lunes, 1 de diciembre de 2014

El balance de Acho 2014 es positivo pero queda mucho por hacer


Muy bien la empresa en las formas. Los toros pueden y debe mejorar

- Página taurina publicada Hoy lunes 1 de diciembre por TAUROMAQUIAS.com en el diario El Men

Lo mejor de la Feria del Señor de los Milagros que culminó el domingo 23 de noviembre -la primera a cargo de la empresa ecuatoriana CITOTUSA- se vio en la primera y en la última de las siete tardes que se programaron, una más que el año pasado.

Los novilleros peruanos Andrés Roca Rey y Joaquín Galdós apenas alcanzan la mayoría de edad y ya torean como las figuras que se proyectan a ser, con mucho conocimiento y cabeza para entender a sus enemigos. Galdós embelesó con su toreo de temple, mando y empaque.

Reproducción: Wilfredo Facho/Toros.mas
Rotundo el toreo de poder y valor con el que el mexicano Joselito Adame abrió la puerta grande en la quinta corrida, cargando la suerte, pasándose siempre las astas de sus dos toros a milímetros y echándose a matar con tanta verdad como la inamovible presencia del cerro San Cristóbal.

Para muchos, hizo una faena de Escapulario de Oro. Para otros, como la mayoría de miembros del Jurado Taurino del Rímac, ese mérito lo tuvo el maestro valenciano Enrique Ponce en la tercera corrida de toros, en la que toreó con empaque y dominio tan del gusto de Lima a su segundo ejemplar.

La polémica estalló, con la ya consabida crítica a la distancia con la que torea Ponce, la misma a la que hizo alusión años antes José Tomás. A diferencia del maestro de Chiva, el hidrocálido fue aclamado en sus dos astados. Aunque Adame tomó a bien la decisión del jurado, por dentro debió haberse sentido como Andrés Roca Rey en Arnedo. El debate en Lima lo zanjó un aficionado de 7 años, José Miguel Farfán, que sentenció con lucidez en un conmovedor manuscrito que circula en Internet: “Y los dos torearon bien, con arte y estilo”.

En la tercera tarde también destacó el francés Sebastián Castella. Con voluntad y arte cortó una oreja a cada uno de sus astados y demostró que no le gusta nada no ser tomado en cuenta en los carteles de Lima. Miguel Abellán desbordó maestría en la primera corrida y salió en hombros, aunque pudo quedar en una oreja. Iván Fandiño se sobrepuso a la mansedumbre de sus ejemplares y al precio de un puntazo en la ingle cortó una oreja de peso en la segunda corrida.

La poca casta de los toros del maestro colombiano César Rincón impidieron el lucimiento de Finito de Córdoba, Miguel Ángel Perera y Alejando Talavante en la cuarta corrida. En la segunda novillada, los españoles Borja Jiménez, Francisco José Espada y José Garrido, se las vieron con un enrazado, pero feo y difícil encierro de Santa Rosa de Lima, que les exigió sus credenciales.

Los toros de la primera parte de la feria desalentaron: una pobre presentación de Juan Bernardo Caicedo en la primera corrida; y mal presentada y desrazada corrida de Salento en la segunda corrida. La ganadería peruana Roberto Puga presentó una corrida incompleta en la tercera tarde, con casta y nobleza, pero escasos de fuerzas, prácticamente no fueron picados.

Respecto al Escapulario de Plata concedido al toro Laureado, de Roberto Puga, la disconformidad es más unánime. La autoridad municipal debe procurar hacer su trabajo con acierto, independencia y coherencia. Esta misma gestión del alcalde Enrique Peramás, estableció el 2012 que los criterios para premiar a la mejor ganadería son: "la presentación del toro, el comportamiento en el capote, el comportamiento en las varas, el comportamiento en las banderillas y el comportamiento en la muleta".

Alentamos y deseamos que las ganaderías peruanas participen en la mayoría de las corridas de la Feria del Señor de los Milagros, pero no podemos tapar el sol con un dedo, toro que no se puede picar, no es toro para una plaza de primera como Acho. El problema es que no solo se trata de la pertinencia de un trofeo sino de darle a la empresa un derrotero sobre el tipo de toro que la afición exige para los próximos años, especialmente para la celebración de los 250 años de Acho. Si a Venezuela vienen Miuras, haciendo todos los trámites necesarios ¿por qué a Lima no?

En las dos últimas tardes de Acho 2014, hubo toros con edad y buena presentación. Lamentablemente les faltó casta y bravura. Solo en la última tarde destacó un toro, Medianoche, de Achury Viejo, con el que Adame puso de cabeza a la plaza.

Este año, no se difundieron suficientes imágenes de los toros antes de las corridas, ni en el campo, ni en los corrales, ni se informó a la afición de las fechas del pesaje de los toros, un acto que debe ser público. Además debe consignarse durante la corrida el mes y año de nacimiento de los astados en la tablilla.

Con imágenes de toros de verdad, antes y después de las corridas, sí se puede compartir fotos y videos, y se puede enseñarle al mundo la verdad del toreo, que es el espectáculo donde un hombre se enfrenta a su miedo y se juega la vida.

Un asunto importante que le resta seriedad a la plaza: dime de que presumes y te diré de que careces. Mientras más aseguraba la empresa en el programa de mano que las puntas de las defensas estaban intactas, menos se veían los diamantes de los pitones y más trazas daban de haber sido tocados.

Sin embargo, lo hecho por la empresa Citotusa en tan poco tiempo es digno de elogio. Comenzando porque le ha devuelto a nuestra plaza la solera que se ocultaba detrás de tanto mercanchifle que obstaculizaba el desplazamiento de los aficionados. Además, ha seguido contratando a las figuras del toreo que ocupan los primeros lugares en el escalafón español.

Si la empresa quiere que la plaza se llene, tiene que hacer verdaderas ofertas y promociones. Se debe tomar en cuenta que en los últimos años hubo sucesivas alzas en los precios y las rebajas hechas este año no han sido suficientes para sincerar los precios. Acho sigue siendo la plaza de toros más cara del mundo.

Hay gestos alentadores para seguir creyendo que las cosas cambian para mejor, como saber que se desagravió al matador huancaíno Juan Carlos Cubas el lunes 24 de noviembre, día en el que lidió en Acho, a puerta cerrada, un toro sobrero de Achury Viejo. La afición de Lima espera verle el próximo año de nuevo.

0 COMENTARIOS / :

Publicar un comentario

* No se publicará comentarios ofensivos. Este no es un espacio para hacer propaganda contra la tauromaquia.

ARCHIVO (Todos los artículos)

Related Posts with Thumbnails