martes, 24 de junio de 2008

Fiesta grande en Cajamarca, el departamento más taurino del Perú

Esta semana se celebran las ferias taurinas más importantes del interior del Perú en las provincias cajamarquinas de Chota y de Cutervo.

En el histórico distrito de Huambos y en Llama, también hay corridas durante las fervientes y coloridas fiestas patronales en honor a San Juan Bautista.


Cajamarca es el departamento más taurino del país y la afición alcanza su punto de ebullición en junio. Con este motivo, publicamos y complementamos el estudio remitido por Marcela Olivas, directora del Instituto Nacional de Cultura (INC) de Cajamarca:

Plaza de toros El Vizcaíno de Chota
DESBORDE POPULAR. Plaza de toros El Vizcaíno de Chota, 13 mil espectadores.

En Cajamarca no hay fiesta patronal sin corrida de toros. La tradición cultural enlaza ineludiblemente las celebraciones religiosas anuales con los festejos taurinos.

Se acondicionan patios de colegios, plazas, descampados, se construyen cosos provisionales que luego son desmontados y hay, también, construcciones monumentales como la plaza Juan Fernández Lorenzo El Vizcaíno en Chota, erigida en honor al primer torero llegado de España a Cajamarca que se quedó en ella.

El ingenio del pueblo y de sus autoridades se manifiesta en esta gran afición y es que la tauromaquia está entre las primeras tradiciones españolas llegadas a estas tierras, donde se enraizaron rápidamente, como en casi todos los pueblos de América.

Cada localidad, pueblo o villorrio de Cajamarca tiene su fiesta patronal anual: la Virgen del Carmen en Celendín, San Juan Bautista en Chota y en Cutervo, la Virgen del Rosario en Cajabamba. Las imágenes salen en procesión para recibir la profunda veneración de sus devotos y, desde siempre, los fines de fiesta de dichas celebraciones han sido las corridas de toros.

La fiesta de los toros es un singular espectáculo de extraordinario colorido y excepcional intensidad. Mario Rojas Castañeda ha toreado desde los quince años ininterrumpidamente, inclusive en plazas de Ecuador, Colombia y Venezuela. Actualmente es miembro de la Asociación Taurina Cajamarca que está empeñada en la construcción de una nueva plaza de toros. Él nos asegura que Cajamarca es el departamento más taurino del Perú, donde se lidia ganado de casta. La afición conoce de toros y sabe distinguir entre un torero clásico y otro valiente y tremendista. No importa que el grueso del público prefiera al valentón. Es un entretenimiento popular que, en algunos lugares, gusta mucho más que el fútbol.

Cuadrilla de toreros en Huambos, Chota
MALETILLA. Miguel Cayao, niño del distrito de Huambos, posa emocionado entre los destacados toreros peruanos Fernando Gonzales, El Pato, y Gustavo Jímenez, Pelusa.

En los pueblos se dice que los candidatos a cargos públicos salen elegidos cuando ofrecen una buena corrida.

En junio destacan dos nombres: Chota y Cutervo. En la plaza El Vizcaíno de la capital chotana — con aproximadamente 13,000 localidades, es la de mayor aforo de cuantas existen en el Perú (descontando a la bicentenaria Acho) — se celebran tres corridas en homenaje a San Juan Bautista, patrón de la ciudad, los días 25, 26 y 27 de junio, con toreros que vienen desde España y México.

Otro tanto ocurre en Cutervo, cuya feria es la más extensa del país, con siete festejos taurinos seguidos, donde también alternan matadores nacionales y extranjeros.

En Chota, según el testimonio de Betty Vásquez, “…antiguamente la plaza de toros se preparaba en lo que hoy es la Plaza de Armas, luego en la Plaza Alcázar que devino en el mercado central actual. La corrida se miraba desde los balcones de las casas que rodeaban dichas plazas, posteriormente fue en el Panteón Viejo -hoy local del Instituto Pedagógico-. Se construía el coso con adobes, palos, cilindros y tablas alrededor del cuadrilátero formado con vigas y varas instaladas para ese fin. Se delimitaba por los palcos, propiedad temporal de quien compraba su lugar en el perímetro. El espacio de metro y medio entre la barrera y los palcos se aprovechaba para que los campesinos disfrutaran, sin costo alguno, de la fiesta, lo que permitía prolongar hacia atrás la construcción de hasta tres pisos de palcos.

