lunes, 16 de noviembre de 2015

Clase de Castella y pureza de López Simón abrieron puerta grande de Acho


Cortaron dos orejas cada uno a dos buenos toros españoles de Daniel Ruiz 

Buena tercera corrida de la Feria del Señor de los Milagros en la que solo desentonó el griterío por más orejas

- Fotos: Rafael Morán La Rosa/ Susana Aysanoa

Lima gozó del toreo más clásico de Sebastián Castella y del arte revolucionario y valiente de Alberto López Simón la tarde de ayer en Acho, en la que ambos cortaron dos orejas a dos buenos toros españoles de Daniel Ruiz y abrieron la puerta grande. Todos salieron contentos de la tercera corrida de la Feria del Señor de los Milagros exclamando ¡buena corrida!


Se vio la mejor versión del francés y la más pura del arrollador madrileño, los dos triunfadores de la temporada taurina española, que salieron a hombros del histórico coso. En su primer toro, López Simón alcanzó los momentos cumbres de la corrida, con un toreo templado y lento que hizo crujir los viejos maderos de la plaza. Faena de escapulario, piensan muchos. Recetó un par de series de muletazos de más y se le dificultó entrar a matar recibiendo.

Derechazo de López Simón a su primer toro en Acho.
La faena de Castella a su segundo toro en los medios de la plaza fue de una contundencia incontrastable: una exhibición de clase, poder y toreo del bueno refinado con los años. Lo mató muy bien y recibió las dos orejas más justas de la tarde.

Circular invertido de Castella a su segundo toro ayer en Lima.
Los diestros no redondearon todas sus faenas con una buena ejecución de la suerte suprema por lo que la mayoría de los aficionados se equivocaron al pedir más orejas a gritos. Acertaron eso sí en acallar a algunos desubicados que hicieron el amago de pedir el indulto del segundo. López Simón fue cogido por el último toro de la tarde.

Cogida de López Simón en Acho.
Tarde nublada con tenue brillo solar por ratos. Tres cuartos de entrada. Se guardó un minuto de silencio en solidaridad con Castella y Francia por los trágicos atentados terroristas de las últimas horas. La bandera francesa se puso a media asta, pero no se hizo lo mismo con la peruana y la española, un desatino.

Minuto de silencio por las víctimas del terrorismo en Francia.
Toros de Daniel Ruiz, que dieron buen juego salvo el 1° pitado de entrada por anovillado y de salida por complicado con sentido por el pitón izquierdo. El 2° bien presentado, engatillado, bravo y noble, el mejor de la tarde. Los tres siguientes justos de presentación: el 3° cargó a la pica, embistió con buen son, pero se vino a menos rápidamente, el 4° incierto de salida, pero noble, el 5° Recibió solo un puyazo, encastado, repetidor. El 6° colorado, bien presentado, empuja bien al caballo, cinqueño con resabio y peligro.

Sebastián Castella, con traje de luces color tabaco y oro, y crespón: estocada caída (silencio), entera en todo lo alto (dos orejas), pinchazo y entera (vuelta al ruedo). López Simón, de azul pavo y oro: estocada contraria (dos orejas), media que el toro escupe, dos pinchazos, entera tendida y aviso (silencio), baja (vuelta al ruedo). Destacaron los subalternos peruanos: Dennis Castillo colocó dos buenos pares de banderillas en el segundo de la tarde por los que tuvo que desmonterarse. Bien en los garapullos también estuvo Alan Salvador Díaz. Se vio buenas picas de César Caro, David de la Barra y Adolfo Andrade ‘El Toto’.


SEBASTIÁN CASTELLA, Silencio, dos orejas y vuelta al ruedo.
PRIMER TORO, Nigeriano, N° 89, 475 kilos (nacido en octubre de 2011). Pitado de salida por considerársele anovillado. Da tres vueltas al ruedo y recién acude al capote del matador cuando le cita por verónicas en los medios a las que acude con buen son. Empuja al caballo, pero sale rápido. Brindis al público. Prefiere el toro el terreno de las tablas y es el matador el que le planteó la faena en los medios deslucida por el tamaño del ejemplar. No admite ni un pase por el izquierdo, se revuelve como un rayo sobre las piernas de Castella, que termina cayendo al intentar torearlo por ese pitón. Lo mata por la suerte contraria (saliendo el torero hacia el centro del ruedo) de estocada caída. Pitos al toro, silencio al matador.

