martes, 16 de noviembre de 2010

Cubas en el Gran Teatro del Ruedo

Escribe César Terán Vega


Foto: Rafael Morán La Rosa

Así es pues Juan Carlos Cubas, Lancero de Junín, Lidiador del Mantaro, huancaíno por algo. El mundo del toro es como el gran teatro de la vida, si no hay oportunidades hay que buscarlas y porfiarlas y si la puerta de los sustos y los desafíos te regala una sombra torva, difícil y traicionera tienes que poner toda la carne en el brasero, con coraje, arte, inteligencia y mucho valor. O saltas a la gloria del triunfo o te diluyes en el discurrir de lo ignoto hasta sumergirte en la nada.

Este sino, que es común a todos los espadas del mundo, para los toreros peruanos parece ser un estigma predeterminado por aquella denostada y derrotista estrofa apócrifa de nuestro Himno Nacional: “Largo tiempo el peruano oprimido…”


El domingo 14 de noviembre es ya una fecha señera para la desigual y desproporcionada competencia que libran los toreros nacionales con las grandes figuras placeadas y muy bien promocionadas que vienen cada año de los ruedos y dehesas de España, Francia y México.


Allende, triunfar en el planeta de la tauromaquia significa consagrarse como artista e insertarse en una gigantesca y bien rentada industria del espectáculo y el turismo - que empieza en esos paraísos ecológicos donde se cría y selecciona al toro de lidia - y luego se germina y se cultiva por etapas en los tentaderos y múltiples novilladas promocionales, hasta llegar progresivamente hasta las plazas grandes, de primera categoría.

Aquí sucede lo contrario. Acho, nuestra Romántica Plaza Rosada de América, solamente se engalana una vez al año con la Feria del Señor los Milagros y luego languidece casi abandonada, con actividad sumamente escasa e informal, donde persiste en subsistir, como una planta en sombra, la escuelita taurina con alguna dádiva de la Beneficencia.

El Vizcaíno de Chota, hoy por hoy, es la segunda plaza peruana y ya figura en el catastro internacional pero, igual, sus carteles y encierros dan preeminencia al extranjero y fuera de la Feria de San Juan Bautista no pasa nada más.

Cierto es que hay intenso trajín taurino en casi todas las regiones del Perú pero campea la informalidad con encierros deficientes y muy caros, con carteles que menosprecian a los toreros peruanos y, algo más grave, prácticamente no existen novilladas promocionales para las nuevas generaciones.

Uno que otro prospecto tiene que salir del país para adquirir roce y experiencia, con todos los sacrificios y desventajas que supone esa aventura. En general, quien no tiene padrino no se bautizará jamás.

Recuérdese que así lo hizo Cubas y lo está realizando nuestra novillera Milagros Sánchez.

Por estas y otras consideraciones de fondo, el triunfo de Juan Carlos Cubas en Acho es emblemático. Su debut como matador en 2004 en el albero rimense fue aprobatorio. El año pasado estuvo muy cerca del Escapulario de Oro y el domingo pasado demostró definitivamente que el Perú ya tiene un matador de primera, capaz de alternar con los mejores y que está para más por su raza y juventud.

Considero que su mayor mérito estuvo en su segundo toro. Un toro con temperamento y mucha fuerza pero reservón incierto y muy difícil. Solo los toreros con clase y valor pueden atreverse a hacerle faena a un tal enemigo y cortarle una oreja jugándose la vida. En adelante todo dependerá de su conducción y asesoramiento.

Alfonso de Lima demostró progreso y coraje, pero, insistimos, se reflejó en su actuación la falta de roce internacional.

El francés Juan Bautista, todo un artista con el capote, bien con la muleta, lamentablemente no redondeó a la hora de matar en ninguna de sus faenas. Dejó un buen sabor y, evidentemente, “picó” el orgullo de nuestros espadas nacionales quienes salieron a entregarse con alma, corazón y vida.

Saludo, orejas y vuelta al ruedo merece aparte la afición limeña. Jugó a las escondidas hasta las 3:15 pm aproximadamente y de pronto copó los tendidos con un lleno casi completo.

Palmas igualmente para esa gran pica del ahora “abuelo” Mikulak y el joven Denis Castillo un gran peón de brega y mejor banderillero.

4 COMENTARIOS / :

Anónimo dijo...

Excelente artículo que pone los puntos sobre la íes a la realidad taurina nacional.

Lo realizado por Cubas mas alla de su heróico triunfo, tiene tambien un mensaje clarísimo y es que, en el Perú pueden haber toreros de primer nivel si la afición y la prensa los apoya sin complejos.

Es la punta de lanza de una generación de jóvenes con posibilidades pero sin oportunidad consistente, de aquella que rescata, espera y no lapida.

Gracias a Juan Carlos que con este mensaje puede hacer recapacitar a la aficion peruana y especialmente a las autoridades y organizadoresde las Ferias del interior.

