viernes, 29 de enero de 2016

Beneficencia y Municipalidad de Lima relanzan la Plaza de Acho en su 250 aniversario


Como un faro escarlata en medio de la ciudad; iluminada por dentro y por fuera, luciendo toda su belleza arquitectónica colonial, se vio la noche del jueves 28 de enero la histórica y señorial plaza de Acho en la antevíspera de su 250 aniversario durante la gala convocada por la Sociedad de Beneficencia de Lima Metropolitana (SBLM).

Y fue desde la misma arena del coso taurino más antiguo de América, y el tercero en el mundo, que el presidente de directorio de la Beneficencia, Martín Bustamante, anunció que la Municipalidad de Lima, a través de la institución que dirige, ha iniciado la recuperación de la plaza de toros de Acho con el objetivo de ponerla en valor, como en sus mejores tiempos, y que esté a la altura de su legado histórico.


Los 400 invitados asistentes no dejaban de admirar la belleza de la plaza iluminada de noche y el comentario general era que así debería lucir durante todo el año. Bustamante explicó que se recuperará este  patrimonio histórico otorgándole condiciones para su relanzamiento, con la participación del sector privado, mediante un manejo empresarial moderno y eficiente que permita su remozamiento integral, incluido el del entorno urbano, y la dotación de mejores servicios como estacionamientos para poder albergar otros acontecimientos además de los taurinos.

Durante la gala, a la que asistió la teniente alcaldesa de Lima, Patricia Juárez, en representación del burgomaestre Luis Castañeda Lossio, se distinguió con la medalla de plata de los 250 años, confeccionada por la Casa de la Moneda del Banco Central de Reserva, a todos los matadores peruanos que ganaron el Escapulario de Oro de la Feria del Señor de los Milagros: Rafael Puga (1973), Freddy Villafuerte (1991), Pablo Salas (1992), Rafael Gastañeta (1997) y Andrés Roca Rey (2015), todos presentes en la ceremonia.

Andrés Roca Rey, ultimo ganador del Escapulario de Oro recibe la medalla de manos de Martín Bustamante, presidente de la SBLM, en presencia de Patricia Juárez, teniente alcaldesa de Lima.
El BCR también ha decidido acuñar una moneda conmemorativa por el aniversario de Acho, que podrá ser adquirida por los aficionados, coleccionistas numismáticos y el publico en general. En la ceremonia, se notó la ausencia del alcalde del Rímac, Enrique Peramás.

El presidente de la Beneficencia hizo hincapié en que se quiere festejar a Acho como corresponde, por lo que ha formado una comisión integrada por reconocidos aficionados que están diseñando una serie de actividades artísticas y culturales que se desarrollarán durante todo el año.

Pero el núcleo del aniversario estará en la Feria del Señor de los Milagros 2016, con la participación de los mejores toreros del  mundo, por lo que la SBLM  convocará a una licitación pública internacional para encargar la organización a una empresa de primer nivel que garantice la preservación del monumento y la del espectáculo taurino.

El artista plástico Gerardo Chávez ha obsequiado su talentoso trabajo con el cartel oficial que anunciará las actividades conmemorativas. El Jockey Club del Perú rendirá un homenaje a la plaza el domingo 31 de enero organizando los premios hípicos especiales "250 Años de la Plaza de Acho" y "Sociedad de Beneficencia de Lima Metropolitana".

Cartel oficial del 250 aniversario de Acho, por Gerardo Chávez.
Se realizará un ciclo de conferencias taurinas que estarán a cargo de historiadores e investigadores especializados. Bustamante mostró el diseño de la carátula de un libro conmemorativo que se editará y publicará este año: 250 años de Tauromaquia en Lima. Se convocarán a concursos de pintura, dibujo, fotografía y composición musical sobre Acho.

Los premiados
Además de los matadores de toros ganadores del Escapulario de Oro, también se entregó una medalla a todas las ganaderías peruanas que han ganado el Escapulario de Plata: Las Salinas, representada por Marco Dapelo, nieto del fundador del hierro y empresario de Acho, Jose Dapelo Melo; El Rocio, recibida por Rafael Lora, hijo del fundado Amado Lora; La Huaca, de Marcial Ayaipoma; San Fernando, representada por el matador Fernando Roca Rey; Montegrande de Diana y Macarena Puga; Juan Manuel Roca Rey; y Roberto Puga.