Después de muchos años, cuando los toros bravos se lidiaban en sucesivos lugares y como algunas veces lograban salir de la plaza por falta de seguridad, se construyó, de material noble, la plaza taurina El Vizcaíno. Mereció ser calificada como la segunda plaza taurina del Perú, por contar con todos los requisitos que el reglamento taurino exige, por su público entendido que llena los tendidos de sol y sombra y por acoger once mil espectadores. Allí se implantó el mestizaje, pues la marinera y su huaynito resuenan cuando la faena resalta por su ejecución, destreza y valor. El mejor con el capote y con la muleta recibirá el Escapulario de Oro del Patrón San Juan”.

Plaza de toros La Sevillana de Celendín
ÚNICA EN EL MUNDO. 4 pisos levantados con eucaliptos, la Plaza de toros La Sevillana de Celendín cobija a 10 mil espectadores

En Celendín, aunque se ha construido un coso de material noble, la gente prefiere asistir anualmente, a la plaza La Sevillana, levantada con troncos de eucalipto. Tiene una capacidad para 10.000 personas, con asientos alquilados a familias enteras, divididos en la barrera o primer piso, el chaque en el segundo, el palco en el tercero y en el cuarto el sobrepalco. Anteriormente había el traspatio, pero fue prohibido.

Los toros provienen de ganaderías locales destacadas como Chuquizongo, San Pedro, La Laguna, La Pauca, Quilcate, La Viña, Paiján, Salamanca, San Simón, Vista Alegre, El Rocío, Dulce Nombre de Jesús, El Rodeo y Salagual.


Las Corridas Bufas

Según el testimonio de Orlando Arévalo, “En algunas fiestas patronales de los distritos y caseríos también se llevan a cabo corridas para aficionados y bufas. Participa toda la comunidad. Se rodean chacras con pircas de piedra a ambos lados y una u otra barrera de tablas. De lo contrario, se construye el ruedo con maderos. Algunos reconocidos toreros aficionados de la ciudad o del caserío son invitados para este acontecimiento. La afición añeja en nuestra tierra cajabambina es que algunos intrépidos, envalentonados por los tragos, ingresen al ruedo con un poncho de color naranja o marrón como capa. Ellos son aplaudidos y acompañados por silbidos y frases que los alientan. En algunos lugares la banda de músicos, después de compartir la fiesta por varios días, intenta acompasar bien las piezas musicales para animar a los espontáneos, quienes tratan de hacer de las suyas con las vaquillonas o toros traídos de lugares aledaños que, por lo general, terminan cogiendo a los invasores y causando gritos desesperados o carcajadas del público presente.

Alrededor de estas “plazas” se construyen quioscos para la venta de comidas y bebidas, donde no faltan los exquisitos platos como el cuy, chicharrones, tamales y el cabrito, apetecidos por los visitantes y asentados con una rica chicha de jora tomada en “poto”.

Allá por 1920, en Chota, era famoso un torero campesino de apellido Toleas. En las cuadrillas se presentaban los famosos indígenas “llaucanos” que capeaban con poncho y con su bola de coca en el carrillo.

San Juan Pampa, Chota
SAN JUAN PAMPA. Apoteosis de la fiesta patronal chotana. Todo gira en torno a una plaza de toros (Foto: Grupo Gente de Chota).

Las corridas bufas se organizan desde 1940, destacándose las actuaciones de La Cuadrilla Bufa con Daniel Hernández, Chaplin, y Antonio Linares, Charlot. Desde 1990 la capea, a la que asisten alrededor de 6.000 personas, se ha instalado en San Juan Pampa. En estas corridas también intervienen los mejores cómicos de la región.

Algunos personajes que han impulsado la fiesta taurina en Cajamarca son el empresario y hoy alcalde de Cajamarca Marco Aurelio La Torre, el ingeniero zootecnista y ex congresista, Adolfo Luis Amorín, y el torero y ganadero Rafael Puga Castro, entre muchos otros que promueven y gozan de este espectáculo.

