jueves, 19 de febrero de 2009

La profunda peruanidad de Conchita Cintrón

Conchita Cintrón se hizo peruana en Lima. Por circunstancias profesionales de sus padres nació en Antofagasta, pero desde los primeros meses de su vida legendaria se crió entre nosotros.

Conchita Cintrón y papá
"En brazos de mi padre (Lima)".

En Lima se enamoró del Perú, aquí se hizo torera en los potreros de La Legua desde los años 30 y aquí también se hizo amazona apasionada y devota de los caballos peruanos de paso. En las plazas del mundo siempre enarboló con legítimo orgullo la bandera blanca y roja. No lo decimos nosotros, no lo afirma algún biógrafo, lo sigue diciendo ella para la posteridad con su finísima y poética pluma.

Conchita Cintrón Equitación
"En un concurso hípico en Colombia".

Reproducimos aquí un bello y emotivo testimonio de su profunda peruanidad escrito por la Diosa Rubia del Toreo en su libro Recuerdos (Madrid, Espasa-Calpe, 1962. Prólogo de José María de Cossío) Publicamos también algunas fotografías de la colección de la propia Conchita que completan esta joya bibliográfica:


MI TIERRA

"Dicen que no hay extranjero que haya ido al Perú que no sienta la necesidad de volver.

Conchita Cintrón en el Tentadero de la Legua
"Sola, con mis ilusiones... en el tentadero de La Legua".

Lima es encantadora, limpia y fresca. Moderna, sin perder tradición, es antigua sin pasar de moda. Las casas coloniales y las callejuelas angostas mantienen su duende entre los rascacielos. Tampoco el cerro de San Cristóbal pierde su encanto frente a los Andes que, grandes y soberbios, sirven de marco a la ciudad.

Conchita Cintrón debuta en Acho
"Presentación en la plaza de del Acho, de Lima".

Los barrios residenciales, cubiertos de enredaderas, y los jardines que florecen todo el año, son fruto de las aguas del Rímac, que nace en las nieves perpetuas de la cordillera andina.

Conchita Cintrón en Sevilla
"Presentación en la Maestranza de Sevilla (España)".

Teniendo a su alcance la frondosa selva de la montaña, que se extiende hacia el oriente del Perú, el río Rímac escoge más bien las tierras áridas de las sierras para bajar, serpenteando, en busca del camino libertador hacia el mar. Dando vida a cada paso, regando alfalfares y fructíferos huertos, caña de azúcar y algodón, pasa por fin el verde oasis de Lima, llevando en su ritmo algo de la melancolía de los lejanos silencios, y en sus reflejos recuerdos de las llamas y vicuñas que bebieron en su lecho.

Desplante de Conchita Cintrón

"Un 'adorno' en la plaza de Bogotá (Colombia)".

Siguiendo su camino, el Rímac no tarda en divisar el Pacífico, que sobre las costas del Perú vive la lucha de un enamorado eterno. Cariñoso y respetuoso, besa delicadamente las playas arenosas de la bella ciudad; arrebatador y bravo, desafía los peñascos que la ocultan de su vista.

Conchita Cintrón en Bogotá
"Vuelta al ruedo en la plaza de toros de Bogotá".

Y por las alamedas ensombradas del atardecer limeño, la brisa de la sierra trae ecos del gemir de quenas, que se funden con los comunicativos ritmos de las "marineras" costeñas. Surgen los valses criollos, el baile gracioso y sentido, el airoso pañuelo... Suenan la guitarra y el cajón... Se arma la jarana, con sus dichos pintorescos... Pasa algún chalán en su caballo de paso nacional. ¡Hay que ver cómo anda el bello animal, haciendo de sus grandes crines una aureola y de su cola una nube! Su jinete -que quizá haya sido el mejor de Amancaes- echa sobre su hombro el poncho y desmontando ágilmente, hace sonar las pesadas espuelas de plata. Aproximándose, jacarandoso, se quita el sombrero.
- Acérquese, compadre -le dice algún amigo.

Juan Belmonte y Conchita Cintrón
"En compañía de Juan Belmonte".

Y por las sierras, al amanecer, cuando las alpacas miran asustadas la sombra de algún avión, el pasado y el presente se cruzan como los cóndores con las ovejas.

Conchita Cintrón. Muerte de Paladino
"Muerte de mi caballo Paladino. Se notan en la fotografía mis espuelas y mi cabeza debajo del toro".

En esta tierra desembarqué para pasar allí mi niñez y llamarla después mi patria".

Plaza de toros llena de niños. Conchita Cintrón
"El espectáculo más bello que haya visto: una plaza de toros llena de niños".

Conchita Cintrón en Azores
"Saludo al público en una plaza de toros de las islas Azores".



Más sobre CONCHITA CINTRÓN

0 COMENTARIOS / :

Publicar un comentario

* No se publicará comentarios ofensivos. Este no es un espacio para hacer propaganda contra la tauromaquia.

ARCHIVO (Todos los artículos)

Related Posts with Thumbnails