martes, 26 de abril de 2011

Silencio. Ha muerto un criador de toros bravos

Accidente de tránsito acabó con la vida de Juan Pedro Domecq

- Página taurina publicada ayer por TAUROMAQUIAS.com en el diario El Men

El ganadero español Juan Pedro Domecq Solís falleció el lunes pasado a consecuencia de un accidente de tráfico en Higuera de la Sierra, Huelva, cuando regresaba hacia su finca sevillana.

Su vehículo un Toyota Land Cruiser colisionó contra un camión, muy cerca de su finca. El choque frontal provocó su muerte casi instantánea.


Juan Pedro Domecq Solís, de 68 años, conocido en el ambiente taurino simplemente como Juan Pedro, fue tan polémico como revolucionario. El jerezano heredó la vacada fundada por su abuelo Juan Pedro Domecq y Núñez de Villavicencio.


Los toros del hierro de Veragua cambiaron la concepción de toro para figuras del toreo, que hasta los años 80 se lidiaban. Ingeniero agrónomo, de su mente salió el concepto toro artista que tantos enfrentamientos le costó con la afición más exigente, pero que al mismo tiempo todos los ganaderos quisieran replicar su ejemplo, comprándole vacas y sementales.

A comienzos de este siglo matizó la idea, buscando un toro atleta que aguantase los dos primeros tercios para llegar con más fijeza a la muleta. Mantuvo también la comercialización de caballos, una costumbre arraigada a su apellido. Toro, caballo y rejoneo son las señas de identidad de uno de los apellidos más relevantes de Jerez.

En muy pocas ocasiones el fallecimiento de un ganadero de toro bravo ha causado más impacto que el seguido a la trágica muerte de Juan Pedro Domecq. Baste recordar que, en la actualidad, casi un 80% de las ganaderías que se lidian en España y América son, de una u otra forma, de sangre Domecq. Muestra ello la importancia del encaste levantado en 1930 por el abuelo del fallecido cuyos toros son favoritos de todas las figuras.

FERNANDO ROCA REY HACE HISTORIA EN AYACUCHO. El Sábado de Gloria, Roca Rey cortó orejas y rabo en una encerrona en Ayacucho, tras 20 años de realizarse la última corrida de toros en la histórica ciudad. Se lidiaron dos toros de la ganadería Villa Graciela de Bellavista – Ayacucho, de Gabriel Prado, y uno de La Centinela que salió segundo.

A plaza casi llena, acudieron aficionados locales y visitantes para ver su espectáculo favorito, se inició la tarde con un despeje de caballos peruanos de paso. Así lo describe el connotado aficionado Juan José Cabello.

Fernando Roca, con la montera en la mano y vestido de malva y oro, hizo el paseíllo en solitario y pudo haber cortado más apéndices, pero falló con la espada. Cerró con indiscutible triunfo al cortar dos orejas y rabo a su último astado.

CUBAS, EL INCONTRASTABLE EN ASIA. El XXIV Festival Taurino del Balneario de Las Palmas, Asia, a 98 kilómetros al sur de Lima, se realizó con el triunfo arrollador del matador huancaíno Juan Carlos Cubas, al cortar cuatro orejas y un rabo, en el inicio de la que se prevé será su mejor temporada de su carrera.

Cubas puso en evidencia el buen momento por el que atraviesa, luego de su irrefutable triunfo en la pasada Feria de Acho. Se las vio con un difícil lote de la ganadería de Alfredo Galdós, disparejo aunque interesante, que le exigió oficio y mando, factores que el menudo torero desbrozó con mucha cabeza, gusto y poder, coronando su labor con estocadas de efecto fulminante, saliendo a hombros junto al ganadero, entre exclamaciones de júbilo y admiración de los tendidos. Así lo informa el portal del Círculo Taurino del Centro.
Junto a Cubas alternaron el matador mexicano Antonio Bricio, quien dejó ir un triunfo cantado al no coronar con la espada. Con su 2º exhibió gran oficio, mucha voluntad y conexión con el público, pero la falta de fuerzas de su oponente le restaron emoción a la faena.

El novillero español Antonio José Pavón Galán, destacó por su buen concepto, pero se notó que le falta torear más. En algunos momentos estuvo a merced de sus astados, achuchado, y sin claridad en la suerte suprema, pinchando reiteradamente.

A un ejemplar se le dio vuelta al ruedo y dos fueron aplaudidos en el arrastre. Antonio Bricio, saludos y oreja. Juan Carlos Cubas, dos orejas y dos orejas y rabo. Pavón Galán, silencio tras aviso y silencio.



Más: Artículos publicados por TAUROMAQUIAS.com en el diario El Men

0 COMENTARIOS / :

Publicar un comentario

* No se publicará comentarios ofensivos. Este no es un espacio para hacer propaganda contra la tauromaquia.

ARCHIVO (Todos los artículos)

Related Posts with Thumbnails