jueves, 20 de noviembre de 2008

El arresto de Paco Camino en Lima


¿Usted se imagina qué pasaría si Enrique Ponce, El Fandi o Sebastián Castella, quienes torearán en Acho el próximo domingo 23, fueran multados y arrestados 24 horas en la comisaría del Rímac por negarse a matar un toro en Acho? Pues eso es lo que le sucedió a Paco Camino el domingo 29 de octubre de 1967 cuando se celebraba la tercera corrida de abono de la Feria del Señor de los Milagros.

Al comentar la complacencia y falta de autoridad de los jueces de plaza de ahora, Óscar Retto Saldaña, reconocido reportero gráfico y privilegiado espectador de las corridas de toros de Acho en los últimos 50 años, recordó aquel acontecimiento.

El arresto de Camino fue todo un suceso en Lima. Los policías de la antigua Comisaría de El Pedregal, ubicada en el jirón Trujillo simpatizaban con el Niño Sabio de Camas, quien venía a Lima por quinta vez, pero tenían la obligación de hacer cumplir la severa sanción.

Hasta allá llegó Manuel Benítez El Cordobés, con su melena rebelde y juvenil desenfado, para interceder por su compañero. Al no poder liberar a Camino pidió una guitarra, whisky y armó la jarana en plena comisaría. Óscar Retto se las ingenió para tomar fotografías exclusivas que salieron publicadas en el recordado tabloide Última Hora.


Consecuencias: los toreros la pasaron de película, Retto logró una primicia sensacional y los policías con el comisario a la cabeza, fueron “premiados” al ser trasladados de puesto.


Bronca y jarana

En el horizonte de los años, Óscar nos cuenta ahora detalles desconocidos de aquella historia:

"Aquel domingo se corría la tercera corrida de abono con toros nacionales de Yéncala. Torearon Curro Girón, Paco Camino y Santiago Martín El Viti. De los tres, Curro estuvo muy bien y cortó dos orejas y rabo.


Cuando le tocó el turno a Camino salió un toro manso y el público lo hizo cambiar por un ejemplar de La Viña, que también salió manso y fue devuelto a los corrales. Al fin salió un toro grande y cornalón de la misma ganadería y Paco como se dice le agarró asco. Trató de aligerar la faena, entró a matar y pinchó feamente.

Entonces se produjo la gran bronca. Ya en su primer toro, otro Yéncala manso y pobre de cabeza, había escuchado fuertes rechiflas. Inusitadamente, Camino se negó a matar y se armó la de Dios es Cristo, el juez decretó arresto para el matador y diez mil soles de multa. Eran tiempos en que las leyes y reglamentos se cumplían y que aún prevalecía el principio de autoridad en el Perú, de modo que Camino sufrió arresto efectivo.

Cuando me estaba retirando de la redacción de Última Hora, el jefe de informaciones, Gino Miglio, me ordena ir a la comisaría y ver qué había pasado con Camino. Tomé mi inseparable Rolleiflex y me encontré en la puerta de la comisaría con un cabo al que le pregunté por una calle simulando que tenía una matiné infantil. Me pidió que antes tomara unas fotografías “para el recuerdo” y me hizo pasar. Gran sorpresa, adentró estaban tomando unos whiskys el comisario y varios policías. Al centro estaban Paco Camino con su cara de niño y el famosísimo El Cordobés, quien tocaba la guitarra y cantaba. 

Manuel Benites recién toreaba el miércoles siguiente haciendo terna con El Pireo y Paquirri, pero había acudido a la comisaría para interceder por su compañero. Para que traten bien al prisionero hizo traer tragos y comida del hotel Bolívar, con mozos de etiqueta, al final regaló a los policías sus botas camperas y una casaca. 

TESTIGO DE SU TIEMPO. Óscar Retto y su famosa cámara Rolleiflex junto a su nieta, la periodista Alicia Retto. 

Mis fotos salieron al día siguiente en portada y en la última página, fue una gran primicia, los policías hicieron cumplir el arresto a Camino, pero la gracia de la jarana les costó su traslado a otras dependencias, dicen que al comisario lo “premiaron” enviándolo a Puno. Eran otras épocas..."


Lo que hoy piensa y siente Camino

¡Cuántas temporadas han transcurrido Abajo el Puente limeño! Hoy Paco Camino y su leyenda se solazan en la dehesa española de propiedad del famoso matador.

En junio de este año el periodista español Luis Nieto le hizo una amplia y aleccionadora entrevista. Para la reflexión dejamos dos respuestas del famoso matador:

-¿Con qué toreros jóvenes se queda?
-José Tomás, el primero, porque intenta torear como se toreaba antes: bien. Y me gustan Perera, al que sigo desde cuando era novillero y que cada día está más cuajado y torea mejor, El Juli, Ponce y Talavante, entre otros.

–El trasplante de hígado, ¿le ha cambiado la vida?
–No. He seguido haciendo lo mismo. Únicamente que ya no me puedo tomar un vino; lo demás, todo. Vivo tranquilamente en el campo y salgo para ver las ferias de Valencia, Sevilla, Madrid y Salamanca o Valladolid y ahí termino la temporada.



- Mira la ENTREVISTA COMPLETA A PACO CAMINO ESTE AÑO 

- Otras fuentes: Historia de la Feria del Señor de los Milagros, Manolo Pajuelo (Lima, Gil Armas, 1971)

Más: HISTORIA TAURINA DE LIMA

1 COMENTARIOS / :

Anónimo dijo...

¡Paco Camino! ¡Señor y de los ruedos! ¡Emperador de la tauromaquia de su tiempo!
¡Salud y suerte, maestro!

Publicar un comentario

* No se publicará comentarios ofensivos. Este no es un espacio para hacer propaganda contra la tauromaquia.

ARCHIVO (Todos los artículos)

Related Posts with Thumbnails