sábado, 8 de agosto de 2009

Video de la cornada de Morante en El Puerto de Santa María

Gran tarde la vivida ayer en El Puerto de Santa María con tres orejas para Manzanares, que se negó a salir en hombros, porque su compañero Morante derramaba sangre torera en la enfermería de la plaza.


Morante paga con sangre el toreo más barroco que pueda esculpirse

ABC/Fernando Carrasco

Morante de la Puebla cayó herido en El Puerto cuando estaba cuajando una de las faenas más antológicas y barrocas del sevillano.Fue frente a un serio toro de María del Carmen Camacho, con dos pitones y trapío, mucho trapío, al que con el capote dejó detalles pero con el que soñó el toreo arrebatado y eterno. Despatarrado, entregado, fue cuajándole series diestras de un barroquismo excelso. Medidos los tiempos, tiraba de su enemigo, bajaba la mano, se recreaba en cada muletazo. Imposible torear más despacio, más lento, más sublime. La plaza ensimismada, pura locura mientras ofrecía una y otra vez el engaño y hacía que el astado se fundiese en cada muletazo. ¡Qué manera de torear, Dios mío! Se sucedían las series mientras le daba los tiempos precisos y la muleta seguía besando el albero a la par que los muletazos quedaban esculpidos uno tras otro. No se puede torear más lento, más barroco, más sentido.

Pero llegó la tragedia. Remataba otra serie sublime cuando el de Camacho pisó el engaño. Tiró de él Morante y perdió la verticalidad. Fue en el suelo donde lo recogió. Cornada seca, segura, en el muslo. El torero, desmadejado, quedó a merced del animal. Rápidas las intervenciones. La plaza consternada. El grito de puro arte se convirtió en desgarrador de pánico. Lo finiquitó Aparicio y la plaza se volvió blanca de pañuelos. Las dos orejas para el de La Puebla eran unánimes, sobre todo después de una faena antológica. Bueno, pues todos se dieron cuenta menos la señora presidenta, doña Ana Alonso. ¡Váyase usted del palco, que no tiene ni idea y desprestigia una afición como la portuense. Que usted se lo coma bien!

Había dejado toreo del caro con el capote en su primero, al que le dieron tela en el caballo y la faena contuvo altas dosis de inspiración, si bien no acabó de redondearse ésta. Queden reflejados los ayudados por alto y varios derechazos de una lentitud fuera de lo común. Peor estilo por el pitón izquierdo, por donde punteó mucho más...

http://www.abc.es/20090808/toros-/morante-puebla-herido-grave-200908080044.html


Plaza de toros de El Puerto de Santa María. Viernes, 7 de agosto de 2009

Tres cuartos de entrada.

Toros de Núñez del Cuvillo. Chico el 1º. Destacó el 3º, un gran toro por bravo y noble. Un sobrero de María del Carmen Camacho (5º).

Julio Aparicio, de catafalco y oro. Casi entera caída (pitos). En el cuarto, media estocada delantera (bronca).
Morante de la Puebla, de sangre de toro y azabache. Dos pinchazos y media desprendida (ovación tras aviso). En el quinto, cogido, lo mató Aparicio de media estocada (una oreja con fortísima petición de la segunda y dos vueltas de la cuadrilla).
José María Manzanares, de perla y azabache. Estoconazo (dos orejas). En el sexto, estocada (una oreja).

PARTE MÉDICO. "Herida en el tercio medio del muslo derecho, en cara anterointerna. Tras anestesia epidural es intervenido quirúrgicamente presentando una trayectoria ascendente de seis centimetros y otra descendente de 12 cm provocando gran desgarro muscular en la zona abductora, tejido celular subcutaneo y rotura de múltiples colaterales de la vena safena interna. Tras su limpieza, se refresca en los bordes de la herida y se colocan dos drenajes. Pronóstico Grave. Trasladado a la Clínica Los Álamos de Jerez de la Frontera. Firmado: Dr. Julio Mendoza.



Fuentes: ABC

0 COMENTARIOS /:

Publicar un comentario

* No se publicará comentarios ofensivos. Este no es un espacio para hacer propaganda contra la tauromaquia.

Related Posts with Thumbnails