lunes, 2 de noviembre de 2015

Adame enloqueció Acho. Talavante lució su mejor toreo


Salieron por la puerta grande. Morante cortó oreja en la primera corrida de la feria

- Fotos: Rafael Morán La Rosa, Susana Aysanoa

El diestro mexicano Joselito Adame puso de pie a todos los tendidos de Acho con su toreo valiente y supremo este domingo 1 de noviembre en la primera corrida de la Feria del Señor de los Milagros. Talavante interpretó el toreo más lento y poderoso que se le recuerde en Lima. El juez les concedió las dos orejas del sexto y primero de la tarde respectivamente y salieron a hombros por la puerta grande de Acho. Morante demostró que vino a triunfar esta vez a Lima, ejecutó los mejores naturales de la tarde y cortó una oreja a su segundo ejemplar.

Dos de los ejemplares españoles de Zalduendo -los que permitieron el lucimiento de Adame y Talavante- sobresalieron sobre los demás. Solo el primero recibió dos puyazos de ley y solo uno, el manso primero de Joselito, fue pitado en el arrastre. Se comienza a confirmar el acierto de la empresa al hacer el esfuerzo de traer toros españoles de reconocidos encastes.

Adame y Talavante salieron a hombros de Acho
La primera oreja la pide el público, la segunda es potestad del juez Fernando Loayza, quien bien pudo ajustarse más al reglamento antes de conceder las segundas orejas a juzgar por la colocación de las estocadas.

No se guardó un solemne minuto de silencio por los taurinos de Acho que fallecieron en el último año, entre los que destacan: el novillero Pepe Bustamante, el mozo de espadas Verón Quisocala, el capellán, R.P. Alfredo Castañeda, el periodista taurino chotano Pepe Villanueva y los aficionados Gustavo ‘Gaona’ Llanos y Carlos Madueño. Que se corrija esta falta el próximo domingo.

En tarde nublada y con más de media entrada se lidiaron ejemplares españoles de Zalduendo, nobles y encastados, desiguales de bravura. Manso el 3°. Morante de la Puebla, silencio y oreja. Alejandro Talavante, dos orejas y saludo desde el tercio. Joselito Adame, silencio y dos orejas.

MORANTE DE LA PUEBLA. Silencio y oreja (Vistió con traje de luces color verde olivo y oro)
PRIMER TORO, Supuesto, N° 32, 515 kilos, negro. Tarda en tomar el capote, pero embiste con la cara abajo. Empuja bien y tumba al caballo de Yaco II, que apenas señala la segunda puya por órdenes del matador. En el quite, muy ceñidas y personales chicuelinas y lenta revolera de Talavante. Desordenado tercio de banderillas. Mucho capotazo. El toro se agota y se va quedando.
Silencio de Acho para la faena de Morante estructurada con largos y templados derechazos que arrancan los oles de Acho. El de Zalduendo embiste por bajo y nobleza, pero se va quedando sin juego que dar. Cambia a la mano izquierda, y el toro termina los lances protestando. Morante va por la tizona. Coloca más de media, saliendo de la suerte, y descabella. Silencio en el arrastre.

