lunes, 16 de noviembre de 2009

Cubas, torero de puerta grande

Peruano demostró madurez en Acho y va para más

- Publicado hoy en el diario El Men

Perú, después de mucho tiempo, ya tiene un torero cuajado.

Juan Carlos Cubas ha demostrado ayer, en el legendario albero de Acho, que está bien puesto, en torero, y va para más.



Acertó Taurolima en abrir los carteles con la “Corrida de la peruanidad”.

Así lo entendió la afición que ayer casi llenó los tendidos de sol y sombra.

Lo idóneo hubiera sido que el ganador de esta primera de abono hubiese recibido el premio de alternar con dos extranjeros en una segunda oportunidad.

Bueno, nada es perfecto en la vida, pero queda el precedente. Tal vez, este sueño se cumpla en la próxima temporada rimense.

Juan Carlos, con tres orejas, abrió de par en par la puerta grande de Acho y de su futuro.

Fue su tarde soñada. Además, hizo un efecto dominó. Efecto “cubista”, dijo un dicharachero del entrañable tendido cinco.

Fernando Roca Rey, “puso la carne en el asador”. Se la jugó entero y completo. No ligó pero tuvo relumbrones y un valor a toda prueba. En su segundo fue cogido y volvió a la arena sin chaquetilla y descalzo.
A porfía y, por momentos con tremendismo, revirtió la historia y arrancó una oreja a su enemigo.

Alfonso Simpson, toreó con el mismo traje nazareno y oro de su alternativa, no ha madurado mucho.
¿Será porque en la temporada de este año ha sido muy selectivo y su ritmo en las regiones de tierra adentro no ha sido muy intenso que digamos?

Claro que nadie puede olvidar su sobresaliente actuación en el Vizcaíno de Chota.

Lo cierto es que en su primero estuvo muy por debajo de su enemigo y en su segundo, un jabonero lamentable, que fue la oveja negra del buen encierro colombiano, no tuvo nada que mostrar.
Si no hay suerte, hay que mostrar oficio, por lo menos.

Bueno, ya lo hemos dicho casi todo, en un palmo de página, pero, hemos escrito del peral y no de los manzanos, de los toros.

Con la excepción del sexto. El encierro colombiano de La Ahumada (divisa rojo, verde y oro), confirmó el excelente certificado que nos dejó en 2008.

Los cinco estuvieron bien presentados, cargaron a los caballos, temperamentales, con más bravura que nobleza, pero toros.

Arrocero, el primero de Cubas, un toro toro. ¡Cómo cargó al penco!

Para abreviar esta faena memorable. Aquí la síntesis:

Juan Carlos Cubas, verde manzana y oro. Mandón desde el percal con orticinas. En la muleta sorprende por derechas y por naturales. Muestra valor y, a la vez oficio. A la hora de la verdad deja una completa, hasta la gamuza. Una oreja, con reclamo de la otra. Vuelta al ruedo.
Su segunda faena fue de ensueño. Juan Carlos ha ganado mucho en temple y mando. Valor le sobró siempre.

Fernando Roca Rey, de rosa y oro, no supo resolver la papeleta a la hora de matar. En su segundo sacó a relucir un valor inmenso con esos cambiados de escalofrío. Fue cogido. La honradez y entrega estuvo a la par de sus alternantes.

Alfonso Simpson. ¿Le falta más campaña, más competitividad? Es joven y allí está con su coraje y su ilusión. De él esperamos mucho más. ¡Enhorabuena!



5 COMENTARIOS / :

EL CABALLERO NEGRO dijo...

Juan Carlos Cubas hace ya tiempo que es el mejor toreros de Peru, quiza le faltaria salir del pais para acabra de placearse, pero no olvidemos que tambien ha sido marginado por intereses que quiza, solo digo quiza, ayer torearon con el y les mojo la oreja.

Anónimo dijo...

No sigan equivocando a Simpson, no se puede ser torero solo por que la prensa le tapa las faltas. A este paso lo tendremos nuevamente en Acho en el 2010, 11, 12 etc.

Sergio Velez

Ricardo Milla dijo...

Lo he agregado a mi lista de blogs.

Vladimir Terán dijo...

Gracias Ricardo, también hemos enlazado tu blog taurino.

Vladimir Terán dijo...

Ya son 31 la webs taurinas peruanas. Anímense y hagan el blog de su propia localidad taurina.

Publicar un comentario

* No se publicará comentarios ofensivos. Este no es un espacio para hacer propaganda contra la tauromaquia.

ARCHIVO (Todos los artículos)

Related Posts with Thumbnails