La fiesta taurina es una realidad cultural compleja. Su potencial creativo se expresa en el color, la emotividad violenta, el drama de la vida y la muerte. Está enraizada en el sentir y el ser colectivo de los cajamarquinos.

A las corridas todos asisten con las mejores galas. Los campesinos con sus ponchos, ellas con polleras y blusas coloridas, ambos con sus sombreros remozados. La fiesta, en muchas zonas, es la más importante del año. Muchas de las bandas de música provienen de la costa como las afamadas Santa Cecilia de Moche y Mi Perú de Trujillo. También llegan orquestas de Catacaos, San Pedro de LLoc, Eten. Animan los bailes de rigor como la marinera, el tondero y el desfile de los caballos de paso, que precede al paseíllo de los diestros matadores.

Todos se encuentran allí: vecinos, autoridades y campesinos, en plazas mayores o menores, en cosos improvisados, para gozar de corridas, novilladas o corridas bufas. El espectáculo nunca se detiene.


El torito de penca

Uno de los juegos infantiles más recordados por los niños de Chota y de otras provincias, es el torito de penca.

Niños toreros
ESCUELA TAURINA. Niños de la escuelita Nº 10568 del caserío de Chentén, Huambos -ubicada en la cordillera de Chota- juegan a la corrida de toros en el recreo. (Foto: profesora Susana Terán Vega).

“Cuando terminaba la corrida grande, con nuestra chompa de capote, hacíamos las largas afaroladas que terminaban en gaoneras. Luego la chompa armada en un carrizo se convertía en muleta para las consabidas manoletinas y al final con nuestra espada, hecha de alambre de colgar ropa, atravesábamos la hoja de penca (maguey), y el “toro” no moría nunca si, al voltearlo, el estoque no había tocado el “corazón” despellejando el reverso” cuenta Eduardo Villanueva Díaz.


Relación de las Ferias taurinas más importantes de Cajamarca

- Provincia de Cajabamba
Condebamba, Cunday (Feria Virgen del Carmen, 18 y 20 de julio)
Cajabamba (Feria Virgen del Rosario, 11 y 12 de octubre)


- Provincia de Cajamarca
Jesús (Feria Dulce Nombre de Jesús, 19 y 20 de enero)
Baños del Inca (9 y 10 de junio)
Llacanora (Feria San Juan Bautista, 24 de junio)
San Juan (Feria San Juan Bautista, 25 de junio)
Magdalena (Feria Santa María Magdalena, 23 de julio)
Matara (Feria San Lorenzo, 10 y 12 de agosto)
Asunción(Feria Virgen de la Asunción, 16 de agosto)
Namora (Feria de Santa Rosa, 30 de agosto al 2 de setiembre)
Sunchubamba, Salagual (2 de octubre)
Cospán (8 y 9 de octubre)
La Encañada (Feria La Purísima, 8 y 9 de diciembre)

- Provincia de Celendín
Sucre (Feria de San Isidro, 18 al 21 de mayo)
Celendín (Feria Virgen del Carmen, 29 al 31 de julio)

- Provincia de Chota
Choropampa (Feria San Sebastián, 15 de enero)
Lajas (Feria San Antonio de Papúa, 7 al 9 de junio)
Llama (Feria San Juan Bautista, 24 y 25 de junio)
Chota (Feria San Juan Bautista, 25 al 27 de junio)
Huambos (Feria San Juan Bautista, 25 y 26 de junio)
Llangodén, Lajas (15 de julio)
Cadmalca (6 de agosto)
Tacabamba (Feria Señor de la Misericordia, 14 al 16 de setiembre)
Cochabamba (28 de diciembre)

- Provincia de Contumazá
Contumazá (Feria San Mateo, 20 de agosto)

- Provincia de Cutervo
Sócota (Virgen de la Candelaria, 3 y 4 de febrero)
Cutervo (Feria San Juan Bautista, 24 al 30 de junio)
Querocotillo (15 y 16 de setiembre)

- Provincia de Hualgayoc
Morán Lirio (27 de junio)
Bambamarca (Virgen del Carmen, 19, 20 y 21 de julio)
Pujepe (21 de agosto)
Hualgayoc (3 y 4 de setiembre)