Pedro Cárdenas recibió la medalla como picador mas antiguo, mientras que Juan Siguas y Fortunato Gonzales fueron premiados como los subalternos de mayor antigüedad. La distinción también se entregó a los tres periodistas taurinos mas antiguos: Moisés Espinoza Zárate, Luis Cayo 'Luisiyo' y Luis Felipe Quevedo Valderrama; y  a los dos fotógrafos taurinos de más larga trayectoria, Cesar Salvador y Oswaldo Córdova. Se premió a un miembro de la Asociación de Trabajadores de Acho en representación de los trabajadores de la plaza.

El Capitulo Peruano de Cirugía Taurina fue condecorado en la persona del doctor Andrés León Martínez, quien fuera el jefe del servicio médico de Acho durante décadas, hasta el 2014. Por último se recordó con sendos trofeos a los descendientes más cercanos de los ganaderos de Rinconada de Mala (siglo XIX), y de La Viña (siglo XX), de 'Zeñó Manue', y de Fernando Graña Elizalde; cuatro de los pilares fundamentales de la historia de la plaza y de los toros en el Perú.

Así debe lucir Acho todo el año, y no solo durante actividades taurinas.
Acho en su historia
La plaza de toros de Acho fue levantada por orden del virrey Manuel Amat y Juniet y funciona sin interrupciones desde el 30 de enero de 1766. Solo la anteceden las plazas españolas La Ancianita de Béjar (1667), en Salamanca, y La Misericordia (1764), en Zaragoza. Los nombres de los toreros peruanos Pisi, Gallipavo y Maestro de España, han quedado inseparablemente unidos en la historia por haber conformado el cartel inaugural.

El trabajo de un destacado grupo de aficionados limeños hizo posible su remodelación más importante, en 1945,  en la que se ampliaron sus tendidos hacia abajo, reduciendo el tamaño del ruedo de 90 a 60 metros de diámetro y aumentado su aforo hasta los 13,000 aficionados. Esta obra estuvo a cargo del arquitecto Francisco Graña Garland.


Simultáneamente, don Manuel Solari Swayne, Zeñó Manué, en ese entonces cronista taurino del diario El Comercio y peruanista de reconocida importancia, propuso la creación de la Feria del Señor de los Milagros que a la postre le dio aun más realce y prestigio internacional a la fiesta de los toros en el Perú.

Por su ruedo han pisado la grandes luminarias del toreo como Juan Belmonte, José Ortega Gómez, 'Joselito', Rodolfo Gaona, Manuel Rodríguez 'Manolete', Antonio Ordóñez, Santiago Martín,  'El Viti', Manuel Benítez 'El Cordobés', Francisco Rivera 'Paquirri', Paco Ojeda, José Mari Manzanares, entre otros.

Fue declarada monumento histórico nacional en 1972 y patrimonio cultural de la humanidad por la Unesco en 1991 por formar parte del casco histórico de la capital peruana. Ya en pleno siglo XXI, entre las actividades culturales que se prevé albergar durante todo el año, además de los toros, están los conciertos musicales, festejos de caballos peruanos de paso y danzas tradicionales andinas como la de las tijeras, populares en Huancavelica y Ayacucho.

Más allá del modelo comercial que adopte la administración de la plaza, solo una decisión firme y una acción eficaz y conjunta de las Municipalidades de Lima, del Rímac, del Ministerio de Cultura y de las demás instituciones nacionales competentes, podrá permitir a la secular plaza de Acho emerger del deterioro del barrio colonial que la rodea y mantener su prestigio por otros 250 años, o más.

0 COMENTARIOS / :

Publicar un comentario

* No se publicará comentarios ofensivos. Este no es un espacio para hacer propaganda contra la tauromaquia.

ARCHIVO (Todos los artículos)

Related Posts with Thumbnails