SEGUNDO TORO, Repetidor, N° 14, 485 kilos, 4° de la tarde. Negro listón. Hace honor a su nombre y embiste una y otra vez apretando hacia las tablas y con buen tranco en las verónicas. Buen tercio de banderillas de los subalternos peruanos Dennis Castillo y César Díaz ‘El Yuca’.El matador insiste en que ambos saluden desde el tercio y brinda a los tendidos. Se le notan las ganas de triunfar por primera vez en Lima.
Morante y Repetidor se trenzan en una larga faena musicalizada en la que el sevillano logra los mejores naturales de la corrida y derechazos largos, lentos y clásicos, cargando la suerte y metiendo la muleta debajo de la pala de pitón. Retruenan los oles en Acho. Hacia el final de la lidia le lo hace pasar por alto con su personal estampa y lo mata con entera que tarda en hacer efecto. Una oreja. Palmas y pitos para el toro.
Morante se enrosca a su segundo toro en un natural de los suyos
ALEJANDRO TALAVANTE. Dos orejas y saludo desde el tercio (Traje azul marino y oro con remates blancos)
PRIMER TORO, Alegre, N° 5, 495 kilos, Segundo de la tarde. Negro, justo de presencia. El diestro le baja las manos con verónicas muy lentas y luego suelta un extremo del capote en los medios. Con virtuosismo deja al toro frente al caballo con una larga. Extraordinario quite por gaoneras. Pide el cambio de tercio. Buenos pares de banderillas de Juan José Trujillo.
Brinda a Lima y se prodiga en estatuarios rematados con cambiados por la espalda de estilo propio. El público se enardece. La faena transcurre en los medios con una serie de naturales llevando con temple y embarcando al toro en la muleta hasta vaciar los muletazos detrás de la espalda. Suena la música. Derechazos a granel rematados con arrucinas. El temple y el mando del torero solo compiten con la nobleza del toro. Prosigue el toreo más lento y vertical que se le haya visto a Talavante en Lima. Manoletinas y entera tendida que mata. Palmas al toro y dos orejas para el matador.
Talavante recreándose en una arruzina.
SEGUNDO TORO, Salamandro, N° 41, 520 kilos, 5° de la tarde. Negro, alto de agujas. Tiene una mancha blanca grande en la “mejilla” derecha. Lo recibe de larga cambiada.
El picador Miguel Ángel Muñoz Moreno, logra evitar el tumbo y coloca un buen puyazo. Talavante inicia su faena de rodillas junto a las tablas de sombra y lo pasa cerca una, dos, tres veces con el público en vilo. Se olvida de que tiene cuerpo y el astado lo coge y lo echa los lomos. Se repone y en los medios le hace una faena de arte estirando el brazo porque el toro ya le busca, aunque es bravo y repetidor. Toca la banda. Prosigue el diestro su faena de más a menos porque el toro se le va quedando y mata de estocada tendida. Ovación recibida desde el tercio. Silencio para el astado.
Talavante es cogido por su segundo toro
JOSELITO ADAME. Silencio y dos orejas (Champagne y oro)
PRIMER TORO, Zarrapastroso, N° 51, 535 kilos, 3° de la tarde. Negro, bien presentado. Joselito se esmera con el capote aunque los tendidos aún comenta la primera faena de Talavante. Ordena a Cárdenas que solo le pique una vez y los banderilleros peruanos tienen dificultad para parear al cuatreño de Zalduendo. Ronald Sánchez figura en la cuadrilla de Talavante, pero también interviene con la de Adame. Después aparece Alan Salvador Díaz, fuera del programa de mano, que tiene otros errores.
Brinda a Lima. Inicia con derechazos en los medios. Sin embargo, el toro prefiere las tablas de sol. Hasta allí le busca y le instrumenta poderosos derechazos y naturales, pero el toro es manso y busca los toriles. Todavía le logra a llevar a los medios donde le saca una extraordinaria serie de muletazos de mucho mando, pero vuelve a cantar la gallina y la faena termina en la puerta de chiqueros. Mata de entera trasera y descabello. Pitos al Zarrapastroso.

SEGUNDO TORO, Joco, N° 33, 470 kilos, último de la tarde. Castaño. Pitado de salida por anovillado. Delantales y recorte de Joselito. César Caro le señala una sola pica y el matador despierta los tendidos con las zapopinas y recortes torerazos.
Brinda a los tendidos y de inmediato pone de pie a toda la plaza al iniciar su faena sentado en el estribo y luego de rodillas pasándose los pitones tan cerca que se diría que estos lo atraviesan sin tocarle.
Joselito Adame toreó de rodillas junto a las tablas  
Suena Cielo Andaluz, el pasodoble de los paseíllos la México. El pequeño Adame se agiganta y se apodera de Acho con muletazos de todas las facturas pasándose a Joco por la espalda y llevándolo pegado a su muleta en redondo una y otra vez. Se instala por fin en medio de los pitones, otro gran noble de Zalduendo, a torear en un palmo de terreno, cruzando la línea de la prudencia y la razón hasta terminar en un desplante a pecho limpio. Los tendidos estallan borrachos de buen toreo. Estocada desprendida que no hace efecto inmediato. Descabello. ¡Dos orejas! Palmas al toro.
Desplante de verdad de Joselito Adame, con el toro parado y noble.
La plaza de toros fue pintada el año pasado pero ahora se ve sucia y deslucida. Sin embargo se mantiene más libre de vendedores y mercanchifles. Esos burladeros tambaleantes ¿aguantarán las embestidas de los Miuras? Se nota que la empresa está reduciendo ahora los costos al mínimo luego de la gran inversión hecha en toros y toreros. ¿Qué pasará si las ganancias no son las esperadas? En enero se aclararán las dudas que no se han despejado del todo sobre el futuro de Acho. Mientras tanto a disfrutar de las próximas tardes, que prometen.

0 COMENTARIOS / :

Publicar un comentario

* No se publicará comentarios ofensivos. Este no es un espacio para hacer propaganda contra la tauromaquia.

ARCHIVO (Todos los artículos)

Related Posts with Thumbnails