martes, 30 de diciembre de 2008

Puerta grande de Bolívar y Ferrera en la quinta de Cañaveralejo

El español Antonio Ferrera y el colombiano Luis Bolívar salieron ayer a hombros en la quinta tarde de la Feria de Cali 2008-2009.

No fue bueno el encierro de Puerta de Hierro, los cinco primeros adolecieron de fuerza y mansedumbre. La plaza registró tres cuartos de entrada, en tarde clara con molestoso viento.



El punto culminante del festejo fue la memorable actuación de torerismo clásico, poderoso y templado de Bolívar al sexto toro de la tarde.

Como primer espada, Ferrera derrochó voluntad a raudales, pero su primer toro no le prestó la menor colaboración. Con la espada, pinchó dos veces antes de dejar una entera y el público guardó silencio tras su labor.

En su segundo astado, cuarto de la tarde, demostró su característica faceta de luchador. Una faena de batallador donde muy poco había sucedido en la primera parte, salvo sus espectaculares banderillas. Luego, con la muleta, un pundonoroso Ferrera logró entusiasmar hasta el delirio a los espectadores que casi colmaron la plaza de Cañaveralejo. Mató de una estocada entera y el público reclamó y obtuvo para él dos orejas, que a juicio de los entendidos fueron excesivas.

El español José Antonio Morante de la Puebla, solo pudo demostrar destellos de su arte puro frente a su segundo toro. Igual que con su primer enemigo, cuya labor se silenció, no contó con el favor del público.

El tercer espada, el colombiano Bolívar, quien la tarde anterior había salido a hombros al lado del francés Sebastián Castella, derrochó voluntad y coraje con su primer cornúpeta, tercero de la tarde. Estuvo valiente con el capote, demostrando ganas y deseos de algo grande. Sin embargo, el toro fue perdiendo calidad y terminó yéndose a las tablas. Se aplaudió la entrega del joven, pero pinchó en el primer viaje con el estoque, luego media estocada seguida de una entera. El tiempo transcurrió y sonó un aviso. Hubo silencio del público en los tendidos.

Lo grandioso aconteció en el sexto, un buen toro bien aprovechado por Bolívar, quien, desde el inicio con el capote, le hizo brillantes quites. Pese a que la vara que tomó no fue precisamente de bravo, luego vino el concierto de buen torear, aprovechando la sorprendente bondad del último de Puerta de Hierro. Bolívar dibujó muletazos despaciosos y templados en el mismo centro del redondel. Tanto a la derecha como a la izquierda brilló en medio de la locura de los aficionados, que apreciaron su arte puro. Ejecutó la suerte de matar recibiendo y sepultó el acero. Rodó el toro sin puntillas y le fueron concedidas las dos orejas merecidamente.


Ficha de la quinta tarde de la Feria del Señor de los Cristales 2008-2009 y Declaraciones de los toreros


Cali (Colombia), lunes 29 de Diciembre. Más de tres cuartos de entrada.

Toros de Puerta de Hierro, procedencia Juan Pedro Domecq, bien presentados, pero aunque mansos y descastados a excepción del buen sexto.

Antonio Ferrera, silencio y dos orejas: "El primer toro no me ayudó pero en el segundo creo que puede ser una de las faenas más grandes que he conseguido en Cali".

Morante de la Puebla, silencio en ambos: "Ha sido deslucido. Era imposible sacar una faena".

Luis Bolívar, silencio tras dos avisos y dos orejas: "Contento porque el segundo me dio la oportunidad de volver a salir en hombros".




Foto: EFE


Más notas desde CALI 2008-2009

0 COMENTARIOS / :

Publicar un comentario

* No se publicará comentarios ofensivos. Este no es un espacio para hacer propaganda contra la tauromaquia.

ARCHIVO (Todos los artículos)

Related Posts with Thumbnails