domingo, 17 de enero de 2016

VIDEO: Fortes volvió a torear en la misma plaza, con el mismo traje y la misma ganadería de su brutal cornada


El malagueño se ha probado a puerta cerrada, pero con decenas de invitados en Vitigudino, donde un toro estuvo a punto de acabar con su vida

EFE/ABC. El torero malagueño Sául Jiménez Fortes ha querido probarse física y emocionalmente en la plaza de toros de Vitigudino (Salamanca), el coso donde el pasado 16 de agosto sufrió una brutal cogida, en la que el pitón de un astado le atravesó el mentón y le llegó a la base del cráneo.

Lo que puede ser un día más en la carrera de un torero, encerrarse con dos toros y matarlos a puerta cerrada, ha sido para Fortes "uno de los días más importantes" de su vida, ya que se ha encerrado con presencia de público en la plaza de toros de Vitigudino.



Se ha enfrentado a toros de la misma ganadería que los del 16 de agosto, de Orive (Salamanca), y se ha enfundado el mismo traje de luces que el fatídico día. Reconoce el matador, tras dar muerte a los dos astados de Orive, que salió con tensión, ya que "no es lo mismo a puerta cerrada que con público".

También ha explicado en declaraciones a los periodistas que sintió "un poco de vértigo" en momentos previos cuando se ponía el traje de luces o cuando salió al mismo ruedo que le cortó de raíz la temporada y en el que se temió por su integridad física.

Jiménez Fortes se ha vuelto a meter en el traje de la cornada (Foto:@LuisMR_66)
Con el primer toro, todo fue mucho más fácil, ya que el "cuatreño" se dejó, embistió una y otra vez y permitió el lucimiento del mejor Fortes, el que se pone en lugares prohibidos y con "arrimones" que dejan al respetable sin aliento.

El segundo toro fue otro cantar, mucho más complicado, un toro muy peligroso, que se quedaba a medias y que no tenía una embestida homogénea, informa Efe. A la hora de matar, se notó en ambos casos que Jiménez Fortes tiene que coger el sitio, después de tanto tiempo de inactividad.

El objetivo se cumplió, con un toreo que evoluciona día a día y al que le irá dando "mayor perfección", como ha explicado el malagueño. Desde que sufrió la grave cornada el pasado 16 de agosto, Fortes ha confesado que evoluciona "día a día y paso a paso: desde tener que aprender a hablar, comer el primer yogur, ponerme bien físicamente y volver a coger por primera vez la muleta", ha dicho.

ESPANTO. Dos toros destrozaron el cuello de Fortes el 2015. Foto de la cogida de agosto en Vitigudino 
Su objetivo más inmediato y donde tiene puesta la cabeza es en el 25 de febrero próximo, ya que es la fecha oficial de su reaparición en uno de los primeros festejos de la temporada, en la madrileña plaza de Vistalegre, donde está anunciado en mano a mano con el matador David Mora, quien también regresa tras más de año y medio de haber sufrido un cornadón.

Tal es el apego que ha cogido a la localidad de Vitigudino que, incluso, los aficionados de esta villa de 3.000 habitantes fletarán un autobús para irlo a ver el día de su reaparición. Incluso, la organización de la Feria de Agosto de Vitigudino ha iniciado conversaciones con el entorno del torero para que vuelva a lidiar en esta plaza el próximo mes de agosto.

0 COMENTARIOS / :

Publicar un comentario

* No se publicará comentarios ofensivos. Este no es un espacio para hacer propaganda contra la tauromaquia.

ARCHIVO (Todos los artículos)

Related Posts with Thumbnails