Plaza de toros de Bambamarca
REJONES EN LA BAMBALITANA. Plaza de toros de Bambamarca, Hualgayoc. 6,700 espectadores. (Foto: Municipalidad de Bambamarca)

- Provincia de San Marcos
José Sabogal (24 de junio)
Ichocán (Feria Virgen del Rosario, 17 de octubre)
Río Seco (25 de octubre)
San Marcos (Feria San Marcos, 28 al 30 de octubre)

- Provincia de San Miguel
Calquis (19 y 20 de junio)
San Silvestre de Cochán (30 de julio)
Catilluc (20 y 21 de agosto)
Llapa (Feria Jesús Nazareno Cautivo 29 y 30 de agosto)
Santa Rosa (Feria Santa Rosa de Lima, 30 de agosto)
Prado (21 de setiembre)
San Miguel de Pallaques (Feria San Miguel, 30 de setiembre y 1 de octubre)

- Provincia de Santa Cruz
La Esperanza (14 de julio)
Catache (29 de agosto)
Santa Cruz (29 de agosto al 1 de setiembre)



Fuentes:
- Juan José Cabello, Coordinador Académico de la Universidad Católica
- Dikey Fernández, periodista e investigador taurino
- Caretas

Artículos relacionados:
- UNESCO patrocina estudio de las corridas de toros (9 de junio de 2008)

sábado, 21 de junio de 2008

Huasahuasi: Los toros, los andenes….

En la lengua oficial de los incas -runa simi o palabra del hombre- el vocablo 'wasi' significa casa, hogar.

Pero hay evidencias de que en nuestra etapa precolombina, la población del Tahuantinsuyo compartía y practicaba el idioma oficial quechua o runa-simi, impuesto por el Imperio, con sus propios dialectos locales heredados de otras latitudes y culturas.

No hay nada nuevo bajo el sol. Así nacieron los romances, es decir, los idiomas derivados del latín, lengua oficial de Roma: italiano, español, portugués, francés…

Hoy, en el tercer milenio, acaso la desbordante población latina en Estados Unidos esté larvando y labrando un nuevo idioma dominante: el espanglish.

A 48 kilómetros de la ciudad de Tarma, en Junín, bajo las faldas de colosales farallones andinos, existe un paraje formidable ubicado a 2,754 m.s.n.m que se llama Huasahuasi.

Plaza de Toros Andrés Amarillo de Huasahuasi
PLAZA DE HUASAHUASI. Rescatada para el arte taurino. (Foto: Enrique Cano).

Tremenda aventura

Cuando estuve allá en junio de 1995 pregunté: ¿Por qué Huasahuasi? Viejos lugareños, reconocieron la raíz quechua y me dijeron que “Huasahuasi” significaría “Casa mayor”, “Casa segura”, “Casa donde no falta nada”, “Un gran almacén para una gran casa”…
Cuando el viajero avanza hacia el oriente de la ensoñada ciudad de Tarma y está a punto de precipitarse por un abismo formidable, al desfiladero de Carpapata, que nos conduce al paraíso de la Selva Central, hay un estrecho camino que nos invita a torcer el timón abruptamente hacia la izquierda.
¡Qué adrenalina ni que ocho cuartos! Es un camino de vértigo. Un serpentín abierto en roca viva, como la débil faja de un titán.

POLO TURÍSTICO. Muy cerca de Tarma, a 45 minutos, se encuentra un paraíso escondido, Huasahuasi.

