lunes, 4 de abril de 2011

Juan Carlos Cubas: “Este es mi momento y soy capaz”

Torero huancaíno está para alternar con los mejores

- Entrevista publicada Hoy por TAUROMAQUIAS.com en el diario El Men

Fotos: Rafael Morán La Rosa


Su debut como matador de toros el 2004 sobre la mítica arena de Acho sorprendió a la mayoría. ¿Cómo era posible que este muchacho de breve figura y aspecto sencillo nacido en Huancayo el 9 de julio de 1986 toreara con tanto valor y arte frente a astados que a su lado se veían más enormes de lo que ya eran?

En los últimos años ha estado a punto de alcanzar el Escapulario de Oro. El 14 de noviembre del año pasado, dominando por completo a un peligroso enemigo aun después de recibir una grave cornada, demostró que el Perú tiene un matador de primera, capaz de alternar con los mejores y que está para más por su raza y juventud.

 La semana pasada fuimos a su encuentro en una playa de Miraflores donde pasa varias horas al día, entrenando. Nos concede unos minutos y por su juventud y contextura se nos hace difícil tratarlo de usted. Decidimos tutearlo sin olvidar en ningún momento que estamos frente a un grande que se crece a la hora de la verdad y domina a sus toros con una muleta que parece impregnada de algún embrujo andino.

En marzo de 2001 debutaste en el certamen Buscando la próxima Figura del toreo peruano en Las Delicias, Trujillo. Aquel día, cómo te imaginabas a ti mismo en 10 años y cómo te ves dentro de una década más?

Fue muy bonito aquella vez en la portátil Torokuna. Cuatro chiquillos de los cuales tres somos matadores de toros. Se notaba en nuestras caras la ilusión de querer ser alguien en este mundo. Luego de 10 años somos ya toreros cuajados.
Ahora, el toreo es constante evolución y creo que aún no he llegado a mi plena madurez. Por eso entreno a diario y mantengo la ilusión por alcanzar el lugar con el que todos los toreros sueñan.


Ha sido una época de cambios, te hiciste fuera del Perú, vinieron los triunfos, luego las cosas cambiaron y regresaste.
Tuve la oportunidad de irme joven a hacerme torero. Las campañas de novillero fueron muy buenas. Toreé mucho en España, Francia, México, Colombia, con gran ambiente. Tomé la alternativa y en mi primera temporada como matador actué en 25 corridas aproximadamente. Después, las cosas se pusieron difíciles…

¿Cuál fue tu punto más alto y cuál fue tu peor momento en ese tiempo?
Uno de los mejores momentos fue la temporada de novillero del 2004 pues triunfé en todas las plazas que me presenté en España y ese año tomé la alternativa en Acho.Fue otra tarde triunfal, inolvidable.
También hubo momentos bajos, tardes en las que no salieron las cosas. Ya como matador en México fui a plazas de primera categoría y lamentablemente no embistieron los toros, no hubo suerte en los sorteos. Cuando estás empezando en las plazas grandes, si no tienes un triunfo, empiezas a torear menos y a pasar desapercibido.

Fue entonces cuando regresaste. ¿Te quedarás en el Perú?
No quería quedarme parado, tenía la posibilidad de torear aquí y las tres últimas temporadas han sido muy importantes, estoy madurando, avanzando. Ahora la intención es buscar nuevamente la internacionalización. Hay negociaciones, prácticamente tengo cerradas corridas en México para mayo y en Ecuador. También está la posibilidad de estar en setiembre en Venezuela, pero prefiero hablar más cuando los contratos estén cerrados.

Cuando regresaste no se te abrieron todas las puertas…
Fue muy difícil, toreaba en provincias, pero me relegaron injustamente varios años de la Feria del Señor de los Milagros. El 2004 yo había sido uno de los triunfadores y consideré que merecía un mejor trato de la empresa.
Los toreros tenemos dignidad y tenemos que hacernos respetar. Yo sabía que tarde o temprano regresaría a Acho y que ese día no se me podía escapar el triunfo, y así fue. El 2009 y el 2010 he tenido triunfos de peso incluso al costo de la primera cornada grave en mi carrera.

En Acho te agigantas como torero. ¿Toreas igual en Lima, que en provincias?
Tengo que confesar que Acho es muy especial para mí. Cuando toreo allí, lo disfruto demasiado. Da miedo y se siente la presión, pero vestirse de torero, estar en el patio de cuadrillas y hacer el paseíllo en la plaza rosada es lo más maravilloso que me ha podido pasar. Y se nota porque lo doy todo, la mayoría de las veces he cortado orejas y salido a hombros.

Pero soy muy autocrítico, y quiero llevar eso a las provincias donde he tenido triunfos puntuales, pero quiero que así sea todas las tardes.
Triunfar siempre es muy difícil, pero voy a poner más empeño. Estoy trabajando porque todos los aficionados se merecen respeto. Igual que en Acho, en Sicaya, Tacabamba, Matara y tantos lugares hermosos, todos pagan una entrada y se merecen el mejor espectáculo. Va a ser una temporada muy especial y prometo darle lo mejor a esa gente que con tanto cariño me recibe.
En Lima, espero estar en Acho, esta vez compartiendo carteles con las figuras del toreo mundial y estar a la altura de ellos, competir con ellos. Este es mi momento y soy capaz.

