lunes, 8 de mayo de 2017

La promesa de Roca Rey se hizo verdad en Sevilla


ESPLÁ: El peruano ha venido a barrer y el que no está listo, que se vaya
- Página taurina publicada Hoy lunes 8 de mayo en el diario El Men por Vladimir Terán

Tarde de viento, de sol que se ocultaba por ratos tras las nubes, llovizna fuerte y arco iris en el último toro… Así comienza la ficha de la corrida que quedará atesorada en el rincón más cordial de la memoria de los taurinos peruanos por ser la de aquella tarde en la que el torero peruano más grande de todos los tiempos se instaló para siempre en el Olimpo de la tauromaquia, el viernes 5 de mayo de 2017, en la Maestranza de Sevilla.

Lleno de No hay billetes. 10 mil 400 almas. Dos horas y cincuenta minutos de espectáculo. Seis toros de Victoriano del Río. El tercero, Soleares, 600 kilos, bis (sobrero) por su hermano del hierro "Toros de Cortés", de la misma procedencia de Del Río.

Premiado con la vuelta al ruedo el cuarto, "Derramado", número 51, de pelo castaño para Castella, silencio y vuelta tras un aviso. Manzanares, saludos tras un aviso y saludos. Roca Rey, Dos Orejas tras un aviso y ovación al sexto por fallar con la espada

Reproducción: Wilfredo Facho/Toros Más

Más allá de la ficha, la verdad: desde el viernes último Roca Rey ya no es una promesa, ni una futura figura del toreo, es un matador, un Torero ya inscrito en todas las tauromaquias que se escribirán en adelante. Queda mucho pan por rebanar, pero estamos todos servidos, lo que venga y lo que pase solo engrandecerá su leyenda.

Al día siguiente toreó en Sevilla López Simón, el número uno del escalafón español el 2016, pero con todo respeto, la plaza ni se llenó. Andrés es la base ineludible de la temporada taurina mundial. Ya se lo anuncia así, como base del cartel de la plaza de los Califas de Córdoba y de San Fermín 2017, por ejemplo.

Y decimos mundial porque es el único torero en la historia del escalafón español que no viene a América de vacaciones sino que es la columna misma de los carteles taurinos de México, Colombia y el Perú.

Limeño en esencia, a ningún español se le ha ocurrido reivindicar su nacionalización española, el adjetivo peruano es indesligable a su descripción en todas las crónicas, de todos los críticos:

“Ahora mismo, el peruano Andrés Roca Rey es el nuevo fenómeno que todos los públicos quieren ver: los entendidos, para valorarlo; el gran público, para comprobar si es cierto lo que cuentan de su valor... Lo suyo no es sólo valor, que lo tiene de sobra; tiene también mucha cabeza. Por eso, no se emperra – como algunos - en la faena preconcebida sino que varía con rapidez, según la lidia lo vaya pidiendo. En cada momento, sabe dar al toro – y al público – lo que están pidiendo”. Andrés Amorós, ABC.

Primera plana de los diarios en España. Los medios peruanos ¡Ay siguieron callando!
“La ilusión desbordante, la quietud, la valentía, el mando, y la torería, también, del joven torero peruano Roca Rey provocaron una auténtica convulsión en la Maestranza y despertaron a los tendidos…” Antonio Lorca, El País.

“El Cóndor del Perú sobrevoló la Maestranza. Con la majestuosidad de los grandes. Contra el viento inclemente y el destino a favor…Vibraba Sevilla en la ligazón de Roca Rey. En la repetición vibrante del manso. Joder con el manso... Un inmenso pase de pecho barrió de pitón a rabo el lomo entero del toro... Funcionó la cabeza con el privilegio de los elegidos... Las arrucinas y los circulares invertidos avivaron el incendio. Como lo atizó el espadazo al encuentro... La demora en doblar no evitó lo inevitable, y las dos orejas cayeron con fuerza incontestable…” Zabala de la Serna, El Mundo.

“Al sobrero. 600 kilos, engatillado, bastante mejor hecho que la mayoría de los titulares, le cortó las orejas Roca Rey al cabo de una faena de tanta resolución como inteligencia, y tanta firmeza como cabeza. Poder, valor y temple. La trinidad imprescindible del torero capaz…” La Crónica de Barquerito.

“Si hablamos del mejor toro, y de la faena más completa… es Andrés Roca Rey que ayer dio otra vuelta de tuerca en su irresistible ascensión a la cima del toreo. El joven paladín peruano salió suelto y resuelto a triunfar y estuvo cerca, muy cerca de abrir esa puerta que se mira en el Guadalquivir y que envenena el sueño de todos los toreros”. Álvaro R. Del Moral, El Correo de Andalucía.

“Roca Rey ha puesto en jaque a todo el escalafón”. Fernando Farfán, Toros en el Mundo.

“Roca Rey demostró que no solamente es un torero de muletazos por la espalda o arrucinas, sino que tiene un valor descomunal y que sabe torear muy bien”. Carlos Crivell, Sevilla Toro.

“El peruano Roca Rey ha venido a barrer y el que no esté ahí para dar la pelea, que se vaya”. Luis Francisco Esplá, matador y comentarista taurino del canal Toros.

¿Y qué dijo el propio Roca Rey? Fue rotundo como su toreo: “Es un sueño cumplido, pero allí queda el más grande, esa Puerta del Príncipe que siempre estará ahí”.


Búsquedas relacionadas: pagina taurina del diario, corrida de toros en españa

Más: Artículos publicados por TAUROMAQUIAS.com en el diario El Men

0 COMENTARIOS / :

Publicar un comentario

* No se publicará comentarios ofensivos. Este no es un espacio para hacer propaganda contra la tauromaquia.

ARCHIVO (Todos los artículos)

Related Posts with Thumbnails