¡Huasahuasi! Tierra marcada por una historia milenaria. Su herencia ancestral está imborrable en sus interminables andenes, sus ubérrimos papales. Tanto así que se le considera la Capital Mundial de la Papa.
Aquel mes de junio llegué hasta allí accediendo a una porfiada invitación de ese valiente torero y reportero, mi compadre don Rafael Morán La Rosa.
Apenas había concluido la pesadilla de la guerra subversiva y los huasahuasinos celebraban con esperanza y entusiasmo la tradicional fiesta del patrón San Juan Bautista.
Llegamos horas antes de la primera tarde de toros.
Ese día conocí la pequeña y pintoresca plaza de toros Andrés Amarillo, que lleva el nombre de un recordado ex-alcalde del lugar que donó sus terrenos para la construcción del coso.
No vale la pena recordar la feria de aquel año, porque no estuvieron a la altura ni toros ni toreros, pero sí una vivencia que ha marcado mi experiencia de reportero, de testigo de la historia.
Horas antes de la corrida fui a ver el encierro. No eran toros, sino novillos corraleados. Luego ingresé a la plaza construida íntegramente en concreto. En esa época no había burladeros.
Un grupo de niños hostilizaban a otro más pequeño de unos 9 años de edad. Se burlaban de él hasta hacerlo llorar.
Alejé a los agresores, y le pregunté:
¿Cómo te llamas?
-Silverio, señor
-¿Qué pasa?
-Se burlan de mí porque no tengo entrada para la corrida.
-Pídele una entrada a tu papá, o a tu mamá
-Están muertos señor.
-¿Cómo murieron?
-Los terrucos los mataron
Recién entonces observé su rostro. Le faltaba un ojo. Luego nos informaron que el niño sobrevivió de milagro a una matanza y que lo criaba una tía que lo trataba muy mal. Por supuesto que Silverio vio la corrida con nosotros. Es más, nos acompañó a la pachamanca que nos ofrecieron como invitados de honor.


Huasahuasi, 13 años después

No he vuelto a tener noticia alguna de mi amigo Silverio. Lo recuerdo con inmensa ternura, hoy que nuestros nuevos ídolos: los matadores peruanos Juan Carlos Cubas y Fernando Roca Rey están reafirmando la ancestral vocación taurina del gran pueblo de Huasahuasi al protagonizar allí un interesante mano a mano.

CUBAS Y ROCA REY: Matadores peruanos de última generación llenan las plazas del país (Fotos: Burladerodos / Andina).

No solo los toreros han causado la expectativa. El Centro Taurino San Juan Bautista de Huasahuasi, organizador de la gran corrida en honor a su santo patrón, ha adquirido toros de la ganadería La Viña (Lambayeque) de Jesús Montenegro. Para este año también se han anunciado charlas taurinas y una exposición fotográfica a cargo del reconocido fotógrafo taurino tarmeño Oswaldo Córdova Caro.

Mención aparte merece la Plaza Andrés Amarillo, que ya no es tan pequeña como en 1995 y que esta tarde estará colmada por más de 3,500 espectadores, los mismos que hace dos años rechazaron y paralizaron la construcción de un coliseo techado y con piso de cemento en el que estuvo a punto de convertirse.

El corazón taurino peruano acelera sus latidos por estos días y hoy tendrá una de sus pulsaciones más intensas en Huasahuasi, cuyos andenes milenarios, semejan tendidos de una plaza colosal a cielo abierto.



domingo, 15 de junio de 2008

EN VIVO: José Tomás en Las Ventas

- Escuche la corrida de toros de Madrid En Vivo:




Noticias anteriores sobre José Tomás:
- José Tomás Nº 1 del Escalafón de los Principales (12 de junio de 2008)
- Reaparece José Tomás en Barcelona (16 de junio de 2007)
- El arte de Tomás salva la tarde (3 de diciembre de 2001)

jueves, 12 de junio de 2008

José Tomás Nº 1 del Escalafón de los Principales

- Este domingo puede repetir en Las Ventas la apoteosis del 5 de junio
- En vivo. Corrida será transmitida por radio en Internet

Tras seis años de ausencia, José Tomás regresó la semana pasada a Las Ventas. Puso a Madrid a sus pies, cortó cuatro orejas, salió a hombros por la Puerta Grande y, de paso, alcanzó la cima de la lista Los Principales del Toreo, el nuevo escalafón taurino del portal Burladero.

Ningún torero cortaba cuatro orejas en Madrid, en la misma tarde, desde 1972. Por eso, los oles remecieron los cimientos de la catedral del toreo y puede que lo vuelvan a hacer este domingo 15, cuando el maestro pise de nuevo su albero.

José Tomás triunfa en Madrid
ENCUNARSE. ”Lanzarse entre los cuernos del toro al momento de entrar a matar, sin prevenir la salida”. José Tomás en Madrid, el 5 de junio. (Foto: Gorja Lejarcegi/El País).

