurino a beneficio de la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC).

La de este año será una temporada especial para el 'León de Cehegín'. Cumple sus bodas de plata como matador. 25 años de alternativa que celebrará frente al toro. Participará en una serie limitada de festejos en los que para volver a colgar el traje de luces a final de año.

La noticia en...

LA RAZÓN: Pepín lo goza una década después


0 COMENTARIOS / :

Publicar un comentario

* No se publicará comentarios ofensivos. Este no es un espacio para hacer propaganda contra la tauromaquia.

ARCHIVO (Todos los artículos)

Related Posts with Thumbnails