lunes, 19 de noviembre de 2012

Poder, arte y valor a raudales en Acho


Fandiño, Bautista, Alfonso de Lima y ganadero salieron a hombros en tarde de indulto

Página taurina publicada Hoy lunes 19 de noviembre por TAUROMAQUIAS.com en el diario El Men


Un buen aficionado no debe faltar ni un solo festejo de su feria taurina sino quiere correr el riesgo de perderse acaso la tarde de su vida. Y eso es un poco lo que ha sucedido ayer en Acho, donde pese a llenarse solo la mitad del aforo, se dieron cita la bravura y nobleza de los toros colombianos de La Carolina y de uno de San Sebastián de la Palmas con el poder de Iván Fandiño (silencio y dos orejas), el arte de Juan Bautista (saludo y dos orejas) y el valor inconmensurable de Alfonso de Lima (silencio y dos orejas simbólicas por indulto).

Salieron a hombros los tres matadores y el ganadero por la puerta grande de Acho aunque hay que decir que una oreja bastaba para el francés y que hubiera sido mejor ver al peruano matar a su segundo enemigo.
En la segunda corrida de toros de la Feria Taurina del Señor de los Milagros, y con tarde nublada, se lidió también un toro de reserva de Achury Viejo. Tomó la alternativa el picador Josept Rojas de manos de César Caro.


JUAN BAUTISTA (Vestido con traje color acero y oro) - PRIMER TORO, de La Carolina, Carmelo, N° 570, negro, enmorrillado, 323 kilos. Aplaudido de salida. Remata en tablas.
Bautista lo recibe con una tanda de verónicas, otra de chicuelinas y primorosos recortes en los medios. Lo deja a media distancia para la pica del toricantano Rojas quien le pone la primera un pelín trasera, una segunda mejor señalada siendo aupado por la afición, que por desconocimiento protestó la segunda vara. Fandiño va al quite con ceñidas gaoneras aplaudidas.
El diestro brinda a Acho y el gritón Coracora aprovecha para agradecer a Francia su apoyo a la Fiesta Brava. El torero moja la pañosa por el viento. Inicia su faena por naturales en los medios. Rasca la arena el toro, pero acude al cite aunque no se acaba de entregar por la izquierda. Embiste mucho mejor por el pitón derecho y el francés instrumenta largas series de derechazos que son aclamados. Vuelve a tomar la muleta con la izquierda, pero su enemigo desarrolla sentido. Más derechazos en el tercio y el astado hace el amago de rajarse.
Pinchazo hondo y estocada casi entera, tendida, cuarteando; ambas en la suerte contraria. Dobla dos veces, pero es levantado por el puntillero. A la tercera va la vencida. Palmas para Carmelo y saludo desde el tercio para el matador.

- SEGUNDO TORO, cuarto de la tarde, de La Carolina, Cuchillero, N° 316, negro, astifino, 512 kilogramos. Es recibido por verónicas. Correcta vara de Toto Andrade. Bautista pide el cambio de tercio.
La faena comienza con derechazos. Los de la segunda tanda son largos, muy largos. Boyante, Cuchillero apunta su cornamenta a la pañosa con nobleza. Suena la música en Acho. También transmite más la segunda tanda de naturales, rematada con molinete y pase de pecho, pero es con el pitón derecho que el ejemplar de La Carolina va como bravo con el hocico cerrado. El francés bota el estoque e instrumenta manoletinas rematadas con dos molinetes, afarolado y pases de pecho que ponen de pie a la afición.
Se vuelca para colocar una estocada entera, apenas contraria, pero efectiva. Dos orejas. Una era suficiente. Palmas al toro aunque el arrastre lento es protestado.