Al presentar su última "Lista de los Principales del Toreo", Burladero.com reseña: "Tras quedarse fuera de la última Lista, José Tomás entra directamente al primer puesto. El motivo es de sobra conocido por todos: Su clamoroso triunfo el pasado 5 de junio en Madrid, cuando entró en la historia al cortar cuatro orejas en una tarde que ha pasado a los anales de la tauromaquia. Sin olvidar, claro está, sus actuaciones en Jerez de la Frontera, Granada y Córdoba".

A diferencia del tradicional escalafón, ordenado únicamente por número de actuaciones, el reconocido portal propone la clasificación de "Los Principales", actualizada tras cada feria atendiendo a los criterios taurinos, éxitos e importancia de las plazas en las que éstos se suceden.

Así, al maestro de Galapagar le secunda Miguel Ángel Perera: "Retrocede un puesto en la lista y cede el trono a José Tomás. Pero el extremeño está cada día más consolidado. A un comienzo de temporada casi perfecto, se suma ahora el golpe de autoridad que ha dado en Madrid. Faenón, dos orejas y Puerta Grande. Y el día después del triunfo de José Tomás. Ahí es nada. Sigue creciendo".

Manuel Jesús 'El Cid' es el tercero con la siguiente justificación: "Es uno de los nombres propios del 2008 que ha salido reforzado después de Sevilla... y también de Madrid. No será fácil olvidar su faena a un toro de El Pilar en Las Ventas ni la gran tarde que dio con los Victorinos. Tan sólo cortó una oreja y la espada le volvió a privar de la Puerta Grande. Ese sigue siendo su talón de Aquiles. Ha sido proclamado por casi todos los jurados triunfador de San Isidro y sale reforzado".

Alejandro Talavante, Morante de la Puebla, José María Manzanares, José Pedro Prados 'El Fundi', Julián López 'El Juli', Antonio Ferrera y Cayetano Rivera - en ese orden - completan este novedoso escalafón.


Transmisión radial por Internet

La misma página web transmitirá en vivo la nueva actuación de José Tomás en Las Ventas, este domingo 15 desde las 12.50 pm (hora peruana). La narración contará con el director del portal, Mario Juárez, y con el periodista Miguel Ángel Moncholi.


[VIDEO]: Impresionante Triunfo de José Tomás en Madrid




Artículos anteriores sobre José Tomás:

- Reaparece José Tomás en Barcelona (16 de junio de 2007)
- El arte de Tomás salva la tarde (3 de diciembre de 2001)

lunes, 9 de junio de 2008

UNESCO patrocina estudio de las corridas de toros

- Unión Latina premiará con US $1,500 dólares investigación sobre Patrimonio inmaterial

La 'Feria Taurina del Señor de los Milagros', 'El toro en la fiesta y el arte popular andinos', y 'Los carteles y ferias taurinas en el Perú' son algunos de los temas de investigación que se pueden elegir para participar en el concurso internacional: Conoce y evalúa tu patrimonio inmaterial convocado por la Unión Latina, con el patrocinio de la UNESCO y el reconocimiento del Instituto Nacional de Cultura, la Biblioteca Nacional y la embajada de Francia.

El concurso está dirigido a los jóvenes universitarios de las facultades e instituciones que estudian el patrimonio inmaterial cuyas edades estén comprendidas entre los 18 y 26 años. Los participantes pueden formar grupos de hasta seis integrantes.

Plaza de toros de Cutervo
ACERVO CULTURAL ANDINO. Plaza de toros de Cutervo, Cajamarca. (Foto: Foto: Panoramio/Gerard_mg).

El objetivo de esta convocatoria de la Unión Latina, organización cultural intergubernamental que reúne 40 Estados en cuatro continentes, es promover la preservación de la identidad nacional así como conocer y valorar la herencia cultural.

Cada grupo de concursantes deberá formular un planteamiento del problema de investigación, que deberá desarrollarse a través de un ensayo académico riguroso, poniendo de manifiesto el valor ejemplar de dicho patrimonio inmaterial.