¿De qué está hecho Juan Carlos Cubas, el torero? ¿Cuáles son tus influencias y cómo interpretas la tauromaquia?
Se nota que me he hecho torero en México. He vivido varios años allí, me gusta como han hecho de la fiesta algo muy suyo y he tenido la oportunidad de estar con grandes maestros como Manolo Armilla.
También he aprendido en España, donde te exigen más pureza, más verdad en los cites que coincide con lo que siento.
Para mí, la verdad del toreo es cargar la suerte, echar el medio pecho por delante, la muleta siempre puesta por delante, que es cuando uno arriesga más y tira la moneda al aire.
Me encanta El Juli, su seguridad pasmosa. Me gusta el toreo de cercanías, cuando un toro se para y ya no viene de lejos,no le puedes pegar tantos pases. Entonces me meto entre los pitones, pero siempre buscando profundidad, pegando muletazos largos en corta distancia.
Sigo el ejemplo de mi buen amigo Miguel Ángel Perera. Si bien él es más antiguo, hemos vivido juntos en México, en España nos apoderaba la misma empresa y, salvando las diferencias, tenemos un concepto parecido del toreo. Él ahora es una figura y respeto mucho su trayectoria. Cuando está en Lima siempre nos vemos

¿Cómo eres fuera de los ruedos y del mundo del toro? ¿Qué más te gusta? ¿Qué haces cuando no entrenas o toreas?
Me apasiona la música, escucho muchos géneros, me concentro en las letras de grandes cantautores como Joaquín Sabina, Joan Manuel Serrat, Melendi. También me gusta la música peruana, soy buen serrano y escucho los buenos huaynitos ayacuchanos de Walter y Julio Humala, Martina Portocarrero y otros.

Disfruto de la compañía de mi familia. Estoy enamorado de Leslie Gómez, una hermosa mexicana que conocí cuando vivía en su tierra.Ya estamos varios años juntos. Ella es muy buena, me sabe esperar y comprende que a veces un torero necesita estar en lo suyo. Le agradezco por entenderme. A ella le ha pegado tan fuerte el amor, que se ha venido a vivir al Perú y yo estoy muy feliz (risas).

Me atraen los deportes, juego tenis y soy hincha de Alianza Lima. Me considero un joven tranquilo, me divierto cuando hay que divertirse pues todo tiene su momento y su lugar.

El año taurino comenzó con la noticia que tu padre dejaba de apoderarte. ¿Cómo rompieron?
Por mutuo acuerdo decidimos que ya era el momento de cambiar, de ver a otra persona y él se lo tomó de muy buena manera y no ha habido ningún problema por eso.
Ante todo es mi padre, es muy importante para mí, y siempre que quiera acompañarme lo puede hacer.

Y ahora ¿cómo se toman las decisiones sobre tus presentaciones?
Desde hace tiempo que somos muy buenos amigos con el picador David de la Barra. Además vi que era la persona ideal para arreglar mis asuntos taurinos por ser un buen negociador.
Todas las decisiones las tomamos ambos. A él lo llaman y me pone al tanto de todo, lo analizamos y decidimos.

¿Algo de lo que te arrepientes y te gustaría corregir?
Sobre todo nunca me arrepentiré de ser torero. Si volviera a nacer, sin pensarlo elegiría nuevamente ser torero.


Los toreros tenemos dignidad

Todo indica que no estarías en Chota 2011 ¿Ha habido problemas en la negociación?
Reitero que tenemos dignidad. Un torero que ha triunfado y cortado cinco orejas en dos tardes en Acho se merece un poquito de respeto.
La empresa de Chota no puede hablarte como si te estuvieran haciendo un favor, “Hay esta corrida, si quieres bien y si no, mala suerte”. Así no va. Nosotros nos jugamos la vida. Si con los triunfos no tenemos respaldo, imagínate cuándo.
Nos ofrecieron la corrida de la peruanidad y yo encantado de torearla, pero siempre que me pusieran aunque sea en otra corrida más.
No es la primera vez que me quedo fuera de Chota y sé que, al igual que pasó en Acho, el tiempo me dará la razón. El Vizacíno siempre va a estar allí, soy joven y habrá la oportunidad de regresar en las condiciones que me merezco. Por otro lado, hay conversaciones con Cutervo, de todas maneras estaremos en ferias importantes.

Más: Artículos publicados por TAUROMAQUIAS.com en el diario El Men

0 COMENTARIOS / :

Publicar un comentario

* No se publicará comentarios ofensivos. Este no es un espacio para hacer propaganda contra la tauromaquia.

ARCHIVO (Todos los artículos)

Related Posts with Thumbnails