lunes, 15 de noviembre de 2010

Juan Carlos Cubas, el triunfador

Cortó dos orejas en Acho, pero no pudo salir por la puerta grande

- Página taurina publicada Hoy por Amado del Campo en el diario El Men

Tenemos dos toreros. Juan Carlos Cubas fue el triunfador. Cortó dos orejas y terminó en la enfermería. No salió por la puerta grande porque su segundo toro le cogió. Tiene una herida en la pierna izquierda. Gran maestrito, gran torero.

Alfonso de Lima mostró madurez y arte. Valiente y se ganó al público.

Fue una tarde de emociones, de arte y valor.

El francés Juan Bautista dejó un sabor de buen toreo. Una primera con un casi lleno fue digno de la Feria del Señor de los Milagros.


Juan Bautista no le sacó nada bueno a “Natillo” de 613 kilos.

Dos puyazos lo dejó sin fuerzas y el toro se vino a menos. Mostró peligro por la izquierda y el torero francés decepcionó. Pinchó, luego una estocada caída y descabello.

En su segundo toro, “Rígido” de 536 kilos, el francés se sacó el clavo. Hizo un faenón con la muleta, pero a la hora de la verdad pinchó hueso. Luego una media tendida, por lo que tuvo que descabellar. Aplausos.


Empitonado

Juan Carlos Cubas, vestido de oro, se fue de maravillas con “Serrero”, de 530 kilos, Juan Carlos es el poeta de la zurda, mandó con arte y le sacó pases que solo logran los maestros. “Juan Carlos recupérame ese ‘Escapulario’ que te quitaron esos jurados mentirosos”, exclamó desde el sol el bocinero y todos celebraron. Mató de una estocada entera. Oreja y palmas para el toro.

En su segundo, “Realse”, de 564 kilos, estuvo sensacional porque al toro de buena estampa le enseñó a pesar de que era manso y peligroso.

Mostró tremendo valor. Se le arrimó y fue cogido. El toro lo empitonó en la pierna izquierda. El público deliró por la valentía de este torero, gran figura de la tauromaquia.

Una entera y descabelló. Una oreja.


Alfonso de Lima

A Alfonso de Lima no lo fue bien con “Presidente”, de 496 kilos. Miguel Mikulak reapareció en Acho con un puyazo de su marca. El torero no pudo sacar los pasos porque le perdió la cara al toro. Pasó penurias para matar. Silencio.

En su segundo, “Bongó”, de 532 kilos, lo recibió con una sensacional serie de largas cambiadas. El toro fue bien a la pica. Hizo varias series con la muleta que agradaron al público. Una faena de gran valor. El toro presentó defectos y Alfonso lo corrigió, mandó y ligó series por derecha y por naturales.

El toro lo cogió luego de que estoqueó con un cuarto del acero. Casi desmaya luego de una entera que mató. Grandioso Alfonso de Lima. Vuelta al ruedo. Ovación.

0 COMENTARIOS / :

Publicar un comentario

* No se publicará comentarios ofensivos. Este no es un espacio para hacer propaganda contra la tauromaquia.

ARCHIVO (Todos los artículos)

Related Posts with Thumbnails