Las bases del concurso también proponen como posibles temas de investigación: 'La crianza del caballo de paso', 'La pelea de gallos', 'El espacio público como narrativa histórica y cultural', 'La fiesta de San Juan', 'Los santos patronos y las ferias populares' y otras 32 manifestaciones culturales, que incluyen expresiones orales, artísticas y culinarias, así como tradiciones, rituales, fiestas y otras prácticas sociales que se desarrollan dentro de nuestro territorio patrio.

Toros en Celendín
IDENTIDAD. Miles de "shilicos" colman su plaza de toros, una de las más grandes del Perú, armada con troncos de eucalipto. (Foto: Celendín.com).

Además de la UNESCO, la organización del concurso en el Perú también cuenta con el auspicio de la Embajada de Francia, la Municipalidad de Lima Metropolitana, las Municipalidades de Miraflores y San Isidro, y con la colaboración de PromPerú y el Banco de Crédito.

La Unión Latina también convoca a este concurso en otros siete países de América Latina y el Caribe: Bolivia, Colombia, Cuba, Ecuador, México, República Dominicana y Venezuela.

El premio al único grupo ganador consiste en el equivalente a US$ 1.500,00 (mil quinientos dólares) en moneda nacional. Además, la obra seleccionada será publicada junto a los trabajos ganadores en cada uno de los otros países participantes.

Los originales podrán entregarse hasta el día 13 de octubre de 2008 en las oficinas de la Unión Latina, ubicadas en la avenida Las Camelias 877, oficina 201, San Isidro (Lima).

Para mayor información pueden comunicarse a los teléfonos 440-7665 y 441-4891, o escribir al correo electrónico ulatpe@speedy.com.pe

- Bases del Concurso: Conoce y evalúa tu patrimonio inmaterial



Fuentes: Unión Latina, Andina

domingo, 1 de junio de 2008

La ética de las corridas de toros

"Sólo tiene el derecho de matar al toro quien acepta poner en juego su propia vida".

Por: Francis Wolff (*)

No, la corrida de toros no manifiesta cualquier cruel indiferencia hacia la vida y el sufrimiento. Al contrario, es portadora en sí misma de una ética coherente y respetuosa con los animales. Si la corrida desapareciera de las regiones de Europa donde forma parte de la cultura, se produciría también una pérdida moral, sería también privar a los pueblos del mediterráneo de una irreemplazable relación con los animales, la que siempre han mantenido con los toros bravos. Porque en todas las regiones del mundo en las que ha habido toros bravos han existido combates de toros. Es una constante antropológica. Enfrentarse al toro, imagen natural del combatiente y símbolo permanente del poder, es el sueño eterno del hombre.

La corrida no es ni inmoral ni amoral en relación con las especies animales. La relación del hombre con los toros durante su vida y su último combate es desde muchos puntos de vista ejemplo de una ética general. Su primer principio sería: hay que respetar a los animales, o al menos a algunos de ellos, pero no en igualdad con el hombre. Los deberes que tenemos hacia otras especies, incluso las más próximas a nosotros, están subordinados a los deberes que tenemos hacia los demás hombres, incluso los más lejanos. Y la ética general de la corrida es justamente la codificación de este principio. Pues la moral de la lidia se resume a esto: el animal debe morir, el hombre no debe morir. Es desigual, por cierto, pero esta desigualdad es justamente moral en su principio. Si las posibilidades del hombre y del animal fuesen iguales, como en los juegos del circo romano, ¿no sería bárbaro? En la corrida el toro muere necesariamente, pero no es abatido como en el matadero, es combatido. Porque el combate en el ruedo, aunque sea fundamentalmente desigual, es radicalmente leal. El toro no es tratado como una bestia nociva que podemos exterminar ni como el chivo expiatorio que tenemos que sacrificar, sino como una especie combatiente que el hombre puede afrontar. Tiene, pues, que ser con el respeto de sus armas naturales, tantos físicas como morales. El hombre debe esquivar al toro, pero de cara, dejándose siempre ver lo más posible, situándose de manera deliberada en la línea de embestida natural del toro, asumiendo él mismo el riesgo de morir. Sólo tiene el derecho de matar al toro quien acepta poner en juego su propia vida. Un combate desigual pero leal: las armas de la inteligencia y de la astucia contra las del instinto y la fuerza.

