miércoles, 9 de diciembre de 2015

Luces y sombras de la LXX Feria del Señor de los Milagros


BALANCE. Roca Rey se llevó el Oro de Acho en su debut como matador de toros

- Página publicada el Lunes 7 de diciembre por TAUROMAQUIAS.com en el diario La Razón

Acho 2015 en tres párrafos: Volvieron los toros españoles a Acho tras 15 años de ausencia. La mitad de ellos no tuvieron el trapío para plaza de primera. En la primera tarde, Talavante hizo la primera faena candidata al Escapulario con su toreo más poderoso Adame puso la plaza bocabajo con su toreo valiente. Ambos salieron a hombros. Morante ejecutó los mejores naturales, una oreja. Dos de Zalduendo sobresalieron, uno fue manso. Paco Ureña, cortó la única oreja de la segunda corrida frente a Miuras desrazados y peligrosos con los que chocó el voluntarioso Escribano. Rafaelillo se lució con su conocimiento del encaste. Fue cogido su banderillero José Mora Manzano, de España.


Qué buena la tercera corrida. Otras dos faenas de Escapulario de Castella y de López Simón. Cortaron dos orejas cada uno a toros de Daniel Ruiz, que presentó buen encierro. Travieso, el primero de López Simón, ganó el Escapulario de Plata. Uno de sus hermanos fue anovillado. Cubas le cortó una oreja al único de La Quinta que permitió el lucimiento en la cuarta corrida; los demás, complicados y peligrosos, impidieron ver a Urdiales y Luque en toda su dimensión.

Talavante destilando arte en la primera corrida
Quinta corrida. Roca Rey ha regresado como un torero lleno de valor y de recursos. Variado con el capote, poderoso con la muleta. Solo tres toros de Roberto Puga tuvieron el trapío para Acho, dos de estos dieron buen juego y al resto del encierro tampoco se le pudo picar reglamentariamente. Ponce, maestro, cortó una oreja y salió hecho una furia de Acho por no haber podido salir a hombros con su ahijado. Honradísimo Galdós se negó a salir a hombros a pesar de haber cortado dos orejas, en la novillada. Su segunda tarde en Acho no fue del todo redonda debido a los novillos de Santa Rosa de Lima, pero ofreció un espectáculo variado y prometedor.

LOS SUBALTERNOS Y EL JUEZ DE PLAZA. Qué buena la performance de los subalternos peruanos. Extraordinario Dennis Castillo, recibiendo el saludo desde el tercio todas las tardes. Le siguen de cerca el ex matador Salvador Quispe, Darcy Tamayo y César Díaz 'El Yuca'. Entre los picadores destacan el maestro César Caro, David de la Barra y Adolfo Andrade ‘Toto’. También se lucieron los banderilleros, Santiago Arrieta ‘El Santi’, Jorge Valdez ‘Pedrito’, y el sobresaliente Luis López en la novillada.

El presidente de la plaza de Acho, Fernando Loayza, estuvo incierto, ora reglamentarista, ora dadivoso. La puerta grande solo debe abrirse cuando hay faenas extraordinarias. Loayza pudo ajustarse más al reglamento antes de conceder al menos dos de las cinco otorgadas en la primera corrida. En la tercera corrida, en cambio, negó dos veces primeras orejas pedidas por toda la plaza.

Sancionó con suspensión al banderillero peruano Ricardo Ramos, de la cuadrilla de Adame, por hacer el paseíllo y luego hacerse remplazar a la hora de banderillear por su compatriota Ronald Sánchez, quien fue multado con 770 soles. Sánchez ha declarado que actuó por solidaridad y con conocimiento del delegado del callejón, Lorenzo García.

Sin embargo, al banderillero español Isaac Mesa y al propietario del tiro de arrastre, Santiago Reyes Parra, les sancionó con amonestación escrita, por exigir la segunda oreja del último toro de Castella. Lo mismo hizo la misma tarde Dennis Castillo para López Simón. Esto es inaceptable. Los subalternos están a las órdenes de sus matadores, pero nunca por encima del reglamento, menos aún el de la primera plaza de su tierra.

EL ESCAPULARIO. Qué bueno, que el Escapulario de Oro del Señor de los Milagros, uno de los trofeos de mayor importancia en las vitrinas de las figuras del toreo de todos los tiempos, haya recaído por mérito propio y sin nada que objetar en el nuevo matador de toros peruano Andrés Roca Rey. Pero qué malo que sea concedido con tanto apuro, sin ningún tiempo de reflexión para los miembros del Jurado. Para la entrega de los trofeos debería convocarse a la prensa nacional en un lugar idóneo que podría ser al pie de las andas del Señor de los Milagros, en la misma plaza de Acho, o en otro santuario cultural de Lima.

Y qué feo que no se respete el espíritu completamente representativo que buscaba el Reglamento General de Espectáculos Taurinos de 1999, que éste se modifique cada año para aumentar o reducir miembros del Consejo y del Jurado taurinos, costumbre que solo ha llevado a polémicas insalvables como la de tener escapularios extraoficiales que ponen en entredicho la seriedad de la plaza en otras latitudes.

Andrés Roca Rey es el sexto torero peruano en ser distinguido con el Escapulario de Oro del Señor de los Milagros. Antes que él lo recibieron el novillero Rafael Santa Cruz (1948), ya que ese año solo se dieron novilladas; y los matadores Rafael Puga (1973), Freddy Villafuerte (1991), Pablo Salas (1992) y Rafael Gastañeta (1997).

0 COMENTARIOS / :

Publicar un comentario

* No se publicará comentarios ofensivos. Este no es un espacio para hacer propaganda contra la tauromaquia.

ARCHIVO (Todos los artículos)

Related Posts with Thumbnails