Soberbio natural de Alfonso de Lima (Foto: Rafael Morán)

IVÁN FANDIÑO (De amarillo caña y oro con remates blancos) - PRIMER TORO, segundo de la tarde, de La Carolina, Portero, N° 310, negro, 465 kilos. Pitado de salida. Pobre de presencia comparado con el anterior, sobre todo de los cuartos traseros. Además parece acalambrado y se cae. Bronca y el juez saca el pañuelo verde para el cambio de toro. Sobrero: Joyero, de Achury Viejo, N° 147, negro, 460 kilogramos. Sale suelto de los trapos y de los caballos. Se estrella dos veces contra el burladero y se astilla el pitón derecho.
El toro gazapea. Luego lo cita de lejos y se arranca, pero con embestida incierta, el torero le tapa la cara y logra embarcarlo arrancando las palmas. Por el lado izquierdo le cuesta más ligarlo. Vuelve a los derechazos toreando en corto y obligándolo a embestir. La faena transcurre en el tercio, el diestro es desarmado y su labor se vuelve desaseada.
Cuatro metisacas, una tendida, caída, un aviso y dobla el de Achury, que sale entre pitos. Silencio para Fandiño.

- SEGUNDO TORO, quinto de la tarde, de La Carolina, Cambalache, N° 309, negro, bien presentado, 510 kilos. Lo recibe a pie juntos con tremendas ganas de no dejarse ganar la partida y termina haciendo por él.
Brinda a la Peña Taurina del Tendido 10. A por todas con los cambiados en los medios seguidos de los derechazos más poderosos de la tarde que arranca oles ensordecedores. El ejemplar va para arriba, toca la banda. Fandiño se gusta en valor y lo aleja de la querencia para que no cambie Cambalache. Casi se puede sentir estallar la emoción contenida de los limeños al contemplar la armonía de la valentía y la bravura cosechada a base de mando y una poderosa derecha.
Manoletinas exactas que ponen de pie a los tendidos. Estocadón. Tarda en caer el astado, pero los pañuelos blancos se agitan por toda la plaza ni a bien lo hace. Dos orejas, que regala al tendido 10 mientras suena la marinera, palmas para el cornúpeta. Fandiño también saldrá a hombros.

ALFONSO DE LIMA (Terno grana y oro con cabos blancos) - PRIMER TORO, tercero de la tarde, de La Carolina, Banquero, N° 317, negro, engatillado, ligeramente bizco del derecho, 533 kilos. El peruano lo recibe con dos largas cambiadas frente al tendido 11 y luego lo veroniquea en los medios. César Caro coloca una vara de pintura. Simpson pide el cambio de tercio. César La Madrid y Ronald Sánchez ponen pares traseros.
El peruano muy ganoso inicia su faena con largos derechazos en el tercio para luego llevarlo a los medios donde acusa falta de mando y se le cuela. Pierde la confianza y abrevia con naturales con el pico y ayudados.
Un pinchazo y una estocada entera y certera. Silencio y silencio.

- SEGUNDO TORO, sexto de la tarde, Vencedor, de San Sebastián de las Palmas, negro chorreado, N° 805, 587 kilos. Aplaudido a su salida. El público reconoce el valor del peruano que demuestra grandes progresos con el capote. Una puya y el matador pide que se retiren los de a caballo.
Simpson sorprende a toda la plaza al recibir a su enemigo de rodillas en los medios por derechazos y pases de pecho. Ya de pie, explota la nobleza y repetición del toro colombiano acompañando con temple y hondura las embestidas de su enemigo. Se escucha el pasodoble, se encienden las luces artificiales y unos rayos del astro rey coronan de ilusión peruanista las filas altas de sol. Culmina de rodillas nuevamente. Pide el estoque de matar y un sector del público quiere más faena porque considera que el toro está entero.
Desde el callejón, comienza el pedido de indulto pese a que el toro solo recibió una vara y no pasó por el pitón izquierdo. Hay división de opiniones en los tendidos y el desconcierto del matador peruano que ve salir los cabestros sin que simule el estoque. Dos orejas simbólicas, merecidas por su valor y progreso, aunque se hubiera consagrado si lo mataba. Innecesaria provocación a los aficionados más exigentes o falta de rigor para la categoría de la plaza.



Más: Páginas taurinas publicadas por TAUROMAQUIAS.com en el diario El Men  

0 COMENTARIOS / :

Publicar un comentario

* No se publicará comentarios ofensivos. Este no es un espacio para hacer propaganda contra la tauromaquia.

ARCHIVO (Todos los artículos)

Related Posts with Thumbnails