jueves, 8 de noviembre de 2007

Jesulín dice ¡adiós América! en Acho

Ha pasado un mes desde su adiós al traje de luces en plazas españolas y Jesús Janeiro Bazán, Jesulín de Ubrique, reaparece este fin de semana en Lima frente a toros mexicanos de Fernando de la Mora. Sus compañeros de terna serán Miguel Ángel Perera (Escapulario de Oro 2004) y Ángel Teruel.

Jesulín de Ubrique en Oviedo
SIEMPRE ORIGINAL. Jesulín de Ubrique vestido de naranja y plata en Oviedo, Asturias (Foto: Tauxu2000/Flickr).

Perú lo espera con verdadera expectativa. Se trata de un torero con grandes méritos en el ruedo, un artístico combinador de lances tremendistas y clásicos. Además, un verdadero "sex simbol" para la afición femenina. Dentro y fuera de las plazas hizo su propia historia, original y diferente a otros célebres diestros, y ahora hace la gira americana del adiós.

La tarde de su despedida en España, el 12 de octubre de este año, Jesulín recibió una larga ovación en los medios de la plaza de La Misericordia, Zaragoza, luego de matar al cuarto toro del octavo festejo de la Feria de El Pilar.

Vistió de blanco y oro, igual que el día de su alternativa. Su faena no fue completa ni cuajó por la falta de raza de los cornúpetas de la divisa de Marqués de Domecq, pero sí dejó ver su acostumbrada templanza en el manejo de las telas.

Más suerte tuvo el día de su penúltimo paseíllo hispano en Fuengirola, Málaga, pues cortó tres orejas y un rabo en una tarde emocionante en la que Manuel Díaz, El Cordobés, le brindó su segundo astado al cual dejó sin orejas. Tampoco se quedó atrás el local David Galán, quien cortó tres apéndices lo cual permitió que los tres alternantes salieran en volandas de dicho coso andaluz.

Según el portal Burladero, el gaditano resumió su carrera así: "Me quedo con todos los momentos que he vivido...He visto compensados los sacrificios con muchas satisfacciones. Si volviera a nacer, volvería a intentar ser torero, aunque a lo mejor no lo consiguiera de nuevo".

Jesulín, nacido en Ubrique el 9 de enero de 1974, tiene 33 años y es propietario de la finca y ganadería Ambiciones. Este año se ha despedido de cuanta plaza ha podido en su patria y, en América, ha querido torear primero en Lima y luego en otras plazas selectas para ponerle punto final a una carrera de más de 20 años.

Debutó con picadores en la plaza de Ronda, Málaga, el 30 de abril de 1987 y pronto despuntó como un novillero innovador y original. Subvirtió esquemas con una tauromaquia bullidora, farandulesca y taquillera, pero de una verticalidad cómplice del clacisismo.

A los 16 años se doctoró como matador, el 21 de septiembre de 1990, en Nimes, Francia. En esa tarde animó a torear a Manuel Morilla, su apoderado. Uno de los banderilleros se opuso, pero ante la insistencia del torero, el asunto terminó con revolcón del apoderado y le costó al flamante espada sesenta mil euros de multa.

Otra originalidad de Jesulín ya está escrita en los anales de la torería de todos los tiempos. Lidió exclusivamente para mujeres en Aranjuez, El Puerto de Santa María y Granada a mediados de los 90 en tardes donde hasta las cronistas eran hijas de Eva. El espectáculo se llamó Va por Ellas. Fue un éxito absoluto con un promedio de 9,000 damas asistentes, toda una deliciosa comidilla para las aficionadas, los empresarios y la prensa frívola. En lugar de rosas, claveles y sombreros, se arrojaron prendas íntimas y el de Ubrique llegó a decir que los pitones de los toros saben a pezón de mujer.

Genio y figura. Jamás olvidaremos aquella tarde de Jesúlín en el coso victoriano de las Arenas de Lima, dedicando su toro y haciéndole guiños y lanzándole piropos a la diva española Paloma San Basilio, quien estaba en barrera acompañada del taurino socialista cajamarquino y ex alcalde de Lima Alfonso Barantes Ligán.

Jesulin de Ubrique en San Fermín
EL RIESGO DE LA GLORIA. En San Fermín, Pamplona, 1993 (Foto: Feriadeltoro.net).

En otra ocasión desafió a una antigua superstición taurina, vistiendo un traje de luces amarillo canario para torear en Las Ventas.

Batió consecutivamente el récord de actuaciones en un año. En 1994 toreó 153 corridas en plazas españolas y francesas, y en 1995 cortó 279 orejas en 161 apariciones. Desde entonces, siempre se ha situado en los primeros puestos del escalafón, cerrando todas sus temporadas con no menos de cincuenta festejos

El carismático Jesulín se alejó temporalmente de la profesión el 18 de abril de 1999 en Sevilla. Permaneció tras los burladeros casi dos años y el 3 de marzo de 2001 reapareció en la feria de Olivenza, Badajoz.

Siguiendo la tradición mediática de Manuel Benítez, El Cordobés, el matador ubriqueño siempre ha estado acompañado de las cámaras. Intentó ser cantante, visitó a Juan Pablo II para recibir su bendición y, en una ocasión, hasta se bajó los pantalones para enseñar sus cicatrices.

Con el don del temple como principal virtud, en la arena siempre ha sido un torero dominador y valiente.

No pudo triunfar en las cuatro tardes que toreó en Acho, en los años 1996 y 1997, pero sí lo hizo en la plaza Arenas de Lima del distrito de La Victoria. Ese coso, cerrado tras la desaparición del empresario Mario Paredes Cueva, le vio cortar cinco orejas en la tarde de su debut en el Perú, el 19 de febrero de 1995.



Fuentes: El País, Terra España, Mundotoro, AFP, EFE, Periódico de Aragón y TeleCinco.

0 COMENTARIOS / :

Publicar un comentario

* No se publicará comentarios ofensivos. Este no es un espacio para hacer propaganda contra la tauromaquia.

ARCHIVO (Todos los artículos)

Related Posts with Thumbnails