domingo, 2 de noviembre de 2014

Iván Fandiño cortó una oreja con valor del puro en Acho


Tarde de mansos en la segunda corrida de la Feria del Señor de los Milagros

- Fotos: Rafael Morán / Virgilio Grajeda


El matador español Iván Fandiño se sobrepuso a la peligrosa mansedumbre de su segundo toro, que le dio una espectacular voltereta y un puntazo en la ingle. Pese a ser descastado y huir por toda el ruedo, el mal ejemplar de Salento no pudo impedir que el diestro le instrumente naturales y derechazos que hicieron tronar los oles en Acho. A base de valor y vergüenza torera le arrancó una oreja. Con su primero no tuvo suerte por la poca clase de su enemigo que se le quedaba a media embestida, le buscaba el cuerpo y también le cogió.

 Iván Fandiño toreando al natural al toro que le cortó la oreja

La misma mala fortuna tuvo su compatriota David Fandila ‘El Fandi’, quien solo pudo lucirse en banderillas y se las vio con dos astados que le buscaban las piernas. Acaso una muleta más poderosa les hubiera sacado algún juego. A su segundo ejemplar, le mató recibiendo de estocada entera y sin puntilla.
El peruano Fernando Roca Rey tampoco tuvo suerte y fue cogido por el segundo, cuya faena brindó a su hermano Andrés Roca Rey. El primero se lo dedicó a su esposa y a su pequeño hijo. Se le vio inseguro en banderillas. Con la muleta le faltó firmeza y falló con la espada.
Los toros colombianos de Salento, y uno de Achury Viejo, decepcionaron por su mansedumbre y presentación. Por su condición incierta y errática, dejaban descolocados a los toreros El 5° fue el más manso y se rajó. Todos fueron pitados en el arrastre.
Más de media entrada en los tendidos en tarde soleada. Hubo minuto de silencio y medio minuto de ovación por el inesperado fallecimiento del maestro alicantino José Mari Manzanares ocurrido el martes pasado.

EL FANDI, silencio y silencio (Viste con traje de luces color grana y negro)
Primer toro, Coquito, N° 50, 470 kilos, anovillado. De salida se estrella contra un burladero. Lo recibe de larga cambiada y verónicas lucidas. Lo lleva por chicuelinas al caballo donde recibe una puya corta. Pone banderillas al son de España Cañí y regala un cuarto par sobrado de facultades como siempre.   
Brindis a Lima. Vuelve a estrellarse contra las tablas y tras algunos muletazos cae. En los medios le instrumenta derechazos. Se revuelve rápido y por la izquierda se va quedando a media embestida. El Fandi prefiere ir por el estoque y lo mata de estocada caída. Pitos al toro y silencio para el torero.

 El Fandi a cuerpo limpio con su primer ejemplar
Segundo toro, Nevado, N° 207, 490 kilos, bien presentado, 4° de la tarde. Invita a banderillear a Fernando Roca Rey, tal como éste había hecho con el 3° de la tarde, animando a los tendidos.
Logra arrancarle un par de derechazos de buena factura, pero pronto el animal  acusa el mismo defecto de los tres primeros, de quedarse a medio muletazo, sin poderle ya el matador construirle faena. Mata recibiendo, sin puntilla. Pitos en el arrastre y silencio para El Fandi. 

FANDIÑO, silencio y oreja (Traje canela y oro con remates blancos)
Primer toro, Manchadito, N° 12, 470 kilos, segundo de la tarde. Justo de presentación. 
Brindis a Acho. Le hace una faena con derechazos de poder cuando de pronto le prende de la pierna y le hace girar por completo como un aspa de molino y le deja conmocionado. Se recupera e intenta lidiarlo con la mano izquierda pero al astado solo le interesa buscar el cuerpo del torero impidiendo su lidia. Gazapea, no se queda quieto, y no lo puede cuadrar para matar porque se distrae. Metisaca, calada, pinchazo y entera que finalmente mata. Pitos al de Salento, silencio al matador.   

 Cogida de Iván Fandiño. Se repuso y cortó oreja
Segundo toro, Avellano, N° 44, 485 kilos, cárdeno, más en el tipo Santa Coloma, quinto de la tarde. No acude a los capotes ni al caballo y tienen que cerrarlo contra tablas para poder picarlo. El público pide toro.
Sonríe con sorna Fandiño antes de iniciar su faena. Le ha visto el pitón izquierdo por donde acude el astado tras rascar la arena y dando visos de rajarse e ir a su querencia. Sin embargo, cuando le logra arrancar tandas de tres naturales seguidos y rematarlos con pase de pecho, hace tronar Acho.
El manso sale huyendo de cada pase y rubrica su mala condición cogiendo a Fandiño, levantándolo por los aires y dejándole un puntazo en la ingle que le descose la taleguilla.
Regresa henchido de coraje. Le prueba por la derecha y logra buenas tandas ya en la puerta de toriles. Concluye con manoletinas de puro valor y mata de estocada casi entera. ¡Oreja! El cárdeno sale abucheado. El diestro pasa a la enfermería tras dar la vuelta al ruedo con su trofeo.

Oreja y vuelta al ruedo de Fandiño
FERNANDO ROCA REY, silencio y silencio (Oro viejo y oro con remates negros)
Primer toro, Bravero, N° 54, 475 kilos, tercero de la tarde, cornicorto. Le recibe con dos largas cambiadas. En la pica, desmonta espectacularmente a Yaco II, que apenas le señaló la puya. El juez dispone el cambio de suerte. Quite por ceñidas chicuelinas y peligrosa larga cambiada de rodillas. Invitó a banderillear a El Fandi.   
Brindis a su esposa y a su pequeño hijo, con quienes reside últimamente en Ecuador. Lleva al toro hacia los medios donde intenta lidiarlo por derechazos, pero éste sale con la cara arriba y se desentiende del torero, quién tampoco logra templarlo ni embarcarlo. Con la mano izquierda logra una tanda aplaudida, pero vuelve a perder mando sobre el de Salento, que le lleva  a los tendidos de sol. Estocada caída. Pitos y silencio.  

Roca Rey Toreo de rodillas al comenzar la faena del segundo de su lote
Segundo toro, Marinero, N° 388, 454 kilos, de Achury Viejo, corniveleto, sexto y último de la tarde. Apenas acude a una tanda de capotazos y sale suelto. Buena pica de Jhosept Rojas. Roca Rey pone las banderillas en tercio desaseado.

Brinda a su hermano Andrés Roca Rey, que recibe la montera con lágrimas. Lleva al astado de rodillas a los medios, donde se le queda a media embestida y le coge de fea manera. Ya no puede volver a hacerlo pasar y decide matar con una entera, atravesada que sale por un costado y otra estocada honda. Pitos al ejemplar de Achury Viejo y silencio para el peruano.   

Incidencias
Antes de la corrida, la Fundación cultural Girón develó la placa de azulejos que conmemora el 60 aniversario de la tarde en la que el matador venezolano César Girón cortó la única pata de toro concedida oficialmente en Acho, el 1 de noviembre de 1954. Declamó Carlos Barraza e intervino el alcalde del Rímac, Enrique Peramás.

Insuguración de la placa en honor a César Girón
Destaca el variado repertorio y el acierto en la intervención y silencios, durante el festejo, de la Banda musical Monumental Ayacucho.

0 COMENTARIOS / :

Publicar un comentario

* No se publicará comentarios ofensivos. Este no es un espacio para hacer propaganda contra la tauromaquia.

ARCHIVO (Todos los artículos)

Related Posts with Thumbnails