SEGUNDO TORO, Pescadero, N° 93, 500 kilos (mayo de 2011), 3° de la tarde. Negro, justo de presentación. Embistió con buen son, pero se vino a menos. Lo recibe por verónicas aplaudidas. El toro cargó a una buena pica de César Caro. Chicuelinas apretadas en el quite. Comienza la faena de muleta con estoicos cambiados en los medios que los tiene tan incorporados a su magistral tauromaquia. Se suceden una serie de derechazos largos y templados en los medios que arrancan los oles y hacen tocar a la banda. La faena es de un clasicismo contundente en los medios, basada en una poderosa mano derecha que lleva al toro a donde quiere para ligar los muletazos y los pases de pecho. El astado se va apagando, el torero acorta las distancias y le hace tragar los pases ante el entusiasmo general por la exhibición de mando. Mata de estocada entera en buen sitio. Dos orejas exigidas por el público, que pasea con la bandera francesa en la mano. Palmas al toro en el arrastre.

TERCER TORO, Juguetón, N° 31, 490 kilos (octubre de 2011), 5° de la tarde. Justo de presentación. Acude con codicia al capote. Un puyazo y el diestro pide el cambio de tercio. Encastado, dio buen juego. Lucido quite por tafalleras citando de lejos desde los medios, pero termina la serie desarmado.
Increíble como le rozaban los pitones en los estatuarios de recibo con la muleta. Luego faena de mando y poder en los medios con derechazos largos y templados a los que el encastado de Daniel Ruiz acude con alegría. Suena el pasodoble Puerta Grande. Ajustadas arrucinas citando a distancia, inéditas de Castella en Acho, para luego torear con la derecha con variado repertorio. Culmina llevándolo por doblones a las tablas. Mató por la suerte contraria. Pinchazo, muletazos para olvidarlo, entera algo tendida que basta. Acho desconocida pide la oreja a rabiar, pero el juez no la concede. Vuelta al ruedo.

LÓPEZ SIMÓN. Dos orejas, silencio y vuelta al ruedo.
PRIMER TORO, Travieso, N° 20, 480 kilos (enero de 2011), negro listón, 2° de la tarde. Bien presentado, engatillado de pitones. Bravo y noble, el mejor de la tarde. Recibió un solo buen puyazo de Tito Sandoval. Buen recibo de capote rematado con chicuelina apretada y una larga.
En el quite, repite con más lucimiento las chicuelinas y una eterna larga. Buenos pares de Dennis Castillo que se desmontera. Brinda el madrileño solidariamente a Castella y, con él, a Francia.

GESTO. Brindis de López Simón a Castella en Lima.
Brilla el sol tímidamente y comienza la faena atornillado al suelo en muletazos largos y templados. En los medios se descalza e interpreta una serie de derechazos largos, lentos y poderosos, terminados con cambiados. Suena la música. Otra serie de derechazos más y dos pases de pecho inconmesurables por ambos pitones. La vieja madera de la plaza cruje. Naturales a granel, templados y con mando, molinetes. El toro disminuye las revoluciones y el diestro decide meterse entre los pitones y torearlo en redondo. Se excede algo de faena. Desplante y pases de rodillas antes de ir por la espada. Lo mata recibiendo de entera, ligeramente contraria, pero de rápido efecto. El juez no quiere otorgar la segunda oreja, pero toda la plaza se lo pide, hasta los mulilleros que no se llevan al toro y Dennis Castillo en desaforo nada torero. Así que dos orejas.

SEGUNDO TORO, Fanfarrio, N° 71, 500 kilos (noviembre de 2010), 4° de la tarde. Justo de presentación. Incierto de salida con el capote, pero noble al fin. Buena pica de David de la Barra, un solo puyazo, y buenos pares de banderillas de Alan Salvador Díaz.
Brindis al público. Comienza por doblones para que el toro humille. El toro embiste protestando con manos y cabeza. Pasa mejor por el pitón izquierdo, pero se aploma. A pesar de eso le porfía y le arranca varias series de templados circulares, que ya nadie esperaba. La banda recién toca cuando va a rematar con ceñidas manoletinas. Media tendida que el toro escupe, dos pinchazos, entera tendida que no hace efecto, aviso, no quiere descabellar hasta que finalmente dobla. Silencio a ambos. 

TERCER TORO, Enemigo, N° 12, 540 kilos (noviembre de 2010), 6° de la tarde. Colorado, ojo de perdiz, bien presentado, empuja bien al caballo de Adolfo Andrade ‘El Toto’ que le coloca una sola buena vara. Cinqueño resabioso. Tremenda cogida en el inicio de la faena de muleta que deja conmocionado a López Simón. Los resabios de la edad toro exigen una lidia de toque fuerte y mando. Así lo entiende el diestro y lo mete en la muleta con mucho riesgo en cada pase, pero con templados derechazos y circulares de un valor más grande que la plaza. Estocada entre baja y bajonazo por lo que el juez no concede la oreja mayoritariamente pedida a gritos. Vuelta al ruedo.

0 COMENTARIOS / :

Publicar un comentario

* No se publicará comentarios ofensivos. Este no es un espacio para hacer propaganda contra la tauromaquia.

ARCHIVO (Todos los artículos)

Related Posts with Thumbnails