Zeta

Anónimo dijo...

primera parte
Aplaudo a estos grandes señores que con sus palabras hacen temblar y hacer de que se le ponga la piel de gallina a cualquiera quien lea sus líneas y bueno espero que sin faltarles el respeto se tome en cuenta mi inexperto y hambriento saber por este hermoso arte si bien es cierto el domingo 14 fue la primera vez que asistí a nuestra hermosa plaza de acho ahora ya maduro y con conciencia de lo que se vive quiero aportar que sin duda fue una de las mejores tardes de mi vida ya que en un principio me sentí frustrado por la primera corrida del Francés y mucho más cuando le toco dar una estocada perfecta lo único que logro fue dar unos pinchazos, que lo único que avivaban era el disgusto de las personas que no son afines a este gran arte y luego la aparición de JUAN CARLOS CUBAS que en un principio aparecía algo tímido y temeroso pero momento con momento empezaba a pararse mejor y así encontrar aquellos pincelazos que la afición tanto esperaba y terminando con una estocada que a mi pobre parecer fue perfecta y dando así el tan ansiado sabor de adrenalina, arte y gusto a mi primera vez en ACHO en cuanto a lo del el maestro ALFONSO prefiero no remitirme y pasar de frente al segundo toro del maestro FRANCES, especifico la nacionalidad debido a que la verdad en ese segundo toro se vio claramente la diferencia que existe entre los países favorecidos con mayores corridas y el nuestro ; La verdad que el segundo toro del maestro FRANCES me dejo perplejo y emocionado fue muy bello esa gala de pases y posturas del cual fue provisto el maestro FRANCES y bueno de ahí obviemos la estocada y vayamos a mi pobre parecer al segundo toro del cual espero más de uno esté de acuerdo conmigo que este maestro JUAN CARLOS CUBAS ya no está para este tipo de carteles como el de este 14, bueno el segundo TORO entra para mí de un modo desganado y no lo se me atrevo a decirlo, un TORO que al parecer tenía muy claro el hecho de no caer en el juego de nadie y simplemente arremeter contra el cuerpo de cualquiera que fuese su oponente, irreverente y malvado TORO que para mala leche de este, claro esta se encontró con un maestro que al parecer desde un principio se dio cuenta de las ideas de aquel, decidió enfrentársele en una contienda en donde el bravío, pudo ser el victorioso de aquella tarde, pero no conto con el ímpetu y huevos , valgan verdades del inconsciente matador, puesto quien les escribe sin pensarlo dos veces ya hubiera estado en rumbo a quien sabe donde pero eso si muy

Anónimo dijo...

segunda parte
, muy lejos de aquel TORO y bueno habiendo pasado por tremendo susto en donde le costó un corneada que por suerte fue limpia en donde no tan solo el público se llevo el susto si no también los matadores que en aquella tarde acompañaban a JUAN CARLOS CUBAS, en donde hubo un momento en que el público y los matadores le pedían y algunos hasta le suplicaban que JUAN CARLOS CUBAS se retirase, y el por lo contrario sacudió su cuerpo y logro zafarse de quienes trataban de sujetarlo y menuda imagen para este novato aficionado imagínense si ya las corridas anteriores avían logrado emocionar mis sentidos, este acto la verdad no sé cómo calificarlo logro un gran estremecimiento, explosión de adrenalina y admiración para aquel arrojo del torero quien con torniquete encima y la presión de los presentes decidió retomar la corrida y salvar la tarde con actitud y coraje lo cual fue muy inspirador bueno, ante todo eso después de unos muletazos llenos de temor en donde el TORO acierta en uno de sus levantes arrancharle la muleta y logrando así el embravecimiento de este maestro JUAN CARLOS CUBAS que decidido se paro mejor a pesar de su herida y lograr alguno pases regulares , en otro de sus arrojos viendo que aquel bravío, ya cedía cada vez más a su sola presencia nos asombra arrodillándose frente aquellos pitones que hacía mucho pudieron matarlo logrando así el respeto creo yo, del JUEZ que al parecer de más de uno de los expertos espectadores no tiene en buenos ojos a nuestro orgullosos e inspiradores matadores.
Sin más que decir, invito a todos los que aun no cuentan con el honroso gusto de ser testigos de este hermoso arte, darse el tiempo y créanme a la vez el gusto, de es pectar tan romántico duelo el cual ha sido inspiración de más de un poema .
Quien los aprecia y respeta JULIO ORJEDA C.

Abimael Q. dijo...

Qué mala suerte lo de la cornada, de no ser por ella,con justicia Juan Carlos hubiera entrado en sustitución de Manzanares para la última. Me gustó mucho lo escrito por Julio Orjeda, me recuerda la forma en cómo E. Hemingway se acerca a los toros.

Publicar un comentario

* No se publicará comentarios ofensivos. Este no es un espacio para hacer propaganda contra la tauromaquia.

ARCHIVO (Todos los artículos)

Related Posts with Thumbnails