José Cubero "El Yiyo"

La corrida es, pues, lo contrario de la barbarie porque se sitúa a equidistancia de dos barbaries opuestas. Si el combate fuese igualitario, su práctica sería innoble para el hombre puesto que el valor de la vida humana se vería reducido al del animal -como en la formas de barbarie antigua que eran los juegos del circo romano-. Si el combate fuese desleal, su práctica sería innoble para el toro, puesto que el valor de la vida animal se habría reducido al de una cosa -como en la barbarie moderna que suponen las formas extremas de ganadería industrial-. En la corrida el hombre no lucha ni contra un hombre ni contra una cosa. El hombre afronta su «Otro».

Una buena moral hacia los animales es también una moral diferenciada. No podemos ni debemos tratarlos a todos de la misma manera, al perro y al mosquito, al chimpancé y al toro bravo. Tenemos que ajustar nuestra conducta a lo que ellos son: sus necesidades, sus exigencias, sus tendencias, etc, evitando siempre el riesgo de antropocentrismo. Ahora bien, el toro de lidia es un animal naturalmente desconfiado, dotado como muchos otros animales «salvajes» de una especie de instinto de defensa, en su caso particularmente desarrollado, que se manifiesta desde el mismo momento de su nacimiento, la bravura, que lo incita a atacar de manera espontánea contra todo aquello que potencialmente pueda ser un «enemigo». Esta acción (o reacción) es la base de todas las tauromaquias. Y toda la ética taurómaca consiste en permitir a la embestida del toro, a esa fuerza activa, a esa naturaleza, manifestarse. La corrida no consiste en matar una bestia. Es todo lo contrario. La corrida, como su propio nombre indica, consiste en dejar al toro correr, atacar, embestir. Afrontar un animal desarmado, inofensivo o pasivo sería propio del matadero. La ética de la corrida consiste en dejar que la naturaleza del toro se exprese. Doblemente: en su vida, en su muerte.

Durante toda su existencia, en el campo, está en libertad. Y vive de acuerdo con su naturaleza «salvaje», rebelde, insumisa, indócil, indomable. En el momento de su muerte, combate hasta la muerte también de acuerdo a esa misma naturaleza: brava. Por cierto, el hombre quiere combatir, lo elige, cuando el animal está obligado al combate, no lo elige. Sin embargo el valor de la elección es un valor humano, la voluntad es una facultad humana, por tanto es cierto que el toro «no quiere el combate», pero no porque sea contrario a su naturaleza de combatir, sino porque es contrario a su naturaleza de querer, de elegir. Toda la ética del combate del ruedo consiste en permitir que la bravura del toro se manifieste. Expresarse, para el torero, es una cierta manera de estar inmóvil delante del toro; expresarse para el toro es una cierta manera de estar móvil, de moverse delante de cualquier adversario, congénere o no. Durante la lidia, el torero puede expresarse pero también debe permitir al toro expresarse a sí mismo, y lo que tiene por decir el toro bravo es algo así como: «Defenderé mi terreno, todo el ruedo es mío, todo el espacio es mi espacio vital, haré huir a cualquier extraño que lo pise, cogeré al que ose aventurarse, te expulsaré seas quien seas, volveré sobre ti para coger, y más, y más...» Ésta es la voz del toro bravo, tal como la hace oír el torero leal. El respeto por el toro en la plaza consiste en comprender esta voz que habla y finalmente hacerla cantar, en hacer pues una obra de arte con esa embestida natural y con su propio miedo de morir.


(*) Francis Wolff es catedrático de Filosofía de las Universidades La Sorbona (París) y de Sao Paulo (Brasil).



Fuente: ABC

Imagen: Fototeca Aragón. El 30 de setiembre de 1985, Burlero le partió el corazón al joven matador José Cubero "El Yiyo", de 21 años, en la plaza de toros de Colmenar (Madrid).

Artículos anteriores sobre tauromaquia:
- El Arte del toreo (14 de diciembre de 2006)
- Cómo se deben ver las corridas de toros (16 de noviembre de 2006)

Tags:

ARCHIVO (Todos los artículos)

Related Posts with Thumbnails