lunes, 12 de noviembre de 2007

Jesulín de Ubrique tuvo un adiós triunfal en Acho

- Perera también triunfó con dos orejas, pero no pudo repetir faena del Escapulario
- Solo dos toros mexicanos dieron juego. Los demás deslucieron la tarde

- Foto publicada en el diario La República/Julio Angulo

(La República, 12 de noviembre). Jesús Janeiro Bazán (vestido de corinto y oro), más conocido en el mundo taurino como Jesulín de Ubrique, a los 33 años de edad se despidió ayer de Acho en triunfo: cortó tres orejas y se fue en hombros por la puerta grande, lo cual no había logrado en las cuatro tardes que toreó los años de 1996 y 1997.

Jesulín de Ubrique triunfa en Acho
El temple de Jesulín. Así estuvo toda la tarde el de Ubrique en Acho: artista y con mucho oficio.

El público (más de media entrada en sol y en sombra) se le entregó ayer reconociendo la clase de este matador que siempre ha tenido en el temple su mejor virtud.

A su primer enemigo de la ganadería mexicana de Fernando de la Mora le hizo una buena faena, por derechazos y algunos notables naturales, pero el toro se aplomó y lo despachó con un estoque trasero y desprendido. Oreja y vuelta al ruedo.

Lo bueno vino cuando se las vio con Paso Fino, un hermoso ejemplar negro entrepelado, bragado y facado en la frente. El mejor toro de la tarde y de la feria hasta el momento. Como en su primero brinda al público. Jesulín estuvo inspirado desde las primeras verónicas, sacó a relucir derechazos, naturales y molinetes de excelente factura. Deja una espada completa, pero desprendida. El juez le concede una merecida oreja, pero luego se deja presionar por un sector del público y otorga el otro apéndice.

El público, generoso, le dio una gran ovación de despedida a uno de los más carismáticos y publicitados toreros que surgieron en los 90, salvando un bache generacional junto con el maestro Enrique Ponce.

Miguel Ángel Perera Díaz (grana y oro) estuvo en lo suyo, muy artista y con unas ganas enormes de triunfar. En su primera faena dejó su sello con esas tafalleras de pintura. Toda su faena estuvo bordada de reminiscencias clasicistas. Cortó oreja a un toro que fue aplaudido. Su segundo enemigo resultó un marrajo que se quedaba en la embestida, Perera porfió pero no redondeó. Cortó oreja protestada.

Ángel Teruel, hijo, (azul añil y oro) tuvo el peor lote y también demostró que aún le falta trajinar y foguearse. Silencio del respetable. Entre el personal subalterno destacó Santiago Arrieta, El Santi, quien brega bien y coloca buenos pares.

Se notó el cambio de juez. Don César Genaro Gallo estuvo "regalón", lo cual no le hace nada bien a Acho. Los toros mexicanos dieron juego disparejo, si bien estuvieron bien presentados, aunque demostraron que son de una sola pica, con las justas. Debemos destacar al segundo, Jefe, que le tocó a Perera y al cuarto, Paso Fino, al que Jesulín cortó dos orejas.

El dato

CARTEL HISTÓRICO. Tremenda expectativa ha suscitado en Lima el cartel conformado para el domingo 25 de noviembre: Enrique Ponce, Julián López, El Juli y Sebastián Castella. Los tres son Escapularios de Oro del Señor de los Milagros y nunca antes habían toreado juntos en América. Solo hay que esperar que los toros mexicanos de Bernaldo Quirós estén a la altura.

OJO. La corrida del próximo domingo, 18 de noviembre, ha sido postergada para el 2 de diciembre.

1 COMENTARIOS / :

Anónimo dijo...

Ah y porque el juez no le dio la otra oreja a Castella, si se merecia 2 no 1, y la mayoria de personas seguian con su pañuelo en el segundo toro.
RESPONDER A vania19_6@hotmail.com

Publicar un comentario

* No se publicará comentarios ofensivos. Este no es un espacio para hacer propaganda contra la tauromaquia.

ARCHIVO (Todos los artículos)

Related Posts with Thumbnails