domingo, 28 de junio de 2009

Eduardo Gallo corta cuatro orejas y triunfa en Chota

Gana Escapulario de Oro y sale a hombros con Simpson y Sánchez Vara

Chota, Cajamarca. Plaza de toros El Vizcaíno. Sábado, 27 de Junio.

3ª y última de Feria San Juan Bautista. Plaza llena al tope. Tarde nublada y con viento.

Se mataron siete toros de la ganadería colombiana Monterrey (uno de regalo), bien presentados, algunos faltos de raza. Vuelta al ruedo al segundo toro que estoqueó Eduardo Gallo.


Sánchez Vara (España), vestido de gris perla y oro: silencio, palmas y dos orejas en un toro de regalo.
El lote que le tocó a Sánchez Vara se vino abajo pronto impidiendo su lucimiento. Con el de regalo, que peligrosamente desarrolló sentido, logró una meritoria faena de muleta que le valió los premios.

Eduardo Gallo (España), heliotropo y oro: dos orejas y dos orejas.
Se abrió de capote y lanceó con mucho gusto a la verónica provocando la encendida respuesta del público. Le siguieron siete lances rematados por una media verónica y revolera. Rubricaría con un quite por chicuelinas. Elevando su montera al cielo en el centro del ruedo brindó a Juan Luis Rivas, picador de su cuadrilla que murió trágicamente el lunes. En la muleta realizó ligadas series de derechazos y naturales llenas de arte y cuidando de las fuerzas del noble toro. Espadazo, vuelta al ruedo del ejemplar de Monterrey y dos orejas para el salmantino.
Agropecuario se llamaba su segundo toro, que no tenía la calidad del primero, pero sí la buena condición de seguir los trastos. Su defecto, que le costaba un mundo mantenerse de pie. Por eso lo empujó Gallo en el comienzo de la faena y le fue dando su sitio y distancia para sacarle provecho. El animal ofreció cuatro buenas tandas antes de pararse y ver cómo el torero le pasaba los muslos por los pitones. Otra buena estocada y otras dos orejas para el matador que se alzaba así con el Escapulario de Oro como triunfador de la feria.

Alfonso Simpson (Perú), nazareno y oro: palmas y dos orejas.
El primer animal que le tocó en suerte no permitió el lucimiento del diestro. Con el sexto de la tarde, que era peligroso pero embestía, el local demostró porqué fue elegido para susituir al herido Arturo Macías. Se la jugó de verdad con un ejemplar que exigía mucha firmeza. El torero logró su cometido y luego mató con una estocada entera y descabello. Una oreja del público y otra del juez que Simpson prefiere no pasear en la vuelta al ruedo.

Eduardo Gallo es nombrado triunfador de la feria y salieron a hombros los tres matadores.



Fuentes: Dikey Fernández, Andinaradio.net, Web de Eduardo Gallo

Más: CHOTA 2009

0 COMENTARIOS / :

Publicar un comentario

* No se publicará comentarios ofensivos. Este no es un espacio para hacer propaganda contra la tauromaquia.

ARCHIVO (Todos los artículos)

Related Posts with Thumbnails